Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 SOCIEDAD MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es sociedad ABC Batalla campal en Tordesillas por la celebración del Toro de la Vega Los altercados entre defensores y detractores de la fiesta dejan una treintena de heridos IVÁN TOMÉ VALLADOLID S i hay una palabra que defina el Toro de la Vega (Tordesillas) desde hace unos años es tensión Y en esta edición se ha dejado notar más que nunca. Tanto que la centenaria celebración dejó una treintena de heridos debido a los altercados que se produjeron antes y durante la competición. A las 10 de la mañana los antitaurinos se daban cita en la rotonda de entrada al pueblo, junto al puente de la localidad vallisoletana, y que forma parte del recorrido del torneo. A grito de la tortura no es justicia este torneo lo vamos a parar o yo he elegido vivo los manifestantes trataron de atrasar lo máximo posible o incluso suspender el torneo a base de sentadas protestas, encadenándose al puente e incluso encarándose con los vecinos de la localidad vallisoletana, que proferían todo tipo de insultos y amenazas como que los tiren al río mientras otros hacían gestos con el bastón que portaban como si de una escopeta se tratase, apuntando a los manifestantes. Pocos minutos después, la Guardia Civil recibía orden de desalojar a los antitaurinos para que diese comienzo la competición a la hora establecida. Los agentes fueron desalojando a los manifestantes uno a uno: unos oponían resistencia, otros lloraban, otros se iban pacíficamente... mientras que gran parte de los 40.000 asistentes a la localidad iba cerrando el círculo montado alrededor de los participantes en la concentración antitaurina, aumentando más si cabe la tensión con los insultos y gritos que lanzaban según abandonaban los desalojados el recorrido. El torneo dio comienzo a las 11, la Un momento del festejo cuando Elegido el toro de este año fue soltado. A la derecha, uno de los heridos es evacuado RAMÓN GÓMEZ Otras fiestas polémicas con animales Benavente y Astudillo Tarragona (Cataluña) Lekeitio (Vizcaya) Toro enmaromado M. G. VALLADOLID Los correbous más allá de las corridas ABC MADRID Colgado del cuello de un ganso ABC MADRID A primera vista podría parecer un encierro más. Sin embargo, la particularidad del toro enmaromado reside en que no se le suelta para realizar su recorrido por las calles. Y es que va en todo momento atado por las astas con una cuerda o maroma a la que se agarran cientos de personas y a partir de la cual se le va conduciendo. Y una vez concluido el acto, el animal es sacrificado en el matadero. Este festejo taurino está muy arraigado en la localidad zamorana de Benavente y también en Astudillo, en Palencia. Jaén La pava de Cazalilla L. D. MADRID Pese a estar prohibido, la pava de Cazalilla (Jaén) volvió a ser lanzada desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena en la fiesta de San Blas el año pasado, según denunció ayer a ABC la Asociación Protección y Bienestar Animal. La fiesta de los correbous (corretoros, en traducción del catalán) fue blindada por el Parlament de Cataluña después de prohibir las corridas de toros en 2012. Este festejo, que se celebra sobre todo en pueblos de Tarragona, consiste en poner un artilugio en los cuernos del astado, donde se colocan unas bolas ardiendo para luego soltarlo por las calles. Los toros de fuego o embolados es una costumbre típica de las llamadas tierras del Ebro. En concreto, se celebra en 26 localidades catalanas. La celebración de los gansos tiene lugar en el marco de las fiestas de San Antolines en la localidad vizcaína de Lekeitio. En el puerto de la ciudad se fija una cuerda que cruza de extremo a extremo la bahía. En el centro de la misma cuelgan por las patas un ganso muerto untado de grasa. La competición consiste en que los miembros de cada equipo permanezca el máximo tiempo posible colgado del cuello del animal, mientras que la cuerda que sujeta al ganso es sumergida en el mar y posteriormente alzada.