Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Desafío a tres siglos de Reino Unido El mundo económico británico arruga la nariz ante la independencia de Escocia Será una pesadilla advierte el escocés que dirige la mayor patronal del Reino LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES La incertidumbre castiga a las Bolsas y a la deuda Si hay algo que no gusta a los mercados es la duda. Con el futuro de Escocia bailando entre el sí y el no las Bolsas europeas llevan más de una semana acumulando números rojos, pese a los estímulos anunciados por el BCE. Londres perdía ayer otro 0,18 y España se dejaba un 0,39 Lo mismo ocurre con el apetito por la deuda. El Tesoro español colocó ayer letras a seis y doce meses a un interés más alto y con menos demanda. dad que los precios vayan a subir replica Salmond. Lo cierto es que Tesco, el campeón de los supermercados de rango medio en el Reino Unido, lo único que ha hecho es guardar silencio. Más autonomía A pesar de la efectista y efectiva dialéctica de Salmond, el mundo económico es abrumadoramente contrario a la independencia. A raíz de que hace diez días una encuesta hizo por primera vez plausible la hipótesis de la ruptura, empresarios y economistas hablan ya con contundencia. Richard Branson, el carismático patrón del emporio Virgin, vaticina que el sí podría tener consecuencias catastróficas Su propuesta es conceder a Escocia más autonomía y dar una prórroga de diez años hasta una nueva consulta. Un parche que no aceptan ni unos ni otros, pues tanto Salmond como Cameron quieren que la votación de mañana sea irreversible. Aviva, la multinacional de los seguros, con 31 millones de clientes en 16 países, señala que la obra pública será más cara y pide prudencia: Los escoceses deberían tener el conocimiento completo de los hechos Moody s avisa que la calificación de un hipotético Terry Scuoler, hijo de Glasgow, donde se licenció en Economía, es el responsable de EEF, la mayor confederación empresarial del Reino Unido. EEF agrupa a 6.000 compañías manufactureras y de ingeniería, que dan empleo a 900.000 trabajadores. Scuoler no ha sido nada eufemístico a la hora de resumir como afectaría al bolsillo una Escocia independiente: Sería un desastre, una pesadilla larga y dolorosa. La gente necesita despertar y ser consciente de la decisión que van a tomar ¿Por qué se vería tan dañada la economía escocesa si se crea un nuevo Estado? La explicación de Scuoler es de cajón: La gran mayoría del comercio de Escocia es con el resto del Reino Unido y es muy fácil imaginarnos las consecuencias de desconectarnos de nuestro mayor mercado Alex Salmond, el primer ministro escocés y líder independentista, también tiene sus empresarios de cabecera, magnates separatistas como Ralph Topping, expresidente del gigante del juego William Hill; o Brian Souter, el dueño y fundador de la gran empresa escocesa de transportes Stagecoach. Incluso el irlandés Willie Walsh, consejero delegado de IAG, el consorcio que agrupa a Iberia o British Airways, se ha desmarcado diciendo que la independencia puede ser buena para sus negocios. Salmond se revuelve contra los que pintan sombras. Las cadenas de supermercados Marks Spencer y Asda han advertido que la cesta de la compra subiría. Bancos y aseguradoras como Lloyds, Royal Bank of Scotland y Standard Life han amenazado con trasladar sus sedes sociales de Edimburgo a Londres. Hay empresarios que están tan locos como para creer las campañas de miedo de Cameron. Pero por cada Asda, nosotros tenemos un Tesco que tiene claro que no es ver- Donantes por el no J. K. ROWLING ESCRITORA La creadora de Harry Potter ha donado 1,2 millones de euros CHRISTOPHER SANSOM ESCRITOR El autor de novela negra entregó más de 250.000 euros Donantes por el sí COLIN Y CHRISTINE WEIR PREMIADOS POR LA LOTERÍA Tras ganar en la lotería, los Weir donaron 1,2 millones de euros RANDALL FOGGIE POLÍTICO El excandidato por el Partido Nacional Escocés (SNP, en sus siglas en inglés) entregó a la campaña cerca de 157.000 euros Estado escocés sería dos escalones inferior a la del Reino Unido, de Aa 1 se bajaría a A. Mark Carney, el gobernador del Banco de Inglaterra, ha dejado claro que no habrá libra esterlina para un nuevo Estado, porque la soberanía es incompatible con compartir la divisa. Hasta Alan Greenspan ha salido de su recogimiento para advertir que los argumentos de los independentistas son inauditos y que al Partido Nacionalista Escocés (SNP) se le han ido de las manos sus pronósticos económicos Hoy Escocia es un país de cinco millones de habitantes del tamaño de Castilla- La Mancha y una economía del volumen de Portugal, pero con la mitad de población. Supera en renta per cápita al conjunto del Reino Unido y el gasto público por persona es 1.300 libras superior al resto de la Unión. La sociedad de 307 años con Gran Bretaña ha resultado muy beneficiosa. Escocia es hoy un pequeño país próspero, engrasado por la lotería del petróleo del Mar del Norte. Por eso el mundo económico no entiende que haya decidido pegarse un tiro en el pie por un sentimiento, o por el discurso del miedo a los recortes de los conservadores de Londres. Escocia no es una nación postrada del tercer mundo que nada tiene que perder rompiendo con su metrópoli. Se trata de un lugar próspero, con la duodécima mayor renta per cápita de la OCDE. No soporta ninguna losa económica, al revés. La resaca de la independencia sería muy lesiva para ambas partes, pero brutal para Escocia, que solo supone un 8 de la población y un 10 del PIB. Las encuestas dan la victoria al no Hoy, el Telegraph y el Scottish Daily Mail dan cuatro puntos de ventaja al no a la independencia (52- 48 aunque señalan que entre el 14 y el 8 de los ciudadanos aún no sabe qué votar. La artillería de la City bombardea a los nacionalistas de Edimburgo con la lógica del mercado. En una situación límite, toda munición es bienvenida. Como vaticina Cameron, un divorcio será muy doloroso Richard Branson, magnate de Virgin, cree que el sí podría tener consecuencias catastróficas