Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA MARTES, 21 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es españa ABC Susana Díaz PRESIDENTA JUNTA ANDALUCÍA Apoyo a Pedro Sánchez todos los días, pero cuando no comparta algo también lo diré Él es autónomo para tomar decisiones y yo también para decirle: esto no me gusta Se puede respetar la singularidad catalana si no genera desigualdad entre los españoles El federalismo asimétrico no me gusta, suena a desigualdad advierte la presidenta andaluza al PSC La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en el Real Alcázar de Sevilla JUAN FLORES Primer aviso del PSOE a Sánchez Tres meses después de auparle al liderazgo, Susana Díaz carga contra sus ocurrencias y la política territorial del partido, y avisa: seguirá hablando GABRIEL SANZ MADRID C umplidos los cien días de gracia que se dan a todo el que llega a un cargo, máxime si es de tu partido, Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, cree llegada la hora de criticar abiertamente lo que no le gusta de Pedro Sánchez: su sobreexposición mediática intervención en el programa Sálvame incluida que le ha obligado a rectificar mucho de lo dicho en estos tres meses; lanzar propuestas no debatidas internamente, como los funerales de Estado para víctimas de la violencia de género, que luego hay que retirar por irrealizables... Y, por encima de todo, a Díaz no le gusta que Pedro Sánchez siga sin poner freno a la deriva territorial de un PSOE arrastrado por el discurso nacionalista del PSC. Desde el principio, tras retirarse de la carrera por la Secretaría General del PSOE, su decisión de aupar a Sánchez llevaba una condición no escrita: la política territorial pasaba a control del socialismo andaluz para equilibrar, precisamente, los excesos del PSC tolerados por Alfredo Pérez Rubalcaba y antes por José Luis Rodríguez Zapatero. Ejemplo: haber reconocido que Cataluña es una nación aunque solo sea en el preámbulo del Estatuto de Cataluña. No es baladí, en este sentido, que la Secretaría de Política Federal de la Ejecutiva, así como la portavocía en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, hayan recaído en la mano derecha de Díaz, el diputado Antonio Prada. Como no lo es, tampoco, la batalla que dio ella en el congreso socialista de julio para hacerse con la Presidencia del Consejo Político Federal. Un episodio que obligó a Sánchez a descabalgar de la misma después de habérsela prometido al otro gran barón socialista, el presidente asturiano, Javier Fernández, con gran enfado de éste. Malestar con Meritxell Batet La presidenta andaluza creía tener el asunto territorial bajo control. Por eso, según ha podido saber ABC, no le gustó nada lo que oyó de la Secretaria de Estudios y Programas de la Ejecutiva, la diputada del PSC Meritxell Batet, en la rueda de prensa del pasado 22 de septiembre. Preguntada por si el PSOE estaría dispuesto a reconocer a Cata- luña como nación en una reforma constitucional, Batet dio por hecho que sí porque ya lo votó en el Congreso y en el Senado cuando se incluyó en el preámbulo del Estatuto de Cataluña. Esa será la opinión de Meritxell Batet dicen a este periódico fuentes del entorno de la presidenta andaluza, quien ya ha advertido que no transigirá con un federalismo asimétrico que suena a desigualdad A partir de ahora se sentirá libre para criticar lo que no me guste lo cual no implica que le esté moviendo la silla al secretario general. No obstante, la política socialista con mayor mando en plaza se resiste a decir si apoyará al secretario general en las primarias para la Presidencia del Gobierno, el 26 de julio de 2015. Ya veremos cuando llegue el momento reiteró ayer, dando así pábulo a quienes ven factible su salto a la po- lítica nacional si Pedro Sánchez termina fracasando. Desayuno el 29 en Madrid Casualidad o no, estas palabras de la líder andaluza a las que seguirán otras, porque el miércoles 29 de octubre protagonizará un esperado desayuno informativo en Madrid llegan cuatro días después del aldabonazo que dio Felipe González, el jueves pasado, en Casa de América durante el acto de conmemoración del 40 aniversario del congreso de Suresnes; acto en el que no estuvieron ni Susana Díaz ni Alfredo Pérez Rubalcaba. El expresidente del Gobierno aseguró, bajo la atenta mirada de Pedro Sánchez, que ve al PSOE distraído y le urgió a que presente cuanto antes un proyecto claro y con vocación de mayorías si no quiere sucumbir bajo el tsunami que empieza a representar Podemos. En la misma línea se manifestó el exvicepresidente Alfonso Guerra: No hagamos política de goteo. Necesitamos un proyecto autónomo, que no mire de reojo a otros sino que ilusione a los españoles Diversas fuentes consultadas por ABC coinciden en que la EjecutiEFE Sánchez, en el congreso del PSOE de C. y León