Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 CULTURA MARTES, 21 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es cultura ABC El verdadero Tutankamón: fruto de un incesto y con desajustes hormonales Una nueva investigación reconstruye su imagen, con graves malformaciones, y descarta que fuera asesinado LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES T utankamón fue un faraón menor, que gobernó Egipto durante un corto tiempo en el siglo XIV antes de Cristo. Pero seguimos hablando de él con fascinación, debido a que la suya fue la única tumba del Valle de los Reyes que llegó al siglo XX sin ser saqueada. El arqueólogo inglés Howard Carter la descubrió en noviembre 1922, cerca de Luxor. El túmulo ha aportado muchísima información crucial para comprender cómo era una de las civilizaciones más adelantadas y admiradas de la historia, su sistema de poder, el culto esmerado que recibían los muertos más ilustres. Una nueva investigación, auspiciada por un documental de la BBC que se emitirá el próximo domingo, refuta la hipótesis tradicional de que el joven faraón, que murió con solo 19 años, fue asesinado. Aunque las causas concretas del óbito se desvelarán en el programa, los investigadores han adelantado que atienden a su mala salud congénita, debida que era el hijo de un incesto y presentaba muchos problemas hormonales y algunas malformaciones. Los nobles egipcios pensaban que la consanguineidad era el mejor modo de preservar la pureza y salubridad de la especie, pero hoy sabemos que ocurre justamente lo contrario. Una autopsia virtual, realizada por el investigador italiano Albert Zink, del Instituto de Momias y el Hombre de Hie- lo, reconstruye en 3 D la supuesta imagen real del faraón, que ha resultado muy poco esplendorosa. Zink y su equipo han sometido a la momia a dos mil escáneres informáticos. Además han trabajado con test de ADN y estudiado las líneas genéticas familiares. El resultado tiene poco que ver con la imagen magnificente que nos ha transmitido su conocidísima máscara funeraria dorada y azul. El Tutankamón que aquí emerge tiene caderas femeninas y un pecho más cercano al de una mujer que al de un hombre. El pie izquierdo es zambo y se cree que le pudo ocasionar molestias muy dolorosas durante su corta vida. En su tumba se encontraron 130 bastones que lo ayudaban a caminar. Hipótesis descartadas Durante un tiempo se pensó que Tutankamón podía haber muerto en un accidente, conduciendo un carro durante una carrera. Pero el estado de su pie lo incapacitaría para una competición tan exigente. Otras hipótesis habituales eran que hubiese sido asesinado, o sucumbido víctima de una misteriosa enfermedad. El homicidio se descarta totalmente, porque todas las aparatosas fracturas que presenta el cadáver son posteriores a su muerte, excepto una rotura en el fémur encima de la rodilla, que se habría producido poco antes de su fallecimiento. El equipo de Carter, muy poco pulcro y bastante pirata, maltrató el cadáver para separar los tesoros que lo recubrían. El agujero del cráneo, descubierto en una exploración con rayos X en 1968, Recreación virtual de cómo habría sido Tutankamón de cuerpo entero FOTOS: BBC A la izquierda, recreación virtual del rostro del faraón niño. A la derecha, su máscara funeraria hallada por Howard Carter en su tumba