Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 GENTESTILO A ESTA ALTURA MIÉRCOLES, 1 DE OCTUBRE DE 2014 abc. es estilo ABC Rubén Cortada El galán de El Príncipe MARTA BARROSO ¿CAMBIAR O DESCAMBIAR? La ropa encoge y yo me hincho. Ya cambiaré. ¿O descambiaré? asta hace nada estaba convencida de que era imposible descambiar las cosas. Algo en lo que coincidía con mi prima Paz, instigadora de que escribiera sobre este término tan en uso. Para cerciorarme y no meter la pata investigué y descubrí que estábamos equivocadas. Que la ropa, por ejemplo, no solo se cambia, sino que también se descambia, hecho típico en el universo femenino. Compras una prenda de forma compulsiva y antes de llegar a casa sabes que no era para ti. En el mejor de los casos lo cambias Paz y yo así lo haríamos en el modo actual lo descambias y en el peor lo escondes en el armario hasta que te acuerdas y ya no puedes hacer nada porque el ticket ha caducado o en su defecto lo has perdido. Entonces llega el drama en forma de arrepentimiento. ¿Por qué lo compré? Si tengo camisetas de sobra y estoy sin un euro. Es un momento amargo. Tampoco lo puedes regalar porque si no te gusta cómo le vas a hacer esa faena a la persona hipotéticamente agraciada. Vuelve al armario con la etiqueta colgando y se convierte en el delator de tu pecado. Lo que me lleva a pensar lo que cuesta a veces desprenderse de la ropa. Yo soy un desastre. Por pereza y por miedo. Por pereza, porque solo pensar en decidir se me quitan las ganas. Me convierto en desidia y con ella convivo hasta que un ataque de diligencia se apiada de mí y me pone en órbita. Por miedo, porque me aterra la idea de lo que me espera. Por eso entrecierro los ojos, me sumerjo en su interior y en un ataque de insensatez tiro todo sobre la cama. Esto sí, esto no, esto me lo pruebo ¿o se dice despruebo? Aquí aparece el terror. Al probarte, cuando compruebas que la ropa en el armario encoge. Que es imposible que esa camiseta antaño amplia se te pegue y no baje de la tripa. Que no. Que algo pasa. Como el pantalón estrella de la temporada pasada. Que no te cierra. Lo intentas como sea (te tumbas en la cama, metes tripa, te pones de puntillas) hasta que revives el instante fatídico en el que el botón estalla. Da igual. Sigues en lo tuyo. La ropa encoge. Y este pantalón vuelve al armario por narices. Estaré hinchada. Claro, que tontería. La ropa encoge y yo me hincho. Ya cambiaré. ¿O descambiaré? No hablo de mi vida privada ni con mi madre ni con mi padre El actor cubano, uno de los más deseados del momento, asegura que no tiene novia ni hijos MARTÍN BIANCHI MADRID H -Dicen que Jesús Castro, protagonista de El Niño es el nuevo sex symbol del cine español. ¿Le gusta la competencia? -Me he propuesto no compararme con nadie. No he visto El Niño pero supongo que está bien. Pero no lo veo como competencia. Tengo bastantes problemas como para mirar la carrera de otros. Ahora mismo Rubén Cortada (29 años) es el hueso más duro de roer por los afilados dientes de la prensa rosa. El actor cubano, uno de los más perseguidos por los paparazis, no está dispuesto a ceder a las presiones y convertirse en carne del papel couché. Pese a sus esfuerzos, los sabuesos del corazón acaban de adjudicarle novia- -la modelo cubana Susana Pino- -e hija secreta No entiendo por qué a la prensa le da tanto morbo que no hable de mi vida privada. Para mí es lo más normal del mundo se lamenta el guapo malvado de El Príncipe la serie de Telecinco que cerró su primera temporada con un espectacular 33,3 de cuota de pantalla. El galán, que vuelve como Faruq a mediados de octubre, conversa unos minutos con ABC antes de la presentación de la campaña otoño- invierno 2014 2015 de Cortefiel. Tras la charla protagonizó un flashmob en la Puerta del Sol junto a Martina Klein y varios bailarines de la Compañía Nacional de Danza para promocionar la nueva campaña de la firma española. Cortada bailó con desparpajo y posó para las cámaras poniendo en práctica algunas de las poses que aprendió durante sus años como modelo publicitario. ¿Volvería a ser modelo? -No sería un problema. Vengo de allí y no lo voy a negar. Simplemente pasé a ser actor, pero podría volver en cualquier momento. Le debo mucho a la moda. Además, no sería muy inteligente rechazar una oferta de trabajo. ¿Lo dice por esa portada de una revista en la que le adjudican una novia y una hija secreta ¿Y quién dice que es mi familia? La prensa dice lo que le da la gana. Ya tengo millones de novias adjudicadas por la prensa y paso... Como dije, si no puedo controlarme a mí mismo, mira si voy a poder controlar a los medios. -He leído que no le gusta que le traten como un objeto sexual... -Es una lucha que libro desde hace años. No tengo problema con la etiqueta, pero no me siento reflejado con ella. Mi misión es no perder el tiempo pensando en lo que piensan los demás. Voy por la vida con orejeras, no leo lo que escriben sobre mí. ¿Haría un desnudo? -Yo ando desnudo por mi casa y si un personaje lo exige no tendría problema. No tengo prejuicios con la desnudez. -Su hermana, que vive en Cuba, dijo que ve El Príncipe a través de Internet. ¿Ha regresado a su país tras el boom de la serie? -No sé lo que ha dicho mi hermana. Viajé a Cuba durante el parón de la serie y nadie me reconoció. ¿Volvería a vivir en Cuba? -Yo estoy bien en España, pero no descarto volver a mi país. Me gustaría vivir a caballo, como hago ahora. No quiero renunciar a ese equilibrio. ¿No le cuesta mantener su vida privada? -No, no me cuesta. No comparto vender mi vida como parte de mi trabajo. Pero cada uno es libre de hacer lo que quiera. Desde pequeño soy reservado. No hablo de mí ni con mi madre ni con mi padre. Me autogestiono y resuelvo yo, y si tengo que irme a llorar a una esquina voy solo. Como dice el refrán: Eres dueño de tu silencio y esclavo de tus palabras Una vez que dices algo no hay marcha atrás. -Entonces no veremos una exclusiva de Cortada en ¡Hola! -Esperemos que no. Pero nunca digas de este agua no beberé... BELÉN DÍAZ Los abogados de Jesús Ortiz explican su situación judicial Después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas de Onís decretase el pasado viernes auto de apertura de juicio oral contra Jesús Ortiz Álvarez, Henar Ortiz Álvarez y María del Carmen Álvarez del Valle, padre, tía y abuela de la Reina Letiza, por sendos delitos de insolvencia punible; el bufete de abogados de Jesús Ortiz ha querido aclarar la situación judicial en un comunicado remitido a este diario. Según se argumenta, la apertura del juicio oral es un acto procesal que no merma la presunción de inocencia del imputado Además, la Fiscalía no ha apreciado indicios de delito Y Jesús Ortiz no tiene relación alguna con Henarmonía S. C. sociedad deudora. La confusión que se está generando viene motivada porque Jesús Ortiz fue partícipe, con un 10 del capital, en Henar Ortiz Decoradora. Jesús Ortiz no cometió alzamiento de bienes ni contribuyó a que se cometiese