Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO SÁBADO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es ABC Al final, el silencioso no se impuso al millón oculto que había prometido Salmond, pero sus seguidores no se rinden BORJA BERGARECHE ENVIADO ESPECIAL A EDIMBURGO Hemos logrado radicalizar a una nueva generación La bandera británica ondea sobre un cartel a favor del no a la independencia de Escocia REUTERS ientos de defensores de la independencia de Escocia habrán sentido un fuerte desasosiego al levantarse. En el primer día de la semana más intensa de sus vidas, las pegatinas del sí habrán desaparecido del paisaje, y el líder que les puso la miel independentista en los labios ya no estará ahí. En su fuero interno, se enfrentarán a un duro despertar político. Resulta que el 55 de este país no es como pensábamos que era resumía un folio impreso aparecido en una vivienda de Edimburgo. En la madrugada de ayer, decenas de independentistas copaban aún el puñado de pubs con licencia para abrir toda la noche. A las puertas del Phoenix, un coche con una enorme bandera del sí aparcado en la puerta dejaba claro qué tipo de gatos pardos eran bienvenidos. Pero, con la progresiva publicación de los resultados, la explanada del parlamento de Holyrood en Edimburgo y la de la plaza de San Jorge en Glasgow, escenarios elegidos para celebrar la ansiada victoria, fueron despoblándose con el amanecer. Las omnipresentes chapitas del sí habían desaparecido de las solapas. Todavía estoy en shock y muy triste nos confesaba Lisa Clarkson, de 32 años, una de las pocas votantes del sí que todavía llevaba una pegatina visible. La llevo porque no quiero volver atrás, no puedo olvidar todo lo que ha ocurrido en estos meses explica. La sociedad escocesa diluyó la tensión de los días previos en la cotidianeidad de una jornada laboral. Pero muchos se preguntan cómo se canalizará ahora el caudal de energía- -amenazadora, en ocasiones- -que ha desplegado la coalición independentista Sí Escocia compuesta en su mayoría por pacíficos militantes nacionalistas, verdes y de extrema izquierda. En cierta manera hemos sacado el genio de la lámpara reconoce Martyn Day, un veterano concejal del Partido Nacional Escocés (SNP) en Linlithgow, el pueblo natal de Alex Salmond, y uno de los activistas proindependencia a los que ha seguido ABC durante la campaña. El éxito ha sido que hemos logrado radicalizar a una nueva generación de escoceses y hemos obtenido un enorme apoyo a la independencia entre los sectores menos pudientes asegura, Por eso, no descarta que vuelvan a pedir otro referéndum. No creo que los nuevos poderes que nos han prometido vayan a satisfacer a la gente, y creo que en cinco o diez años volverá a plantearse un referéndum, solo que en un contexto más radical ante la previsible victoria tory el año que viene dice. Pero C