Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 AFP El verdadero rostro de Podemos La purga preventiva JUAN PABLO COLMENAREJO Cuando los leninistas acabaron con los demócratas en la Rusia revolucionaria de hace un siglo, lo hicieron poniendo por delante la mayoría social frente a la mayoría política. Cuando el líder de Podemos, Pablo Iglesias, saca a pasear a la llamada mayoría social, hay que mirar a Lenin como fuente de inspiración y alimento intelectual de quien, además, acude al Marx de la Comuna de París de 1870 para cimentar su discurso con lo del asalto a los cielos El conducator el gran guía, fabricado como producto en estos comienzos del siglo XXI en las televisiones y en las redes sociales, arengó a las masas reunidas en el Palacio de Vista Alegre, 15.000 personas, recordando que el cielo no se toma por consenso, sino al asalto En el añejo coso taurino de Carabanchel se dedicó a torear con el pico de la muleta, mientras un público entregado le jaleaba el discurso contra los partidos de la casta junto con un cóctel de mensajes que, bien aliñados por la demagogia de la baratija y el elixir, aprovechan los errores y debilidades del sistema democrático para pintarlo como un desastre y hacer del actual modelo de libertades la leña de un árbol caído. El presunto debate interno en el grupo Podemos no es más que la justificación de la existencia de un líder máximo que no quiere ningún tipo de sombra a su alrededor. Es una purga preventiva para que nada se salga del redil. La envoltura de Podemos parece amable, porque necesita colarse entre la sociedad española con una solución que esconde las viejas recetas del intervencionismo y la supresión de derechos y libertades. Cuando se impide la entrada a un fotógrafo para hacer su trabajo, como se hizo ayer con ABC, sale a relucir el sectarismo mamado desde la más tierna de las infancias políticas. El control de la información y de los medios de comunicación está en el programa político de este grupo que añora una sistema parecido al de la prensa nacional del movimiento. Su discurso choca con el pluralismo y con todo aquello que desentone. El conductor Iglesias empieza a mostrarse ante la masa como lo que es realmente. En estos comienzos del siglo XXI, las sociedades democráticas deben regenerarse con más libertad, no con menos. En Francia ya asoman por un extremo, y en España o en Grecia por el otro, los que pretenden recrear un nuevo régimen para salvarnos a todos, otra vez, de los males del sistema democrático. Cuando Iglesias y su gente hayan despejado cualquier atisbo de discrepancia, se presentarán ante la sociedad española como realmente lo que son. Parece un discurso nuevo, pero es bastante conocido. Desde luego son muy antiguos en el discurso, pero muy listos en la puesta en escena, y empiezan a hablar del asalto con naturalidad. Arriba, Pablo Iglesias interviene en la asamblea de Podemos, a la que a Óscar del Pozo, fotógrafo de ABC (sobre estas líneas) se le negó la acreditación para realizar su tarea informativa