Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO La batalla de Madrid La encuesta ¿Cómo calificaría la gestión del Gobierno? Buena España 11,4 29,1 Regular Mala 57,7 Ns Nc En DOMINGO, 14 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es ABC Asamblea de Madrid 1,8 PP Estimación de voto Mayo 2011 Diputados 51,7 72 26,3 9,6 6,3 1,0 2,8 2,3 100,0 36 13 8 129 Septiembre 2014 Diputados 41,8 61 16,4 5,4 7,7 1,0 17,5 4,4 2,4 3,4 100 24 8 11 0 25 0 129 Municipal 13,2 33,1 49,8 3,9 PSOE IU UPyD EQUO- Ecolo Podemos ¿Y cómo calificaría la actual situación económica? España 1,7 27,5 70,5 0,2 Ciudadanos Otros Blanco Familia FUENTE: GAD 3 20,3 54,5 24,5 0,7 ABC Total Participación FUENTE: GAD 3 68,3 71,0 ABC Menos pesimismo Elecciones autonómicas Los ciudadanos ven mejor su situación económica familiar que la de España M. C. MADRID El PP también necesitará apoyos para gobernar en la Comunidad de Madrid M. C. MADRID La recuperación económica está aumentando el optimismo de los ciudadano sobre su propia situación (en su casa y en su familia) aunque curiosamente el pesimismo por el conjunto de España se mantiene fuerte y son muy pocos los que se atreven a calificar de bueno el panorama actual del país. Según la encuesta de GAD 3, el 20,3 por ciento de los encuestados creen que su situación personal y la de su familia es ahora mismo buena Sin embargo, solo el 1,7 por ciento dice lo mismo de la situación económica de España. Mientras que un 24,5 por ciento reconoce que sus condiciones actuales personales son malas, la percepción negativa sobre el país en este momento llega al 70,5 por ciento de la po- blación. Respecto a la gestión del Gobierno de la Nación, la valoración es negativa. Solo el 11,4 por ciento considera que está siendo buena frente a un 29,1 por ciento que la califica de regular y un 57,7 por ciento que la tacha de mala En el caso del Gobierno municipal de Madrid, con Ana Botella a la cabeza, el 13,2 por ciento cree que su gestión ha sido buena, frente a un 33,1 por ciento que la describe como regular y un 49,8 por ciento que la considera mala En la percepción que los electores tienen de las capacidades de los partidos, se comprueba que ven al PP más preparado que el resto para crear empleo, mejorar los servicios, atraer inversiones a Madrid y potenciar la igualdad de la mujer. También gana el PP, pero por menos, en la lucha contra la corrupción. La mayoría absoluta del PP en la Comunidad de Madrid también está ahora mismo en el aire. A ocho meses de las elecciones autonómicas, los populares ganarían en las urnas, pero no llegarían a esa mayoría absoluta y se verían obligados a buscar un pacto con UPyD para mantenerse en el poder. Como se refleja en la encuesta de GAD 3, el PP perdería casi 10 puntos (se quedaría con un 41,8 por ciento de votos) y sumaría 61 diputados de 129 (la mayoría absoluta son 65) Por detrás del PP, la segunda fuerza política sería Podemos, con un 17,5 por ciento en estimación de voto, y 25 diputados autonómicos. El PSOE, que cae diez puntos desde las elecciones de 2011, se quedaría con un 16,4 por ciento y 24 escaños. UPyD subiría ligeramente hasta el 7,7 por ciento de los votos, con 11 diputados, que serían decisivos a la hora de buscar coaliciones. Izquierda Unida, con un 5,4 por ciento de los votos y 8 diputados, quedaría en el último lugar en el Parlamento autonómico. Ciudadanos no obtendría representación parlamentaria, al no alcanzar la barrera del 5 por ciento de voto reglamentario y quedarse justo a las puertas con un 4,4 por ciento. CHISPAS CURRI VALENZUELA EL TERCER HOMBRE Si Rajoy quiere tomarse tiempo es porque desea esperar a tener más encuestas ciones, sobre todo la de acotar la posible designación entre quienes en el partido se denominan las tres rubias pese a que Soraya Sáez de Santamaría sea morena. Lo de andarse con pies de plomo y esperar al último minuto para tomar una decisión son características consustanciales al presidente del Gobierno, así que nadie se extraña de esta demora, que se parece a la que protagonizó el año pasado hasta dar con el nombre de Juanma Moreno para la presidencia del PP andaluz mientras Susana Díaz aprovechaba ese tiempo para asen- L o único que se conoce con certeza qué piensa Mariano Rajoy sobre quién debe ser el candidato del PP a la alcaldía de Madrid es lo que él mismo dijo el lunes pasado ante su Ejecutiva, cuando ya sabía que Ana Botella iba a anunciar que tiraba la toalla: que no hay prisa en designarle. Lo demás son especula- tarse en la presidencia de la Junta de Andalucía. Si Rajoy quiere tomarse ese tiempo esta vez, piensan sus colaboradores, es porque desea esperar a tener más encuestas, cuyos resultados serán más fiables conforme se acerque la convocatoria electoral. El PP tiene encargados nuevos sondeos a efectuar las próximas semanas, en los que se van a testar más nombres que los de las tres mujeres que están ahora en la palestra. Esas identidades se guardan en el máximo secreto, ni ellos mismos están al tanto, aunque ya hay rumores de que personas cercanas al presidente consideran verosímiles. El que más suena, Pío García Escudero, actual presidente del Senado, que fue presidente del PP madrileño y mano derecha de Rajoy cuando este dirigía las campañas electorales que llevaron a La Moncloa a José María Aznar. También, se dice por Génova, se ha incluido el nombre de algún ministro, lo que da pié para pensar que pudiera ser el de Exteriores, no solo porque José Manuel García- Margallo es madrileño de nacimiento y amigo del presidente, sino perejil en casi todas las salsas. Y tampoco es de descartar a la titular de Sanidad, Ana Mato, porque es sabido que Rajoy la propuso para sustituir a Esperanza Aguirre en la presidencia regional del partido cuando, en un primer momento, se creyó que iba a dejar el puesto libre al dimitir también como presidenta de la Comunidad. Aunque también circula por Moncloa el rumor de que su principal ocupante tiene ya en la cabeza el nombre de quien quiere que sea alcalde de Madrid, una personalidad de relevancia social en la capital de España con el que daría la campanada en el último momento.