Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA DOMINGO, 19 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es españa ABC La delegación de la Generalitat de Cataluña en Londres ocupa uno de los edificios más antiguos en la zona más céntrica De los templarios a Samuel Pepys para llegar a Carod Rovira LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES D antes de ir perdiendo la vista, y que escribe con taquigrafía por seguridad. El cuaderno fue hallado en 1825 y una esde la superficie del Táme- vez descodificado y editado resultó un sis, de cara al viento, se sentía documento valiosísimo: uno de los homuno casi quemado por las chis- bres más lúcidos de su época contando pas anota en su diario secre- los avatares políticos y mundanos de to el político Samuel Pepys al final del primera mano, un testimonio único de verano de 1666. Está contemplando des- la vida en el siglo XVII. Está editado tamde el río el Gran Incendio de Londres, bién en castellano (Espasa, Renacimienque en cuatro días de furia, entre el 2 y to) y es lectura iluminadora, amenizael 5 de septiembre, destruyó cuatro quin- da con la sal de los avatares rijosos del tas partes de la City. Solo buen Pepys. Pero no todo murieron siete personas, es alegría de vivir: pasa por Actividad pero se perdieron el 80 de la cárcel, al verse enredado los hogares. Esa es la cau- La embajada en una intriga palaciega, y ocupa dos sa que en el centro de Loncontempla los horrores de plantas e dres se cuenten con los desu época, como cuando la incluye las dos de una mano los edifiepidemia de peste mata en cios anteriores a 1666. Pero oficinas de una seis meses a cien mil persohay uno que se salvó. Está nas en Londres. agencia de en el número 17 de Fleet En el XVIII la tasca recipromoción Street, antaño la calle de la be alguna que otra visita de prensa, de la que hoy solo otro Samuel, el formidable quedan los vestigios de los rótulos de crítico y lexicógrafo Dr. Johnson, que algunos viejos diarios en fachadas que dejó dicho: El hombre no ha inventapatrimonio obliga a mantener. Pero la do todavía nada que produzca tanta fecalle Fleet, entre la catedral de San Pa- licidad como una taberna En el XIX, blo y la gran corte de Justicia, mantie- el café comparte espacio con el museo ne nervio y fuste. La fachada del núme- de cera Mrs. Salmond Waxworks, muy ro 17 es una anomalía. Estética casi me- frecuentado por el niño Dickens. En 1908 dieval, vigas de madera negras en la el Ayuntamiento se hace con el edificio. fachada, ventanas de pequeñas vidrie- El final de la historia ya no es tan ilusras. Un lugar especial. Sobre su techo flambea una única bandera, muy poco reconocible para los ingleses: la senyera. La senyera ondea en el histórico edificio del número 17 de Fleet Street L. V. trado, emocionante y literario. En el 2008, Carod Rovira, hombre fuerte del tripartito catalán, viaja a Londres acompañado por 17 cargos para inaugurar la Delegación del Gobierno de Cataluña Chismorreos En 1610, la casa pasó a convertirse en la taberna Prince s Arms, en honor a la estancia del primer piso, que todavía hoy conserva uno de los pocos techos de la época jacobita. El nombre vino del chismorreo, que aseguraba que el príncipe, hijo de Jaime I, contaba allí un espacio de asueto y biológica expansión. Los historiadores lo han desmentido, pero ha quedado. En el siglo XVII la taberna pasa a llamarse The Fountain. Es una de las recurrentes de Samuel Pepys, alto funcionario del Almirantazgo, parlamentario, presidente más tarde de la Royal Society. Un ciudadano siempre amante de las dichas de la mundanidad: la música, el vino y las mujeres. Soy un espíritu abierto a todos los trabajos y a todos los placeres anota en el diario secreto que llevó desde los 26 a los 36 años, Templarios y enigmas La casa, conocida hoy como La Habitación del Príncipe Henry fue levantada en el siglo XII por los Templarios (en la imagen de la izquierda, caballeros templarios en Temple Church) La orden quedó prohibida en 1312 y los templarios desaparecieron en un suspiro, en uno de esos enigmas que alimentan las cábalas de la literaturilla a lo Dan Brown. Los Caballeros Hospitalarios ocuparon el número 17. Ya en el XIX, un café compartió espacio con un museo de cera, muy frecuentado por el niño Dickens (a la derecha, imagen del célebre escritor) para el Reino Unido e Irlanda, ubicada en el número 17 de Fleet Street, en uno de los edificios con más solera de Londres. En la excursión se gastan 15.200 euros. Remozar las oficinas cuesta 58.000. Según datos facilitados en el Parlamento catalán en 2008 a preguntas de PP y Ciudadanos, pues los actuales se niegan a desvelarlos, al alquiler anual supone 90.000 euros, el mantenimiento 22.800, y el sueldo del delegado, 87.596. La embajada ocupa dos plantas e incluye las oficinas de Acció, que es una agencia de promoción de las empresas catalanas; el ICEC, una agencia cultural; el Instituto Ramón Llull, y una oficina de turismo. El número de empleados no lo facilitan, pero en su página web se rastrean al menos ocho. Las actividades de la Delegación son representar a Cataluña, buscar oportunidades para sus empresas, y promocionar su cultura. El próximo miércoles, por ejemplo, Mas- Colell, el consejero de Economía de Cataluña Minister of Economy of the Catalan Government según las comunicaciones de la oficina) ofrecerá una conferencia en los Comunes, donde lo presentarán un diputado conservador,