Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 CULTURA MARTES, 28 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es cultura ABC El refugio del führer y el de la RDA Hitler El dictador nazi aparece en esta imagen en los días finales del Reich, asomado a la puerta del búnker donde tenía su centro de mando, en el que se acabó suicidando Mando blindado En la RDA también se construyó un búnker desde el que proteger la cúpula del régimen. Estuvo en funcionamiento hasta los años setenta y ahora es también un museo. El búnker de Mussolini en Roma se abre al turismo El alcalde de la Ciudad Eterna declara que con la apertura del refugio se pretende mantener viva la memoria ÁNGEL GÓMEZ FUENTES MADRID segundo búnker antiaéreo. Se comenzó a construir otro a 6,5 metros bajo tierra, con muros de 4 metros de grosor y 6 en la parte alta, con paredes en forma de cilindro. Hubiera sido un refugio capaz de soportar un ataque atómico. Máscaras antigás El refugio tenía filtros y muros para soportar ataques con gas y bombardeos aéreos or primera vez se abre al público el original búnker del dictador Benito Mussolini en su residencia de Villa Torlonia, en el centro de la capital italiana, donde vivió desde 1929 a 1943. Se trata de un pequeño espacio de unos ochenta metros cuadrados, con apenas un par de nichos para colocar un escritorio, y equipado con teléfono, puertas antiguas y un sistema de ventilación para garantizar oxígeno a 15 personas de tres a seis horas. Estaba reservado para uso exclusivo de Mussolini y su familia. Después de los bombardeos de Tu- P rín, Milán y Génova en octubre de 1942, Mussolini decidió construirse un búnker que resistiera las bombas más pesadas y eventuales ataques con armas químicas. Para resistir a las bombas, se dotó al refugio de un muro de cemento de 1,20 metros de grosor, mientras las gruesas puertas metálicas aislaban de posibles ataques con gases. En las excavaciones salieron a la luz ánforas romanas, restos de esqueletos y fragmentos de mármol, entre ellos una lápida funeraria. Este espacio ya existía en las viejas bodegas de vino de la familia Torlonia, a la que el líder fascista alquiló la villa por una lira al año convirtiéndola en su residencia. Este refugio de Villa Torlonia era modesto y no muy seguro. Por eso Mussolini decidió que se realizara un Nacionalismos El alcalde de Roma, Ignazio Marino, miembro del Partido Democrático, de centro izquierda, ha manifestado que el búnker se abre al público para mantener viva la memoria: Nos recuerda lo importante que es cultivar la memoria, incluso en Europa que gracias a Dios ha superado los nacionalismos que condujeron a las guerras Mussolini nunca llegó a utilizar el búnker. Sentía que una vez acabado aquel refugio habría sido completamente inútil escribió el líder fascista en sus diarios. La restauración de estos refugios los hace interesantes, porque hacen reflexionar sobre el horror de la guerra y la dictadura del Duce. Modesto tamaño Era pequeño, solo apto para su familia, por eso más tarde mandó construir otro mayor