Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es españa ESPAÑA 39 Pedro Pacheco irá a prisión tras ser condenado a 5 años por el Supremo La sentencia del exalcalde jerezano resalta el daño moral que supone la pérdida de confianza en los políticos N. VILLANUEVA MADRID PEDRO PACHECO EXALCALDE DE JEREZ Se acabó el cachondeo Perfil A. R. VEGA M. BENÍTEZ El Tribunal Supremo ha elevado de cuatro a cinco años y medio de cárcel la condena impuesta al exalcalde de Jerez de la Frontera Pedro Pacheco por la contratación irregular como asesores de dos compañeros del Partido Socialista de Andalucía en empresas municipales. La Sala Segunda le considera responsable de los delitos de prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos y falsificación de documentos oficiales. El Supremo comparte el relato de hechos de la Audiencia Provincial de Cádiz, que declaró probado que el 18 de enero de 2005 el Pleno del Ayuntamiento de Jerez nombró al personal eventual de confianza de los partidos políticos que lo componían y, en concreto, designó a dos personas por parte del PSA. El entonces teniente de alcalde, Pedro Pacheco, valiéndose de su puesto directivo en dos sociedades municipales y con la finalidad de conceder una prestación mensual a militantes de su partido, nombró como asesores a los otros dos condenados, sin contraprestación alguna, ordenando pagos por un total de 206.833,66. Según la sentencia, Pacheco trató El Supremo lo absolvió en 1988 por declarar que la Justicia es un cachondeo y el Supremo lo manda a prisión. La condena lo dejó ayer mudo ante la prensa. Un gesto insólito de un dinosaurio de la política y sin pelos en la lengua al que jamás nadie le vio torcer su desmesurado ego durante los 24 años que gobernó Jerez. Su primer triunfo le llegó con 29 años, liderando el cartel del Partido Andalucista en las primeras municipales. Este abogado y empleado de la Caja de Ahorros de Jerez, se hizo con el bastón de mando. No faltaba a los maratones de Nueva York y madrugaba cada mañana para correr. Ha coronado casi todas las metas de un político: ha sido regidor en su municipio, vicepresidente del PA, referente del Partido Socialista de Andalucía (PSA) la formación que constituyó en 2001 cuando sus tensiones con Rojas Marcos hicieron insoportable la convivencia. Fue diputado andaluz y europarlamentario. Su final político ha estado marcado por la situación de bancarrota en la que dejó sumido al Ayuntamiento de Jerez, que gestionó, en algunos casos, al margen de la ley. de maquillar estos nombramientos bajo la forma de contratos de asesoría o de naturaleza laboral utilizando las empresas municipales como si fueran suyas. Junto con Pacheco, el Alto Tribunal también considera autores de los citados delitos a los exasesores andalucistas José López Benítez y Manuel Cobacho. En el caso del primero, la pena se eleva a 2 años, 10 meses y 15 días de prisión porque firmó dos contratos, y en el de Cobacho, la condena pasa de dos años y 3 meses a 2 años, 7 meses y 15 días porque solo intervino en uno. A juicio del Supremo, con su conducta Pedro Pacheco no solo causó un claro perjuicio a la colectividad en una materia tan sensible como son los caudales públicos, sino también un daño no por inmaterial menos efectivo y de claro contenido demoledor, constituido por la pérdida de confianza de la ciudadanía en sus instituciones Añade, además, que causa sonrojo la alegación de la defensa de Pacheco de que el exalcalde creía que actuaba correctamente. Los magistrados aprovechan su resolución para arremeter contra la lacra de la corrupción: Nada lesiona más la credibilidad de los ciudadanos en sus instituciones que ver convertidos a sus representantes políticos en los vulneradores de la legalidad de la que ellos son los primeros custodios Absuelto de desacato Pedro Pacheco fue absuelto en 1988 por este mismo tribunal del delito de desacato por el que había sido castigado por la Audiencia de Sevilla en relación con su afirmación de que la Justicia es un cachondeo El Alto Tribunal entendió entonces que Pacheco había hecho crítica política por lo que falló a favor de la libertad de expresión, en contra del tribunal de instancia.