Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 21 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es economia ECONOMÍA 31 Impacto de la nueva regulación PAGO IRPF AHORA Piso comprado en 1978 por un millón de pesetas (6.000 euros) y vendido por 120.000 A PARTIR DE 2015 6.595 45.483 0 16.675 0 367 0 26.240 72.800 4.280 56.480 2.080 940 0 Vivienda adquirida en 1989 por dos millones de pesetas (12.000 euros) la vende por 320.000 ta de vivienda usada a partir del segundo año de la compra, ya fueron eliminados con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2006. Entonces se mantuvieron para los que adquirieron su casa antes de 1995. Por ello, desde el departamento dirigido por Cristóbal Montoro entienden que este régimen era transitorio y que con su eliminación se iguala el tratamiento fiscal de todos los contribuyentes y no se genera inseguridad jurídica La mayoría de expertos consultados también se opone a la supresión de ambas bonificaciones fiscales, sobre todo en el caso de la corrección monetaria, ya que penaliza al ahorro y desanima a la inversión. En este sentido, Hacienda justifica el fin de esta bonificación fiscal por la baja inflación actual. Casa comprada en el año 2000 por 120.000 euros se vende ahora por 140.000 Excepciones a la norma Eso sí, el actual proyecto de ley de reforma fiscal mantiene algunas excepciones. No tributarán los contribuyentes mayores de 65 años que vendan su vivienda habitual ni aquellos que utilicen la plusvalía para la reinversión en otra casa en la que residan. Asimismo, la rebaja de tipos en el IRPF, se defiende Hacienda, puede compensar e incluso beneficiar a aquellos que compraron su vivienda hace dos o tres años en el más que improbable caso de que sus viviendas se hayan apreciado bastante en este periodo. Ante el inminente castigo fiscal, las transacciones de pisos de segunda mano se dispararon un 22,6 en agosto respecto al mismo mes de 2013, pese a que las operaciones en apartamentos nuevos, a los que no afecta la reforma fiscal en este punto, se hundieron un 17 durante el mismo periodo. En conjunto, según el Consejo General del Notariado, las ventas de viviendas aumentaron un 13,9 en el octavo mes del año y los precios bajaron un 8,6 una tendencia que podría ir a más hasta final de año. Una madre compra una casa en 1984 por 60.000 euros y se la dona a su hijo (valor actual: 300.000) Adquiere una vivienda en 2007 por 120.000 euros, la vende por 130.000 euros Acciones compradas en 1991 por 300 euros y vendidas por 5.000 euros Si se reinvierte una plusvalía de 200.000 euros en vivienda habitual REUTERS REGISTRO DE ECONOMISTAS ASESORES FISCALES (REAF) Y PISOS. COM Videoanálisis de la oposición a la subida de impuestos Justos por pecadores J. M. MOLLINEDO SECRET. GRAL. TÉCNICOS DE HACIENDA Implantación progresiva RUBÉN GIMENO DTOR. ESTUDIOS DEL REAF Más carga fiscal HELENA MERENCIANO SOLCHAGA RECIO ASOCIADOS L a medida supone un reconocimiento implícito de la debilidad de la Agencia Tributaria, que es incapaz de averiguar el precio al que se vende una vivienda entre particulares, una operación nada sofisticada que normalmente conlleva un préstamo hipotecario por parte del comprador. La supresión de los coeficientes de abatimiento y de corrección monetaria supone hacer pagar a justos por pecadores, en el sentido de que los contribuyentes que pagaban sus impuestos por este tipo de operaciones tendrán que abonar a partir de enero alrededor de un 21 más. El sistema de coeficientes tendría que mantenerse aunque quizás más simplificado. n cuanto al fin de los coeficientes de abatimiento, si bien era un regimen transitorio su supresión inminente defraudará expectativas de venta en casos en los que se esperaba reducir la factura fiscal. Sería preferible, por ejemplo, implantar la supresión de manera progresiva. En 2006, la reforma fiscal de José Luis Rodríguez Zapatero ya cambió la ley para acabar con los coeficientes de abatimiento aplicados hasta entonces. La eliminación de la correción monetaria, por su parte, afecta a todas las viviendas. Como fuere, el fin de ambas bonificaciones, supondrá un alza brutal de impuestos y castigará a todo tipo de rentas. E L a supresión de estos coeficientes prosigue en la línea de disminuir las bonificaciones fiscales en el IRPF que hasta ahora primaban la compra de vivienda frente al alquiler. Esta medida puede valorarse positivamente ya que profundiza en el necesario objetivo de la neutralidad fiscal en el tratamiento de la vivienda en el IRPF. Además, contribuirá aunque de manera marginal, al control del déficit. Pese a que los tipos del IRPF bajarán en 2015, puede preverse que en general esta reducción no compensará la mayor carga fiscal para aquellos contribuyentes que consigan vender una vivienda antigua a partir del próximo año.