Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es madrid MADRID 113 ISABEL PERMUY calle Toledo. Entre los tenderetes de ropa, bolsos y fundas de móviles, los ojos solo ven las gigantescas catanas que exhibe Juan José Cuadrado. Sus artículos comprenden desde cuchillos fabricados con astas de carneros hasta sables samuráis, pasando por dagas de formas y tamaños imposibles. Tengo una clientela fiel y exigente, suelen ser coleccionistas que tienen centenares de espadas de modelos únicos en su casa. Aún así, ironías de la vida, lo que más demanda tiene entre el público general, sin duda, son los cortaúñas cuenta Cuadrado. Hace 30 años que el madrileño se embarcó en este negocio que compagina con un empleo de informático de lunes a viernes. No es el único que brega con entidades tan dispares como las espadas y los códigos binarios. James Bland y Álvaro Vaca estudian un Grado Superior de Cocina y Gastronomía. Hace un año que su abuelo les cedió la licencia del puesto y vieron una oportunidad de oro. En su mostrador ofrecen los souvenirs más representativos de la España de los tópicos turísticos: toros con banderillas, capotes de todos los tamaños, delantales de volantes, figuritas de flamencas, bufandas de los equipos de fútbol locales, imanes con la imagen del Oso y el Madroño, botas de vino, mantones de Manila... Un reclamo directo para los visitantes extranjeros. Los rusos se dejan cientos de euros. Todos quieren llevarse el toro y las bufandas del Real Madrid comenta Vaca. Para nosotros es un ingreso extra que nos permite pagarnos la FP dice sin dejar de percutir unas castañuelas decoradas con lunares, su otro producto estrella. Si no nos cogen en Masterchef, siempre nos quedará esto bromea Bland. Para ellos se trata de un ingreso ex- hijo y nieto de relojeros. Tras 25 años tra, pero para Natalia Flores y su her- al frente de una joyería, ahora trata de mano es el único. Mi abuelo comen- inculcar su vocación por la mecánica zó con el puesto, que después regentó a su hijo de 9. En el Rastro puedo venmi padre y ahora nosotros. Al princi- der otro tipo de productos que en mi pio no teníamos intención de seguir, tienda no tienen cabida admite. Sopero el paro me obligó a mantenerlo lemos adquirir lotes que se venden en relata. La belleza y singularidad de las mudanzas. Me encanta descubrir qué placas de cerámica que replican los guardan. A veces he encontrado cuacarteles antiguos de las calles madri- dros valiosísimos dentro de un paqueleñas explica por qué se forma una fila te que compré por una ganga; otras, nos intentan colar bocetos que son de tan larga en su quiosco. A partir de las once de la mañana el antes de ayer como si fueran obras de hervidero de paseantes, compradores arte del siglo XVIII. Hay que entender y curiosos es tal que los vendedores de esto, porque no te puedes fiar recurren a eslóganes pegadizos repeSin regateo tidos a voz en grito para captar su Su muestrario incluye relojes atención. Sin embargo, a Julio de bolsillo que él mismo Martínez no le hace falta. restaura, cubertería, joSus cactus se venden yas, monedas de la époprácticamente solos. ca de Isabel II, marcos, A juzgar por el fulmaquetas de veleros gor de sus ojos, Julio montadas a mano, Martínez, Cactus -conchas, fósiles, minecomo le gusta que le rales, cámaras Leica... llamen- -podría ser un Un popurrí tan amplio niño, pero tiene 72 años. que contrasta con la esSu afición por estas planpecialización de José Bertas espinosas le llevó a rezal. En la esquina de la cacorrer el país en busca de Cuberterías lle Carnero con Ribera de las variedades más pecua granel curtidores, Berzal y su liares. Muchos buscan mujer levantan cada seSu pasión por esta espiezas descabaladas mana el único puesto que pecie del desierto es tal de una antigua vende gomas elásticas. que decidió abandonar su cubertería. Seguro Las hay redondas, planas, trabajo en una aerolínea que la encuentran gordas, finas y de todos para dedicarse a ello a pleaquí los colores. Son conocino rendimiento. Hace 42 dos por sus tirachinas caaños que tomó aquella decisión y, desde entonces, su fama se ha seros. El Rastro se ha profesionalizaconsagrado sin otra publicidad que su do, y ya no es tan rentable. El regateo entrega y el récord de brindar al pú- casi no se da porque se han ajustado blico unas 700 ejemplares distintos de mucho los precios y ahora se fija una cactus donde elegir. Mi truco reside cantidad estable lamenta. Pese al devenir del tiempo, la fama en sembrar en los clientes la semilla de la pasión por estas plantas. Les ex- internacional del Rastro no hay guía plico cómo cuidarlas y a la semana de viaje que no lo mencione le empavuelven a por más explica sonrien- renta con otros zocos como el Waterte. Superada con creces la edad de ju- looplein de Ámsterdam, el de Portobilación, el retiro es para él casi un cas- bello de Londres o el de Porta Portese tigo. ¿Jubilarme? ¿Yo? Nunca. Este de Roma. El Fary vendió aquí sus no es mi trabajo, es mi pasión. Por eso, discos cuando comenzó su carrera; me gustaría que alguien continuara Diego El Cigala cantó de niño en sus con el negocio cuando yo no pueda. bares, y Pedro Almodóvar rodó en sus Eso sí, tiene que ser una persona que calles El laberinto de pasiones Sin duda, sigue siendo un monumento vivo ame lo que hace El relevo generacional no parece ser al comercio de todo lo vendible y lo inun problema para David Salazar. Él es vendible.