Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 28.10.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.097 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 14442 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Nadie sin su amapola La flor roja que conmemora el final de la Primera Guerra Mundial es obligada estos días en la vida pública británica. Ministros y famosos la lucen con orgullo IGNACIO RUIZ- QUINTANO 28 Hoy se cumplen 6.018 años de la creación del mundo y 32 de la fundación del felipismo, anunciado urbi et orbi desde el Palace H La Reina de Inglaterra y el Duque de Edimburgo visitan el campo de amapolas en el foso de la Torre de Londres AFP LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES los 11 de noviembre, el día en que se firmó el armisticio, esta vez la flor se ha adelantado, porque debido al centenario se le ha dado más empaque a la efeméride. No hay ya figura públiue una carnicería de cua- ca en el Reino Unido que aparezca estro años, preludio de una tos días sin el distintivo rojo en el petodavía mayor, que arran- cho o en la solapa. caría 21 años después y se En el foso de la Torre de Londres un vería agravada además escultor ha instalado 888.246 flores de por el inenarrable hito cri- cerámica, una por cada muerto britáminal del Holocausto. En 1914 los de- nico. Una instalación sobrecogedora, cadentes imperios europeos se enzar- que ha visitado ya la Reina Isabel. Cada zaron en una guerra absurda, cebada una de esas amapolas se venderá a 20 por el nacionalismo y un inextricable libras y lo recaudado se destinará a hilo de alianzas. Aunque las cifras di- obras de caridad. La semana pasada, fieren, se calcula que murieron diez la rubia cantante soul Joss Stone acommillones de soldados. Combatieron pañó a las tropas en una parada militropas de 70 países. Aletar en el centro de LonEn el foso de la mania y Rusia perdieron dres, en recuerdo al soldos millones de hom- Torre de Londres dado desconocido. Stone, bres cada una; Francia, se han instalado que perdió a su abuelo 1,4; los países de la en los campos de batalla 888.246 flores, Commonwealth sufriede Francia, recordó que una por cada ron 1.117.077 bajas. británico caído a veces no reparamos Este año se cumple un en que somos una geneen la guerra siglo del inicio del conración que no hemos visflicto. En el mundo anto la guerra y elogió a glosajón se recuerda a los caídos con unos solados increíblemente bravos una flor en la solapa, una amapola roja de tela o de cerámica, omnipresente En los campos de Flandes todos los meses de noviembre en unos La Primera Guerra Mundial es tristepaíses orgullosos de su historia y que mente célebre porque se estrenaron cultivan la memoria y el patriotismo. las armas químicas y por la llamada Aunque el Día del Recuerdo la jor- guerra de trincheras con el frente nada oficial de la amapola, se celebra estancado durante meses en los loda- F zales de Europa. Antes del conflicto, en Flandes crecían pocas amapolas. Pero florecieron en las extensiones desoladas de los campos de batalla. En 1915 el teniente coronel médico canadiense John McCrae Alexander escribió su poema En los campos de Flandes publicado en la revista Punch En los campos de Flandes las amapolas se agitan entre las cruces, hilera a hilera, que marcan nuestro lugar; y en el cielo las alondras todavía cantan con bravura Los versos se hicieron célebres en todo el mundo. Al otro lado del Atlántico, una maestra estadounidense, Moina Michael, contestó al médico con otro poema, Mantendremos nuestra fe e inició una campaña para que la amapola pasase a ser el símbolo en memoria de los muertos. En 1921, el Reino Unido y Australia adoptaron la idea e instituyeron el Día del Recuerdo con la idea de recaudar fondos para los veteranos, que pasaban muchas penurias en una Inglaterra con la economía hecha trizas tras el tour de force militar. Hoy apenas quedan veteranos de la Primera Guerra Mundial, aunque estos días todavía asoman a las televisiones nonagenarios y algún centenario vivarachos y con sus medallas. Pero el recuerdo perdura. La evocación del heroísmo manso de los de abajo y el delirio belicista de quienes ocupaban los palacios del poder. oy, 28 de octubre, se cumplen 6.018 años de la creación del mundo (según las famosas cuentas de Userio, cardenal mayor de San Patricio) y 32 de la fundación del felipismo, anunciado urbi et orbi desde un balcón del Palace. Iban a devolvernos (fue su promesa de descamisados en aquel balcón) hasta Gibraltar. Para esquivar a los geólogos, que sostienen que el mundo tiene más años de los que le echaba el cardenal, los fans de Userio inventaron que Dios creó el mundo en el 4004 a. C. pero que dejó signos engañosos de mayor antigüedad a fin de poner a prueba la fe del hombre. Y para esquivar a la teoría, que sostiene que el socialismo viene a socorrer a los pobres, los fans de Felipe González inventaron que la pobreza imposibilita la generosidad, y montaron un régimen para hacerse ricos que parecía una carrera de sacos: de la ferretería del suegro de Vera, el aparejador de Interior, a la cantina de la madre de Villa, el sindicalista de Rodiezmo, pasando por lo que Ullán llamó la fotogénica cucaracha hinchable con la que más gozaba Roldán El día que nos vayamos, a España no la va a conocer ni la madre que la parió avisó el hermano de Juan Guerra. Sería su único acierto, si hoy pusiéramos el Registro de la Propiedad a fecha de 28 de octubre de 1982, jueves Si hoy es jueves, esto es Bélgica Felipismo es nuestro sistema electoral proporcional, que, a beneficio de nacionalismos periféricos, Felipe González impuso a Fraga, más viajado y más demócrata (de intelecto, no de carácter) que tenía en la cabeza (la cabeza en la que cabía el Estado, aquel Estado) el sistema mayoritario. Felipismo es Felipe González diciendo ahora que lo de Pujol no le parece corrupción, sino una operación de cobertura hacia los que tiene debajo los chiquillos, como el cazador de Atapuerca cuando salía al campo por un praeovibos priscus (antepasado del buey almizclero) para la cena. Felipismo fue acostumbrarse no ya a vivir al día, sino a vivir al día siguiente.