Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es sociedad SOCIEDAD 43 hora establecida, al tiempo que empezaron los altercados y dejaron una treintena de heridos. Los antitaurinos querían detener el torneo a toda costa y una buena remesa de los 150 asistentes a la manifestación se acercaron campo a través a las talanqueras de un lateral del recorrido. No se sabe muy bien quién empezó, pero una lluvia de piedras comenzó a surcar el cielo entre uno y otro bando, provocando golpes, brechas y moratones a 30 de los asistentes al Toro de la Vega. Una de esas piedras hirió de gravedad a una joven antitaurina. El proyectil fue a impactar contra la boca de la mujer, que le hizo perder la consciencia y le produjo una herida sangrante. La joven fue llevada en volandas hasta el puesto de la Cruz Roja más cercano, donde pudieron atenderla y curarla. Ese acto solo hizo que la hostilidad aumentase, si no era ya elevada. Las ofensas y las amenazas siguieron lanzándose por parte de uno y otro bando hasta que tuvo lugar un nuevo altercado, que pudo tener consecuencias desastrosas. Uno o varios manifestantes provocaron un incendio en uno de los matorrales cercanos a la carretera, donde se encontraban aparcados varios coches de los presentes en la localidad vallisoletana. Por suerte, tanto el cuerpo de Protección Civil, como de la Guardia Civil y los bomberos actuaron raudos y veloces para sofocar el fuego. El campeón, a pie Tras la tormenta, más o menos llegó la calma. Sonó el cohete que anunció la muerte de Elegido el astado de este año, y por consiguiente el fin de la edición del Toro de la Vega 2014, que también dejó cuatro heridos por asta de toro. El campeón fue Álvaro Martín Portu un joven de Serrada (Valladolid) que tras 45 minutos dio la estocada final al morlaco de este año. Como manda la tradición, los participantes desfilaron de vuelta por el recorrido hasta el Ayuntamiento, donde les esperaba el alcalde. Durante el recorrido triunfal, los jinetes no dudaron en provocar a los asistentes a la manifestación con gestos, insultos y risas despectivas, a lo que los manifestantes contestaron con la misma moneda. Por fin, las hostilidades pararon. Los cuerpos de seguridad abandonaron sus labores, el equipo de Cruz Roja pudo descansar tranquilo y Tordesillas volvió a la normalidad. Pero antes de abandonar la localidad, los manifestantes dejaron un mensaje nada alentador: ¡Volveremos! Solo los últimos 20 días se han registrado 2.492 nuevos infectados EFE EE. UU. envía 3.000 soldados a Liberia para combatir el ébola La ONU pide mil millones para atajar el virus, diez veces más de lo estimado EMILI J. BLASCO T. BENÍTEZ DE LUGO WASHINGTON GINEBRA IVÁN TOMÉ Piedras y fuego Hubo lluvia de piedras e insultos y también un incendio en una carretera cercana al recorrido Vea todas las imágenes de los altercados y el festejo Valencia Suelta de patos en el Puerto de Sagunto R. CARRIÓN VALENCIA Dentro del programa de actos de las Fiestas Patronales del Puerto de Sagunto, en Valencia, el 15 de agosto se celebra la tradicional suelta de patos. Se trata de un lanzamiento masivo de patos al mar en la que los participantes recogen a los animales desde el agua. Los participantes deben inscribirse y reciben una nota informativa en la que se especificaba cómo coger a los patos para no provocarles ningún daño o lesión. Ni del cuello, ni de las patas o alas para evitar luxaciones. Un participante con su pato MIKEL PONCE Barack Obama ha anunciado el envío de hasta tres mil militares a los países de África Occidental más castigados por la epidemia del ébola, con el fin de prestar ayuda directa en la mejora de las instalaciones médicas que acogen a los pacientes y de coordinar los esfuerzos internacionales contra la propagación de la enfermedad. Washington compromete un gasto de 750 millones de dólares (unos 580 millones de euros) para los próximos seis meses. El presidente estadounidense anunció su plan durante una visita a Atlanta a la sede de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) Obama visitó el hospital de Emory University, donde han sido tratados con éxito dos cooperantes de EE. UU. que contrajeron la enfermedad durante su trabajo con pacientes infectados con el ébola en Liberia. Precisamente su rápida repatriación y recepción de medicación experimental desarrollada por EE. UU. levantó críticas en África contra la Administración Obama por centrarse en sus nacionales sin hacer un esfuerzo especial por socorrer a los países más afectados. De acuerdo con el plan puesto en marcha ahora por Washington, a final de semana un general del Coman- do de EE. UU. para África se trasladará a Monrovia, la capital de Liberia, para coordinar la campaña, denominada Operación Asistencia Unida, que tendrá efecto en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal. Entre el personal que enviará el Pentágono hay un equipo de ingenieros que se dedicará a levantar diecisiete centros de tratamiento en Liberia, cada uno con una capacidad de cien camas. Personal especializado se dedicará además a formar a empleados sanitarios. Progreso exponencial Ante la magnitud de la crisis, Naciones Unidas lanzó hoy, en Ginebra, una petición de fondos de cerca de mil millones de dólares para luchar contra esta fiebre hemorrágica que devasta la región de África Occidental. Cantidad que multiplica por diez las estimaciones hechas al principio del epidemia. Tras una reunión con los países donantes, el coordinador de la ONU para el ébola, el doctor David Nabarro, declaró que estos fondos permitirán cubrir hasta un treinta por ciento de las necesidades actuales. Nuevas ayudas son anunciadas diariamente y somos testigos de una gran solidaridad internacional frente a esta crisis sin precedentes afirmó. El objetivo, según la ONU, es formar una verdadera coalición internacional contra el virus. La epidemia sigue progresando de manera exponencial: la mitad de los 4.985 casos registrados- de los que 2.461 son víctimas mortales- han ocurrido en los últimos veintiún días y advirtió que en este momento no se sabe cuando va a frenarse el incremento de nuevas infecciones.