Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 13 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es sociedad SOCIEDAD 63 GESTIÓN DE LA CRISIS El Ejecutivo y la Comunidad aparcan las diferencias M. C. MADRID La ministra Ana Mato, durante el desfile de la Fiesta Nacional EFE La Comunidad de Madrid y el Gobierno de Mariano Rajoy han aparcado sus diferencias, ante el momento político delicado que se está atravesando a pocos meses de las elecciones autonómicas y municipales. Es tiempo de unidad, y no de mostrar ningún tipo de enfrentamiento ni distanciamiento, advirtieron fuentes populares durante la recepción oficial en el Palacio Real, como motivo de la Fiesta Nacional. El ejemplo visible de esta decisión se produjo el viernes pasado, cuando Mariano Rajoy visitó el Hospital Carlos III de Madrid para reunirse con el equipo médico que está tratando a Teresa Romero y a las personas que permanecen en observación. El presidente del Gobierno se fotografío junto al jefe del Ejecutivo autonómico madrileño, Ignacio González, en un claro mensaje de unidad y coordinación, por encima de sus subordinados, eso sí. Tanto la ministra Ana Mato como el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, no fueron invitados a esa visita, y han sido relegados en la dirección de la gestión de la crisis. En los primeros días después de que Teresa Romero diera positivo y estallara la alarma social, se hicieron evidentes fallos de coordinación entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. Desde el Ministerio se dirigieron críticas al consejero por no asumir su competencia en esta materia y tratar de escabullirse. El enfrentamiento entre ambas administraciones no gustó nada en La Moncloa, por el mensaje de división y descontrol que se enviaba en plena crisis sanitaria. Mientras, en los corrillos de Palacio distintos miembros del Gobierno y del PP valoraban la constitución de la Comisión Especial para gestionar la crisis del ébola que se aprobó el pasado viernes, y que está presidida por Soraya Sáenz de Santamaría. Fuentes parlamentarias próximas a Rajoy explicaron gráficamente que de entrada se ha frenado la caída libre, y se ha logrado contener la ola de críticas que se estaban produciendo. Ahora todos están pendientes de la evolución de los afectados.