Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 INTERNACIONAL MARTES, 21 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Barroso se enfrenta a Cameron por su plan de cupos de inmigrantes de la UE El presidente de la Comisión avisa a Londres de que la medida sería ilegal y Cameron, con urgencias electorales, le replica que su jefe no es Bruselas LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES P ese a haber superado el trago del referéndum escocés, David Cameron, que ha cumplido este mes 48 años, no tiene nada claro que pueda continuar viviendo en el número 10 de Downing Street tras las elecciones del próximo mayo. Y eso a pesar de que está firmando un excelente ejercicio económico, con un crecimiento del 3,1 que es la envidia de Europa, y el paro por debajo del 6 un panorama que no se disfrutaba desde los días previos al cataclismo subprime. Las últimas encuestas sitúan por delante a los laboristas, con un 32 de los votos, a pesar de tener un líder que suscita tan pocas simpatías como Ed Miliband; los conservadores recibirían el 28 el emergente UKIP, el 19 y los liberaldemócratas del vicepresidente Clegg se despeñan a un 8 ¿Cuál es el problema de Cameron? Resulta evidente: se apellida Farage, el dicharachero líder eurófobo del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP) que está cogiendo la ola buena a lomos de un discurso anti inmigración y populista, a veces incluso populachero. Cameron lo sabe y ha llegado a la conclusión de que la única manera de parar a Nigel Farage es empuñar sus propias armas: la bandera contra Bruselas, que también conecta con esa pretensión de orgullo imperial tan inglesa; sobre todo en un momento en que contemplan desde la atalaya de la prosperidad cómo se estancan Francia, Italia y Alemania. gana los comicios a finales del 2017 organizará un referéndum sobre la continuidad o no del Reino Unido en la UE. Pero los nuevos controles de la inmigración son un claro guiño a los votantes de UKIP, que hace dos semanas, en unos comicios locales adelantados, consiguió entrar en el Parlamento de Westminster por primera vez, arrasan- do a los tories en uno de sus feudos. El próximo 20 de noviembre se celebran unas nuevas elecciones adelantadas, en Rochester y Strood, en las que compite un tránsfuga del Partido Conservador que ha pasado a UKIP. En filas tories se murmura que perder ahí sería una bomba nuclear de cara a las generales de dentro siete meses. Por eso Cameron se disfraza de Farage (sin pintas, versión Eton y Oxford, eso sí) Cruce de golpes Pero el cupo contó ayer con una rotunda voz en contra, y desde el propio corazón de Londres. Durao Barroso, que a finales de mes deja la presidencia de la Comisión Europea y se permite el lujo de hablar claro, condenó los planes de Cameron en una entrevista estelar en la BBC y en un bolo en un importante centro de pensamiento: No se admitiría un límite arbitrario a la entrada de ciudadanos de la UE. Eso puede ser ilegal advirtió Barroso, que recordó que la libre circulación es un principio consagrado por el tratado de Roma, un pilar fundacional de la Unión. El político portugués advirtió a Cameron que puede ofender a otros socios. Inspirado y libre, hasta parafraseó una famosa canción de The Beatles, With a little help from my friends ¿Podría el Reino Unido conseguirlo ir bien sin una pequeña ayuda de sus amigos? Mi respuesta es no Por un período limitado El primer ministro anunció este domingo, a través de una filtración al Sunday Times que quiere poner cuotas a la entrada de inmigrantes no cualificados procedentes de la UE, en especial de los países de reciente incorporación. La fórmula es que se les concedería número de afiliación para trabajar en el país solo por un período limitado, a fin de que no se hagan acreedores de todos los derechos de ciudadanía y beneficios sociales. Los conservadores no han aclarado todavía cómo establecerán ese cupo, pero afirman que darán a conocer los detalles antes de Navidad. Cameron ya ha prometido que si Las cifras del debate 243.000 Es el saldo neto de inmigrantes registrado en el Reino Unido de marzo de 2013 a marzo de 2014 100.000 Es la cifra máxima de inmigrantes al año que estudia imponer el Gobierno de Cameron 2015 En mayo del año que viene se celebrarán las elecciones legislativas en el Reino Unido