Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 73 CUERDO DE ATAR ÁNGEL ANTONIO HERRERA MAR FLORES, LA CONSORTE SPOT Un día fue la musa principal de los debates de las peluquerías. Ahora es una hermosa sin jaleo Entre mujeres Sobre estas líneas, junto a María Eulalia, su esposa y madre de sus cuatro hijos. Abajo, con Ana Botella, a la que defiende de las críticas ar, en algún momento, hizo máster de Isabel Preysler, pero salió, quizá, poco filipina. Aquello ya pasó. De modo que se nos ha ido quedando en una Preysler castiza y peatonal, digamos, y funciona siempre muy bien de chica gancho de cualquier show, o de ella misma, porque el famoso o famosa, cuando triunfa, es un spot en sí mismo. La otra noche, en Madrid, asomó esplendorosa, con marido incluido, Javier Merino, para darle un arreón promocional a una discoteca del negocio familiar. Mar no remata, como sucesora de la Preysler, pero es una archifamosa guadiana, y en esa rara administración de su fama tiene la noticia. Como sale poco, o lo justo, pues levanta interés de aparecida. A su propia discoteca no va nunca, salvo que convenga una publicidad donde no se sabe si la discoteca promociona a Mar, o bien Mar promociona una discoteca. En todo caso, siempre es, Mar, una foto segura, al día siguiente de la juerga. Y no es poco mérito, tratándose de una consorte plácida que no da un ruido. Ha llegado a este virtuosismo de birlibirloque de la propia fama después de una juventud de amores o amoríos desiguales y hasta cuernos a la luz de una farola. Mucha alegría, en fin, hasta que se casó con Javier Merino, y pasó así a una vida casi silenciosa, ya libre de chismes tóxicos y cháchara difamante, de esa que saca mucho porvenir del pasado. A Mar los hombres le acabaron saliendo entre mal y muy mal, hasta que ya no. Yo la frecuenté mucho cuando era estrella de la tele, y en algún momento me dio la primicia de que pasó una depresión severa, con vistas a varios abismos. De manera que en la monada del momento había desgarro íntimo, pero desgarro en bruto y de grito hacia adentro, que es el que suele darse en guapas de barrio, como ella. Salió de aquello, trepando a la vida. Tiene el oficio de ir y venir de las portadas al matrimonio, y al contrario, pero anteayer se ha llevado el matrimonio a un guateque de flashes, para darle publicidad a un garito de oro que publicidad necesita poca. Un día fue la musa principal del debate de las peluquerías. Ahora es una hermosa sin jaleo que va a la disco de spot conyugal. M ¿Cómo ha visto su gestión? Ella ha hecho una labor excepcional en el tema económico, que es algo esencial para la vida. Por lo tanto yo creo que ha sido injustamente tratada. ¿Por quién? -Por la prensa, por la opinión pública y por el fuego amigo. ¿Por todos? -Sí, yo creo que ella al final se ha ido porque internamente se ha visto sola y eso no es justo. Ella ha actuado demasiado bien y se la ha hecho responsable de un incidente que no ha tenido la culpa y se la ha castigado injustamente. De lo que más orgulloso está tras tantos años con los populares en el Ayuntamiento es del aspecto de la ciudad. El exalcalde sigue comiendo en los mismos bares, con los amigos de toda la vida Sin ir más lejos, el día anterior a la entrevista había almorzado callos. Me gustan los callos y el cocido, sin embargo, las gallinejas no desvela. Se iría a degustar esos platos castizos tanto con Esperanza Aguirre como con Cristina Cifuentes. No me puedo inclinar por ninguna de ellas, me iría a comer con las dos, pero si me dan a elegir para la alcaldía tengo que elegir a Esperanza ¿Está todo en manos de mujeres entonces? -Y algún hombre puede caer, no lo desestime. ¿Me da una pista? -Demasiados rumores existen para que yo añada más.