Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 13 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es cultura CULTURA 69 quia El Museo del Prado dedicará a finales de noviembre una exposición a los tapices de Goya, con los que inició su carrera como artista y le abrieron las puertas de la corte de Carlos III. En 2015, la National Gallery de Londres tendrá al aragonés como reclamo para conseguir adhesiones a su nuevo programa de membresía: ofrecerá la primera gran exposición dedicada a sus retratos. También en Londres, la galería Courtauld reunirá sus dibujos sobre brujería. Una de las obras del Metropolitan Museum más queridas por los neoyorquinos es el retrato Manuel Osorio Manrique de Zúñiga alrededor del cual el museo organizó la muestra Goya y la familia Altamira abierta hasta el pasado agosto. El cuadro, más conocido como El niño de rojo ha viajado ahora cuatro horas hacia el Norte para formar parte de la exposición en Boston. Chirino, un herrero honorífico en la Academia de Bellas Artes El gran escultor, elegido académico en febrero, leyó ayer su discurso La fábula del herrero JUAN CARLOS DELGADO MADRID En Hollywood Pero la fascinación por Goya va mucho más allá de las salas de los museos. El artista influye también a Hollywood. La película Mortdecai protagonizada por Johnny Depp y Gwyneth Paltrow, que se estrenará en febrero, gira alrededor de un marchante de arte que debe recuperar un Goya robado. En Trance de Danny Boyle, la trama también se articula alrededor de otro cuadro de Goya, Vuelo de brujas El pintor no es solo un artista moderno, es una referencia contemporánea. El escultor Martín Chirino ingresó anoche en la Real Academia de Bellas Artes, en una ceremonia en la que leyó su discurso La fábula del herrero El gran escultor español había sido elegido el pasado febrero miembro honorario de la corporación, a propuesta de los académicos Venancio Blanco, Juan Bordes y Francisco Calvo Serraller. A punto de cumplir noventa años, Chirino es el escultor español más reconocido internacionalmente. En su alocución, habló de los grandes forjadores de la historia del hierro: Julio González, a quien conoció en París, pero también de Malevitch, Mondrian, El Lissitzky y los constructivistas, sin olvidar a Gargallo, Gris y Brancusi, sobre cuyas propuestas reflexiona más a menudo en los últimos años. Martín Chirino hace su entrada, ayer en la Academia de Bellas Artes, entre Francisco Calvo Serraller y Venancio Blanco ISABEL PERMUY En convivencia y con el conocimiento de ellos he querido crear una fábula como un proyecto de la búsqueda de la felicidad declaraba ayer. La fábula del herrero que forja su destino, su ideal de vida, narra también la historia de las raíces del escultor, el que soñó de niño, tumbado en la playa canaria de las Canteras que la línea del horizonte podía moverse. Lo más conocido de su obra, sus es- pirales (que le enraizan a la tierra canaria, cruce de caminos entre Europa e Iberoamérica) vientos, afrocanes, aeróvoros, alfaguaras o árboles, hunden sus raíces en estos orígenes fabulados ayer en la Academia, que comenzaron en los astilleros del Puerto de la Luz, donde trabajaba su padre y donde él admiraba de niño la forma y la materia de los cascos de hierro de los barcos.