Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MARTES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC ABC recorre las calles de un barrio industrial de Edimburgo con un grupo de voluntarios de Mejor Juntos Miedo silencioso en la campaña del no BORJA BERGARECHE ENVIADO ESPECIAL A EDIMBURGO ¡N o es democracia! No es democracia estar gobernados desde Londres por un Gobierno tory que no hemos elegido Ayer una decena de voluntarios de la campaña por el no a la independencia se toparon en las calles de Edimburgo con los gritos exasperados de un ardiente defensor del sí Iain McGill, coordinador de la campaña Mejor Juntos en Edimburgo, optó por interponerse ágilmente entre el espontáneo y el variopinto grupo de activistas por la unidad del Reino Unido que lideraba ayer. No va a ser fácil les advirtió. Os voy a pedir que caminéis durante dos horas bajo la lluvia llamando a la puerta de casas de desconocidos, con alguna intervención no deseada como esta dijo con temple. McGill es un pequeño empresario y activista cívico que ha sido cartero, conductor de ambulancias y candidato conservador escocés en elecciones municipales y europeas. Sabe lo que es estar en minoría. Todavía en 1955, Escocia votaba mayoritariamente a los tories pero en las últimas elecciones obtuvieron solo el 13 de los votos. Si la campaña Sí Escocia por la independencia está formada por un colectivo homogéneo, a base de miembros y simpatizantes del Partido Nacional Escocés (SNP) del Partido Verde y de grupos socialistas o del ala izquierda del Partido Laborista escocés, la coalición Mejor Juntos es más difícil de encasillar. Tras unirse a los nacionalistas el domingo en Linlithgow, el pueblo natal de Salmond, ABC se sumó ayer al puerta a puerta de un grupo de volun- tarios formado por media docena de jubilados de inclinación conservadora y sin experiencia política alguna, un puñado de extranjeros residentes en Escocia, y un par de laboristas escoceses. Todos ellos a las órdenes de McGill. Frente a la determinación de los simpatizantes del sí hacer campaña callejera por la permanencia en el Reino Unido es menos sexy. En dos horas, el grupo fue abucheado tres veces desde un coche. Enhorabuena, vais a perder les dijo con sorna otro viandante. La suspensión temporal de la gira por Escocia del laborista Jim Murphy después de ser agredido con insultos y huevos por simpatizantes del sí ha introducido un sabor amargo en un debate que, por lo general, discurre con cordialidad, pasión y buenas maneras. Intimidaciones Pero casi todos los voluntarios del no se han sentido agredidos o intimidados en alguna ocasión. La primera vez que me puse una pegatina del no en la solapa un amigo me dijo que era un valiente explica Roy Kilpatrick, un veterano miembro poco activo del Partido Laborista escocés. Bastante tenemos con que nos manden a la mierda de vez en cuando para que los políticos nacionalistas anuncien el día del juicio final si gana el sí exclama Charlotte Encombe, una de las voluntarias, en referencia a las declaraciones el fin de semana de Jim Sillars, exlíder del SNP Me han llamado maldita inglesa varias veces explica con ironía. Charlotte, que lleva más de 40 años en el Reino Unido, es holandesa y vive en Escocia desde hace doce años con su marido escocés. No duda en criticar la actuación del Gobierno. Podrían habernos ayudado, han tratado a los escoceses con desprecio, presuponiendo lo que sirve a sus inAlistair Darling, líder de la campaña Mejor Juntos a favor de la unidad tereses, en lugar de hacer propuestas específicas sobre el autogobierno desde el principio se queja. La campaña del no intenta estos días convencer a los indecisos medio millón de personas de los 4,5 con derecho a voto y asegurarse el voto de los suyos. En cada casa preguntad a qué hora tienen pensado ir a votar para que podamos verificarlo el jueves y, si no votan, id a sus casas a recordárselo les explica McGill. Voluntaria de Mejor Juntos El voto del no es más silencioso, somos así, el no tiende a despertar antipatías por aquí Aún no me he decidido confiesa una de las vecinas que figuran en las listas del no Imagine a dos personas al borde de un precipicio; una de ellas se dispone a saltar, pero la otra le dice espera un momento, voy a ver primero cómo de profunda es el agua, por si acaso... Creo que esa es la diferencia entre votar sí y votar no este jueves le explica con pedagogía la voluntaria holandesa. Esta, en pijama a las dos del mediodía y con cara de pocos amigos, se aviene a dar su opinión. Yo soy más bien de las que se tiran por el precipicio, así que no es la historia más adecuada; en mi caso, la clave es la justicia social, y mi duda es si mandar al carajo a los ingleses o tener en cuenta que, en realidad, estaríamos dejando tiradas r US E CE IE? pHN W E? t WVS? s c p re t fpeal lpat y TÓW? X FEUPS? BI. F (L Q G. I B (PL Q BI. 6 E L dc Wd LP R VR N QPd XdR dpf l f (v yD) rehdip t pR b VQ UVR U RQVWd K QPdWb d W bdc Wd aVcY ydQPVQ a QP W! g UVR R Q RNd 3 WV WbYO aVQ VWQOYPd bVWa b VW Q T n Q RNdWaV OW X Q dWP Q a Yd b d a QdY ad rV N KP. L NPLJ K J K K LMI Q -IPJ K LH P 0 NLPN Q K KJPK KJ VQ WQ Q- PK 2 QJ L K K KI. H Q- PQ PK NPL 4 K A DPLJ Q) RK 6 G Q Q- VQ KI J NLP. VQ Q Q- L A DPLJ Q) RK A D 3 6 G 7+ P! UQ P 9O2 A N PK 1O! K K K Q QJ L K KE NPLJ E 9OO2 5 O 3 l 3) KJPK KJ VQ 23 NPLJ JPJ +I, P 9O 2 NPLJ E 9 OOO23 5 O 3 l G, 3) KJPK KJ VQE 23 NPLJ JPJ +I, P 9 OO 2 8 C K J K jwÄr m s nw q n tqr I ln mt qm I l m m s nok I p ok l w m I pnqpwr m I ykÎ T