Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 6.9.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.045 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 14366 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Retrato nupcial en el pasillo del supermercado Ni besos románticos ni escenarios idílicos. Las fotos de boda en lugares ordinarios e incluso cutres, causan furor en algunas ciudades de Asia CARMEN CALVO CORRESPONSAL EN SINGAPUR IGNACIO RUIZ- QUINTANO PETENERAS Como la justicia es un bingo, otros jueces imputan delito a Aguirre por ponerse manola con dos guardias L i hasta ahora las parejas de novios en Singapur elegían los lugares más emblemáticos de la ciudad para hacerse sus románticas fotos de boda, una moda parece imponerse en los últimos tiempos que nada tiene que ver con el beso interminable, el vestido blanco y las orquídeas del Jardín Botánico. Supermercados, garajes, almacenes o, incluso, aseos públicos son los nuevos escenarios que acompañan las imágenes para la posteridad de los recién casados. Para Raymond Phan, uno de los fotógrafos más populares de la ciudad y ganador de más de 150 premios, lo que los novios tratan de expresar con estas fotos son historias reales como la vida misma: A veces vamos al lugar donde se conocieron, o preparamos una sesión de fotos caricaturizando lo que les gusta o no les gusta de su pareja, o sus fantasías secretas explica. S RAYMOND PHAN Humor y amor en pareja Los contrayentes, previo pago de unos 3.000 euros, buscan las localizaciones que más les divierte, donde pasan más tiempo o donde pueden dar riendas suelta a sus fantasías. Para ellos es más real que la vida misma Quebradero de cabeza Buscar la localización es un quebradero de cabeza para los fotógrafos, pues los novios compiten por escoger entornos originales. He fotografiado parejas en medio de un atasco de tráfico, en casas abandonadas y hasta en aseos públicos. Es una nueva tendencia que demuestra que las parejas tienen un marcado sentido de su propia identidad, quieren algo único, distinto de lo que hacen sus amigos explica Raymond. Así, la cadena de supermercados FairPrice recibió el pasado año más de 30 peticiones de novios para poder realizar sus fotos de boda entre estanterías llenas de latas, botellas y verduras. Y las demandas van en aumento. Cuando venimos a hacer la compra, vemos a matrimonios ancianos cogidos de la mano y caminando por los pasillos, juntos y felices. Así seremos nosotros según vayamos pasando por las distintas etapas de la vida cuentan Chris y Smith, dos profesores que escogieron esta célebre cadena de tiendas para sus imágenes nupciales. Fair Price no cobra nada por el uso de sus instalaciones, aunque los permisos suelen tardar cuatro semanas en llegar. Sin embargo, lo más novedoso en Singapur y otras grandes ciudades de Asia, como Shanghái, son las fotos de boda acuáticas. Las parejas se sumergen en una piscina de agua templada bajo la atenta mirada de un vigilante y reciben instrucciones del fotógrafo, que se encuentra al otro lado del cristal, a través de un micrófono. Al problema del peinado y el maquillaje, que deben ser resistentes al agua, se añade el vestido, que los estilistas aconsejan que sea blanco y con mucha cola; y, sobre todo, la sonrisa, difícil de mantener cuando uno no puede respirar. Raymond Phan empezó la fotogra- fía como pasatiempo, después de acabar sus estudios en la Universidad Politécnica de Singapur, aunque, hoy en día, es su única ocupación. Una sesión de fotos con él cuesta un mínimo de 3.000 euros y, aunque algunos de sus retratos podrían resultar políticamente incorrectos en nuestro país, con novias envueltas como fardos con la etiqueta de pagado o novios bebiendo latas de cerveza con sus amigos mientras miran un partido de fútbol, sus obras no dejan de ser un guiño consentido por ambas partes para buscar el lado cómico de la vida diaria de pareja, hasta el extremo de que en algunas de las fotografías aparecen suegras amenazantes o mujeres pasando el rollo de papel higiénico a sus maridos mientras estos leen el periódico en el cuarto de baño. as dos estrellas de nuestro firmamento mediático son Marta Ferrusola, por lo que sabe, y Pablo Iglesias, por lo que ignora. Al hablar de Marta y Pablo, no hablamos de Marta y Pablo, sino de la sociedad que los sustenta. Por eso resultan interesantes. De muchos que se hacen cruces de las boberías que dice Pablo he de decir que, a la edad de Pablo, ellos decían boberías mayores (y gratis) solo que aquella sociedad aún no estaba lo bastante desdentada para hacerlas suyas. Desdentados es como el socialista Hollande llama a los pobres, según su ex, Valérie Trierweiler, una mujer con lunar (en Miura, señal de casta, al decir de El Gallo) Marta es la señora que no quería desdentarse y por eso tenía que pasar lo que ha pasado. Suyas son las dos mejores frases de sabiduría española: ¡Uy, tranquilo! Esto se olvida dirigida a su esposo, petrificado ante una querella, y Vagi- se n a la merda! dirigida a un periodismo anonadado que busca saber de ese esposo (si eres periodista, no es ninguna broma que en el País de las Maravillas la Reina de Corazones te mande a la mierda) ¡Me acaba de mandar a la mierda! Que es la manera más española de salir por peteneras. Petenera Ay, petenera gitana, yayay, petenera vendría de Pétain, el mariscal vencedor de Verdún y embajador de Francia en Madrid, que en un besamanos de Pascua en El Escorial se cuadró ante de Franco y levantó el brazo al modo fascista. ¿Por qué? Pour enmerder les autres! dijo. Como la justicia es un bingo, unos jueces de la Audiencia Provincial (contrariamente a la doctrina Valcárcel de la Nacional) imputan delito a Esperanza Aguirre por salir por peteneras (ponerse manola) con dos agentes de movilidad que en el imaginario progre pasan a ser los capitanes Galán y García Hernández. Em parlen de Marta... canta Serrat. Marta dijo no al apoyo del Barça a la Marca España ya tienen los toros y las manolas pero sí al de la Fundación Qatar si dan dinero, ¡que lo cojan!