Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL SAMUEL DORIA MEDINA UNIDAD DEMÓCRATA LUNES, 13 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Una oposición fragmentada JORGE TUTO QUIROGA PARTIDO DEMÓCRATA CRISTIANO Empresario de éxito El empresario y exministro de Planificación Samuel Doria, de 55 años, es el candidato opositor mejor situado, aunque muy a distancia del presidente Evo Morales, en cabeza en todas las encuestas. El político conservador quiere trasladar su éxito empresarial a la presidencia, a la que aspira por tercera vez (2005 y 2009) El eterno rival Quiroga fue presidente de Bolivia entre 2001 y 2002, por sucesión constitucional tras la muerte del entonces mandatario Hugo Bánzer. Ingeniero industrial y exministro de Hacienda, el político conservador se enfrentó a Evo Morales en las urnas hace nueve años y cuando este era diputado y líder cocalero Evo Morales, dispuesto a eternizar su autocracia tras las elecciones El presidente de Bolivia confía en gobernar hasta 2020 y convertirse así en el mandatario iberoamericano vivo con más años en el poder BALDWIN MONTERO CORRESPONSAL EN LA PAZ E l presidente de Bolivia, Evo Morales, se dispone a reforzar su control del poder y a convertirse en el líder iberoamericano vivo con más años en el timón del gobierno, tras los comicios celebrados ayer en los que todos los sondeos electorales le daban una más que holgada victoria. Morales confía así en gobernar sin sombra de oposición hasta el año 2020, cuando habría cumplido catorce años en el poder al que accedió en el año 2006. Morales nunca ha tenido problemas para alzarse con la victoria electoral. En diciembre de 2005 se impuso con el 54 por ciento de los votos y en 2009 con el 64 por ciento. Los candidatos de una oposición débil y fragmentada pugnan por hacerse con un discreto segundo puesto y centran sus esperanzas en que Morales, al menos, no llegue a hacerse con el control de dos tercios del Parlamento que le darían un cheque en blanco y el control casi exclusivo del poder. La jornada transcurrió con algunas irregularidades que, sin embargo, no empañaron el espíritu democrático de los bolivianos. Ahora se encuentran en puertas de un tercer mandato del presidente indígena antiimperialista que, en los próximos años, quiere enterrar definitivamente lo que denomina el neoliberalismo y colocar a Bolivia en el club de los países con energía nuclear. El presidente Morales, como ya es costumbre en él, votó en el distrito cocalero del Chapare, en el centro del país, desde donde convocó a sus compatriotas a decidir con su voto el futuro de Bolivia, que él contempla como la culminación de la revolución social y política emprendida desde 2006. Lo que el oficialismo, la oposición y todos los bolivianos esperan saber es si el Movimiento Al Socialismo (MAS) logrará el control de los dos tercios en la Asamblea Legislativa, para lo que necesita hacerse con ochenta y siete de los ciento treinta escaños de la Cámara de Diputados y veinticuatro de los treinta y seis del Senado. terior) En ambos, se celebrarán también comicios para la elección de alcaldes y gobernadores en el primer trimestre del próximo año. Ocasión que puede ser otro varapalo para la oposición. Otra desafío a corto plazo para el próximo gobierno es encarar el juicio que Bolivia interpuso contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que ese tribunal obligue a que se abra un diálogo sobre la demanda del país de obtener un acceso al mar. Agenda del Bicentenario Además el oficialismo ya ha programado una agenda con trece objetivos para cumplir en 2025, sobre las que trabaja un delegado nombrado por el presidente Morales. La denominada Agenda del Bicentenario incluye asuntos como la universalización de los servicios básicos, la soberanía científica y tecnológica la erradicación de la extrema pobreza y la autosuficiencia alimentaria. La oposición advierte de que una victoria del partido de Morales, en la que obtengan los dos tercios de los votos, se traduciría en una inmediata reforma constitucional para permitir que el líder indígena pueda permanecer en el gobierno sin problemas hasta el año 2020. Cada vez que se interroga a Morales al respecto, este contesta que no aspira a perpetuarse en el poder, pero que cumplirá lo que el pueblo disponga en el marco del respeto de la Constitución Política del Estado, que hasta hoy autoriza al presidente a presentarse a una sola reelección. A diferencia de Morales, que mostró gran cautela a la hora de anticipar resultados, el vicepresidente y también candidato a la reelección, Álvaro García Linera, declaró poco después de votar: Vamos a ganar Nunca estuvo en duda la victoria de Socialismo comunitario De ser así, Morales tendrá luz verde para avanzar sin tropiezos en su plan de gobierno socialista comunitario que para 2015 ha fijado entre sus metas la instalación de la primera planta de energía nuclear en La Paz y un paquete de obras de gran envergadura para Santa Cruz, en el sector oriental del país, hasta ahora uno de los bastiones de la oposición. Estos dos departamentos son los que concentran el mayor número de electores (3,2 millones de los 6,2 millones censados en Bolivia y en el ex- Evo Morales votó en Villa 14 de Septiembre, en la región del Chapare (Cochabamba) Morales durante una campaña en la que las encuestas preelectorales le pronosticaron que ganaría con el 59 por ciento de los votos, 41 puntos por encima del candidato de la oposición Doria Medina y 50 puntos por delante del también opositor Jorge Tuto Quiroga. Unasur y el Tribunal Supremo Electoral informaron de que las elecciones se desarrollaron en plena normalidad. La ambición El partido de Evo Morales aspira a lograr el control de dos tercios de la Asamblea Legislativa