Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO Primer 12 de Octubre de Felipe VI La recepción LUNES, 13 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es ABC Los Reyes abren la Fiesta Nacional a la España no oficial El saludo a los 1.500 invitados duró 40 minutos ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID En su primera Fiesta Nacional como Reyes, Don Felipe y Doña Letizia quisieron contar con los ciudadanos de a pie. Nunca la España real, la de la calle, ha estado tan ampliamente representada en el Palacio Real como lo estuvo ayer. En unos momentos en los que la sociedad se está alejando de las instituciones, la Corona hace esfuerzos por acercarse a los ciudadanos. A los invitados habituales, como son las autoridades, los embajadores y los políticos de todos los tiempos, ayer se sumó un nuevo grupo de convidados no oficiales, que acudían por primera vez a una recepción en el Alcázar de la plaza de Oriente, y algunos de ellos lo hicieron en Metro. Los actores y los deportistas se cruzaban en las galerías del Palacio con los caballeros del Toisón, los jóvenes talentos con aristócratas de antiguo linaje, los militares llenos de medallas con bailaores de flamenco, y los misioneros y cooperantes con los más importantes empresarios españoles. Toda una muestra de la España plural y parcialmente renovada del Reinado de Felipe VI. El arzobispo ortodoxo saluda a la Reina GTRES Los Reyes Católicos Había representantes de todas las confesiones religiosas, pero solo se identificaba a simple vista, por su indumentaria, al arzobispo de la Iglesia ortodoxa, monseñor Polykarpo, que acudía por primera vez. Lo más llamativo fue descubrir en uno de los salones del Palacio a los Reyes Católicos (los actores Michelle Jener y Rodolfo Sancho) a la espera de pasar a saludar a sus descendientes En otro salón, la portavoz de los gais y lesbianas, Boti García Rodrigo, conversaba con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le pedía más visibilidad para su colectivo. También acudió a cumplimentar a los Reyes el pintor Antonio López, que acaba de terminar el cuadro de la Familia Real que empezó hace veinte años. La noticia estaba en ese nuevo grupo de invitados, muchos de ellos anónimos, pero la estrella de los corrillos fue el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que también acudía a su primera recepción y se mostró llamativamente cariñoso con Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. Había invitados de todos los tiem- Esther Alcocer Koplowitz EFE Daniel Sánchez Arévalo GTRES Mariló Montero tras saludar a Don Felipe GTRES La nadadora Mireia Belmonte cumplimenta a los Reyes GTRES pos, incluso de la Transición, como José Pedro Pérez- Llorca, que fue ministro de Adolfo Suárez; de la etapa de Felipe González, como Julián García Vargas y Carmen Alborch; del mandato de José María Aznar, como Eduardo Serra, Esperanza Aguirre y Pilar del Castillo, y de José Luis Rodríguez Zapatero, como Teresa Fernández de la Vega y Trinidad Jiménez; pero curiosamente ninguno de los tres presidentes del Gobierno del Reinado de Don Juan Carlos acudieron a la primera Fiesta Nacional del nuevo Monarca. Diez minutos antes de la hora prevista, los Reyes ya se encontraban en el Salón del Trono, preparados para recibir el saludo de cada uno de los 1.500 invitados. A Don Felipe le dio tiempo a cambiarse el uniforme de gala del Ejército del Aire, con el que presidió el desfile militar, por un traje de chaqueta azul marino con corbata también azul. Sin tocar a la Reina El primero en abrir el saludo fue el presidente del Gobierno seguido por los miembros de su gabinete. Estaban todos, excepto Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Mato y Luis de Guindos. Las dos primeras porque tenían una reunión de seguimiento del virus del ébola, y el tercero porque se encontraba en Washington en una reunión del Banco Mundial. Tras el Gobierno, pasaron a saludar a los Reyes los miem- bros del Cuerpo Diplomático acreditado en España, entre ellos el Nuncio Apostólico y el representante de Irán, que evitó estrechar la mano de la Reina. Doña Letizia, que le identificó a tiempo, no llegó a tendérsela y le saludó con una leve inclinación de cabeza. Varios embajadores llegaron con banderitas de España enrolladas, procedentes del desfile militar. Pasaron a saludar el bailaor Joaquín Cortés, de negro y con un fular fuxia; la nadadora Mireia Belmonte, la cantaora de flamenco María Toledo, el cineasta Daniel Sánchez Arévalo, la violonchelista Leticia Moreno, el juez Fernando Grande- Marlaska, con su marido, y el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael