Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE LUNES, 3 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es ABC El rebaño de ovejas merinas que ayer cruzó el centro de Madrid sorprende a curiosos y turistas, que no dejaron de fotografiar esta infrecuente estampa rural en las calles de la capital EFE La trashumancia pasa por Madrid Tráfico fluido en Alcalá Madrid siempre es Madrid reconocía ayer, con cierto respeto y miedo escénico, similar al que se puede sentir en el Bernabéu o en la plaza de Las Ventas cuando llega San Isidro, el ganadero Elías González García. Su rebaño, formado por 2.000 ovejas merinas, cruzó el centro de la ciudad. Elías venía con sus corderos desde Villar del Cobo (Teruel) y se dirige al valle de la Alcudia (Ciudad Real) En la Plaza Mayor, como mandan la tradición y la ley desde principios del siglo XV, pagó cien maravedís, simbólico tributo que, además de atajar, permite al ganadero aragonés reivindicar las cañadas reales por las que transcurría la trashumancia, un patrimonio natural casi perdido por el desarrollo urbano. El propio secretario general de Agricultura y Alimentación, encargado de cerrar el trato con el ganadero, le dio la razón. El valor medioambiental y cultural de la trashumancia es fundamental reconoció mientras las ovejas merinas enfilaban hacia Sol para DESPUÉS coger, todo recto, la calle de Alcalá. MADRID