Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 JAIME GARCÍA Margallo y los tanques Prohibido decir ley JAIME GONZÁLEZ Si bien es cierto que García- Margallo es propenso a la acción exterior (será por el cargo) y tiende a invadir territorios que no son de su estricta competencia, sus declaraciones de ayer en las que aseguró que el Gobierno utilizará la ley incluido lo que haya que incluir contra el desafío soberanista son de una lógica aplastante, de una obviedad manifiesta. El nacionalismo se ha tomado las palabras de Margallo como una declaración de guerra y ha sacado de nuevo los blindados a la calle. Es curioso que cada vez que se invoca la ley quienes quieren saltársela se suben a un carro de combate. ¿Estará dispuesto el Gobierno a enviar tanques a Cataluña? se preguntaban, echándose las manos a la cabeza, algunos de los más conspicuos partidarios de la independencia. En un tono distinto, pero utilizando la frase de Margallo como arma arrojadiza, Pedro Sánchez desplegó el manual del perfecto pacifista para pedir cordura a ambas partes y reprocharle al ministro que empleara el término ley aunque fuera en legítima defensa de los intereses nacionales. En su afán por parecer equidistante, el líder socialista se ha vuelto un notable equilibrista. Tan meritorio es su dominio del funambulismo dialéctico como su empeño por colocarse en territorio de nadie. Que Margallo sea expansivo por naturaleza y muy dado a meterse en camisa de once varas no significa que no pueda decir ley cuando se le pregunta por lo que hará el Ejecutivo para frenar el órdago independentista. Porque, si invocar la ley es un delito mayor que incumplirla, propongo que el Gobierno para no generar tensiones innecesarias se abstenga de pronunciar tal palabra hasta que los que quieren violentarla concluyan su anunciada operación de asalto. Todo sea por la convivencia democrática Bastó que el ministro de Exteriores reiterara ayer que el Gobierno utilizará la ley para frenar el desafío soberanista para que se desatara de nuevo la polémica