Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La batalla por Madrid El PSOE MARTES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es españa ABC Lissavetzky no repite como candidato y deja vía libre a Carmona El actual diputado regional del PSOE, favorito en el partido para intentar recuperar la alcaldía de Madrid veinticuatro años después GABRIEL SANZ MADRID Desde el adiós de Alfredo Pérez Rubalcaba, en el pasado mes de junio, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid desde 2011, Jaime Lissavetzky, no ha dejado de sentirse huérfano políticamente hablando. En ese contexto, ayer anunció lo que muchos esperaban en el PSM: que no volverá a aspirar a la alcaldía de la capital en las elecciones de 2015. Considerado un mal candidato gris, tanto por la dirección regional como por el secretario general del partido, Pedro Sánchez, y los actuales inquilinos de Ferraz, solo la continuidad de su íntimo amigo Rubalcaba le hubiera otorgado alguna posibilidad de repetir como cartel electoral. Lissavetzky asistió en agosto con un indisimulado malestar a la precampaña oficiosa que fue realizando por los distritos el diputado regional Antonio Miguel Carmona sin que la dirección regional de Tomás Gómez le desautorizara; y, sobre todo, comprobó que Sánchez tampoco estaba dispuesto a intervenir en la siempre difícil federación madrileña, a romper la luna de miel que vive ahora con Gómez, solo para ayudar a repetir candidatura a alguien en quien no creía. El portavoz en el Ayuntamiento de Madrid comunicó oficialmente a Pedro Sánchez y a Tomás Gómez su renuncia a lo largo del fin de semana y pidió a ambos discreción para gestionar sus tiempos según aseguran a ABC fuentes próximas a Gómez, a fin de anunciarlo él ayer, lunes, a los medios de comunicación. Creo que lo mejor para mi partido es dar un paso al lado y permitir la renovación dijo. Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense, igual que Rubalcaba, y exprofesor adjunto de Química Orgánica en la Universidad de Alcalá de Henares, antes de su etapa en el Gobierno, Lissavetzky fue consejero de Educación, Cultura y Deportes (1985- 1995) cuando Joaquín Leguina era presidente de la Comunidad. Ayer advirtió que no piensa irse a ningún consejo de administración, así que probablemente opte por lo mismo que ha hecho Rubalcaba: volver a dar clases de química. JAIME GARCÍA Jaime Lissavetzky PORTAVOZ PSOE EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID Compañero de pupitre y de veraneos en Llanes (Asturias) de Alfredo Pérez Rubalcaba, este veterano político, que llegó a dirigir el PSM, no ha querido someter al partido a la tensión de unas primarias que hubieran perjudicado las opciones que tiene el PSOE de recuperar la Alcaldía 24 años después. Los futuros protagonistas Antonio Miguel Carmona ASPIRANTE A ALCALDE Omnipresente en toda tertulia, diputado regional y economista, Carmona es la antítesis de Lissavetzky: popular populista, según sus detractores hasta el punto de echarse encima el cubo de agua helada a fin de reclamar dinero para los enfermos de ELA. Sólo será alcalde si el PP pierde la mayoría y logra un pacto de izquierdas El exceso de avales En el PSM se abre un plazo, del 22 de septiembre al 2 de octubre para recoger avales, en el transcurso del cual se verá si Enrique del Olmo consigue el 20 por ciento necesario para enfrentarse a Antonio Miguel Carmona, que los tiene seguros. Del Olmo avisó ayer que le parece muy elevado el mínimo exigido en el reglamento de primarias locales. De momento, Antonio Miguel Carmona sumó ayer el apoyo de alguien como José Bono, que en 2011 fue tentado como candidato a la alcaldía de Madrid por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El exministro de Defensa y expresidente del Congreso dice confiar en que el próximo alcalde sea Antonio Miguel Carmona, del que asegura que se siente cerca personal y afectivamente Mientras, el propio Antonio Miguel Carmona no quiso ayer valorar la marcha de Lissavetzky. Además, desde la Dirección del Partido Socialista de Madrid se mantuvo silencio. Enrique del Olmo ASPIRANTE A ALCALDE Tiene pocas posibilidades de conseguir un 20 por ciento de avales para pugnar con Carmona en las primarias del 19 de octubre. Ayer colgó su última declaración de la renta y una declaración de bienes. Actualmente es jefe del departamento de Gestión de la Formación de la Agencia para el Empleo del Ayuntamiento de Madrid. El argumento definitivo La gota que colmó el vaso del todavía portavoz municipal fue ver que el reglamento de primarias locales aprobado el sábado en el Comité Federal exige el aval del 20 por ciento de los militantes para ser candidato al alcalde. Si se hubiera dejado en el 10 por ciento que se exige en las primarias autonómicas, o incluso en el 15 por ciento, como pedía el tercero en liza en la batalla socialista por Madrid, Enrique del Olmo, igual Lissavetzky se hubiera planteado dar la batalla. Según fuentes próximas al portavoz, veía muy asegurados esos apoyos en la capital porque en muchas agrupaciones Rubalcaba sigue teniendo ascendencia. Pero Lissavetzky entendió que tener a las direcciones nacional y regional en contra le dejaba sin opciones frente a Carmona en las primarias del 19 de octubre. Tomás Gómez SECRETARIO GENERAL PSM Otro beneficiado por el adiós de Lissavetzky, porque consigue algo que parecía imposible: un PSM pacificado con él de candidato a la Presidencia de la Comunidad a nueve meses de las elecciones. Los sondeos no le son favorables, pero si el PP pierde la mayoría en la comuidad hará, como Carmona, un pacto múltiple para desalojar a Ignacio González. Videoanálisis de la renuncia de Lissavetzky a ser candidato