Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 53 na, responsable de más de 8.000 muertes. Con una gran combinación de carisma, bonhomía, diplomacia y, sobre todo, sobornos, Schindler fue manipulando a Göth para salvar tantos judíos como pudo. Otros ángeles salvadores Arístides de Sousa (portugués) y el madrileño Eduardo Propper de Callejón fueron otros dos diplomáticos cuya conciencia se impuso a sus ideales y repartieron en Burdeos miles de visados para que los judíos llegasen a la neutral Portugal. Ambos han sido reconocidos, al igual que Briz, Wallenberg y Schindler, como justos entre las naciones. Ángel Sanz- Briz fue un diplomático español al que Hollywood no ha reconocido, pero cuya labor fue igualmente admirable. Concedió- ilegalmente- 5.000 pasaportes españoles a judíos húngaros que pudieron salvar la vida de este modo. Una esposa heroica Hay grandes discrepancias entre la historia narrada en la película y la realidad. No en el fondo, sino en la forma. Los rescates no tuvieron lugar en una única y emocionante escena final, sino a lo largo de varios meses y con operaciones rocambolescas y complejas que ocuparían un espacio del que no disponemos. Pero la esencia es la misma. Schindler fue arrestado varias veces, puso en peligro su vida y sobre todo, lo más doloroso para él se dejó toda su fortuna en sobornos. No lo hizo solo, no obstante. Emilie, la sufrida y humillada esposa, estuvo a su lado durante todo el proceso y fue tan responsable, heroica y abnegada como él. La cultura popular la ha dejado a un lado, pero no la historia. Ambos vivieron finales separados y amargos, sobreviviendo como pudieron tras la guerra, dependiendo de la caridad de los Schindlerjuden aquellos cuyas vidas protegieron. Quien salva una vida, salva el mundo entero, dice el Talmud. En el 40 aniversario de su desaparición, celebramos el corazón y el alma de quien fue capaz de salvar el mundo 1.200 veces. Poldek Pfefferberg Raoul Wallenberg diplomático sueco, corrió también grandes riesgos para otorgar centenares de pasaportes a judíos húngaros y detener deportaciones. En los últimos meses de la guerra llegó a amenazar a dirigentes nazis con la horca. fue uno de los judíos de Schindler y a quien debemos la historia de la hazaña del propio Schindler. Luchó durante años para convencer a varios cineastas de que rodasen la historia de su salvador. Fue una visita casual de Keneally a su tienda de maletas la que acabó dando origen a la novela que adaptaría Spielberg.