Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Prudencia frente a desafío ¿TRIUNFA EL SENY? Si Artur Mas está dispuesto a regresar a la amplia casa solariega española, bienvenido sea. Aunque sea a rastras y regruñendo Urkullu y las lecciones del fracaso de Ibarretxe Con una discreción que ya es marca de la casa, Mariano Rajoy se reunió el lunes en la Moncloa con Iñigo Urkullu. Del encuentro, que no trascendió hasta ayer, lo primero que se puede resaltar es el contraste entre los movimientos del lendakari y los de Artur Mas, pese a que ambos fueron testigos, más o menos directos, de un mismo suceso político: el estrépito con el que se estrelló Juan José Ibarretxe. Evitando los pasos de su antecesor en el cargo, el actual mandatario del País Vasco ha optado por otro camino, más prudente y pragmático. Es el momento de la concertación explicaba ayer Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco, para resumir la estrategia de su jefe de filas. Desarrollo máximo del estatuto, frente al desafío de hechos consumados y fuera de la ley promovido por Mas. N O sé qué opinarán ustedes, pues el asunto se las trae. Me refiero a la reacción que debemos adoptar si Artur Mas decide finalmente sustituir la consulta soberanista por unas elecciones anticipadas. Supongo que son bastantes los españoles que, tras haber aguantado no ya meses sino años los desplantes, insultos, mentiras del nacionalismo catalán sientan ganas de tomarse el desquite. Pero la venganza no es buena consejera en la política ni en la vida, al enconar el agravio y agrandar el problema. Sobre todo, entre hermanos, que a fin de cuentas son los catalanes por más tarascadas que nos hayan hecho. Pero si Mas, desoyendo a un Junqueras que se le ofrece para gobernar juntos y sacar las urnas a la brava el 9 de noviembre, dice que no podrá hacerlo si no hay plenas garantías democráticas está aceptando la legalidad constitucional española. Que es de lo que se trata. Que intente taparlo con unas elecciones anticipadas por muy plebiscitarias que las presente, tanto da. Aparte de estar en su derecho, todas las elecciones son en cierto modo plebiscitarias. ¿Que puede estrellarse en ellas? Es su problema, él se lo ha buscado y, como aprendiz de brujo, ha terminado devorado por el monstruo de su invento, llámese Junqueras o las Diadas multitudinarias. Pero lo que importa es lo dicho: la aceptación de la legalidad española vigente. De ser así, y eso todavía hay que comprobarlo, lo que ahora toca es reparar los daños causados, que son muchos, de muy diversos calibres y personas. Pues Mas no es el único culpable del desaguisado. También lo son quienes desde Madrid alentaron la deriva nacionalista catalana por motivos partidistas, sin tener en cuenta los intereses del Estado español. Me refiero a los gobiernos del PSOE y del PP que fueron cediendo soberanía nacional a cambio del plato de lentejas de unos cuantos votos para seguir gobernando o, simplemente, por ignorancia supina, como ocurrió a Zapatero al prometer a los catalanes cuanto le pidiesen, origen de un estatuto abiertamente anticonstitucional, al que hubo que podar para que el Estado no se nos fuese por la cañería. Poda que originó el estallido en Cataluña, tras haber sacado el genio nacionalista de la botella, sin que haya todavía vuelto a ella. Quiero decir que llega la hora del realismo y de tender puentes, no de las revanchas ni de los desahogos. Eso sí, sin olvidarnos de la lección: que en democracia se debe ser flexible, pero no en los principios; que los intereses de la nación no deben subordinarse nunca a los de los partidos; que la política es el arte de lo posible, pero no de lo imposible, y que lo que nos une a los españoles es más que lo que nos separa. Y en cualquier caso: si Artur Mas está dispuesto a regresar a la amplia casa solariega española, bienvenido sea. Aunque sea a rastras y regruñendo. Eduardo Torres- Dulce EFE Medidas cautelares Semejanzas entre Pujol Ferrusola y Bárcenas El pasado lunes Jordi Pujol Ferrusola declaró en la Audiencia Nacional ante el juez Pablo Ruz por presuntos delitos contra la hacienda pública y blanqueo de dinero. Salió de allí cinco horas después, sin que se hubieran adoptado medidas cautelares contra él, algo por lo que la Fiscalía que no las consideró justificadas ha recibido intensas críticas. Al paso de ellas salió ayer Eduardo Torres- Dulce, fiscal general del Estado, que aseguró que la situación del hijo mayor de Jordi Pujol nada tenía que ver con la de Bárcenas cuando se le impuso fianza en un primer momento. Sin embargo, los informes de la UDEF que llevaron a ambos ante el juez no tienen tantas diferencias. Iñigo Urkullu CARTAS AL DIRECTOR Incoherencias Es curioso, pero si somos rigurosos hay que reconocer que ni el PSOE ni el PP han sido coherentes con el tema del aborto. El primero, porque en su programa electoral de las elecciones de 2008 no figuraba una reforma tan radical sobre una materia que era pacíficamente consentida por todos. El segundo, porque, a diferencia de su principal adversario electoral, sí tenía como propuesta estrella en su programa de 2011 la derogación de la ley de plazos actual y su sustitución por una nueva regulación con una lista cerrada de supuestos de excepción. Pero la pregunta Proteger el derecho a la vida El programa electoral del PP para las elecciones de 2011 establecía: Cambiaremos el modelo de la actual legislación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida... y lo recogía teniendo en cuenta la posición ideológica que el partido viene manteniendo sobre este asunto. Planteaba una reforma encaminada a proteger el derecho a la vida del no nacido considerado bien jurídico constitucionalmente definido por el artículo 15 de la Constitución y a eliminar la actual ley de plazos por una ley de supuestos, eliminando el aborto eugenésico por motivo de discapacidad o malformación del feto por tratarse de una clara discriminación. Reforma planteada con arreglo a la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional, recogida en su sentencia 53 1985. Pido a Rajoy que no frene la reforma del aborto porque hay que ser coherentes con la posición ideológica que el partido viene manteniendo desde hace años, porque es una promesa electoral y sobre todo, porque estamos hablando de proteger lo más sagrado que tiene todo ser humano, el derecho a la vida. NACHO LOURO LA CORUÑA JOSÉ RAMÓN LADRA