Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 GENTESTILO SÁBADO, 6 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es estilo ABC François Hollande, el presidente trígamo e hipócrita El libro- bomba de Valérie Trierweiler descubre además que el político siguió manteniendo una estrecha relación con Ségolène Royal durante todo su noviazgo con la periodista. En enero, él fue sorprendido con la actriz Julie Gayet JUAN PEDRO QUIÑONERO PARÍS Descubiertos Closer también descubrió la relación de Hollande con Valérie. Por ella abandona a Ségolène tituló Las memorias íntimas de Valérie Trierweiler (49 años) ex de François Hollande (60) han convertido los lechos de plumas y amor del jefe del Estado y buena parte de la élite socialista en un atroz campo de minas políticas, sexuales y sentimentales, con una venganza íntima coreada por las ruidosas cacerolas de la publicidad de rompe y rasga. Merci pour ce moment Gracias por este momento el libro de Trierweiler, comenzó a desaparecer vertiginosamente de todas las grandes librerías parisinas a las pocas horas de ponerse a la venta, la mañana del jueves, tras una eficaz campaña de lanzamiento en las portadas de varios semanarios. El editor espera vender con relativa rapidez los 200.000 ejemplares de la primera edición. ¿A qué se debe el éxito de esas memorias íntimas? Por vez primera en la historia de Francia, la amante de un jefe del Estado desvela sin pudor conversaciones íntimas sostenidas en sus sucesivos lechos de amor, entre la primavera de 2005 y el mes de enero de 2014, dejando caer un rosario interminable de miserias sibilinas sobre toda la élite política socialista. El principal protagonista del libro es Hollande, jefe del Estado, que decidió repudiar públicamente a su amante el mes de enero pasado, en unos términos crudos y humillantes para Trierweiler. su ex (Ségolène) cuando ella, ilusa, se creía primera dama de Francia Trierweiler insiste en que Hollande seguía jurando por sus hijos que los rumores de otra amante eran pura filfa Juramento repetido, con la mano en el pecho, horas antes de que el semanario Closer descubriera el nido de amor utilizado por el presidente y la actriz Julie Gayet, a dos pasos del Elíseo. Las mentiras cínicas de un señor que traiciona a una o varias señoras al mismo tiempo forman parte de la historia del vodevil. Trierweiler aporta matices esperpénticos a ese comportamiento clásico del marido amante infiel. En el caso de Hollande, según su ex, el uso de la mentira cínica forma parte de un comportamiento político diario. Celos Soy una mujer celosa. Lo cierto es que no puedo soportar la cercanía de François y su exmujer (Royal) La otra esposa Desprecios Trierweiler se pregunta si Hollande sabe todavía dónde tiene su mano izquierda Es una manera muy tímida de resumir el largo rosario de mentiras cínicas del antiguo candidato, engañando a sus amigos, a su guardia pretoriana, a su partido y al pueblo de izquierda con una desfachatez olímpica. Amor Trierweiler cuenta Me pidió que volviéraque su ex trata a los pobres de sans dents (sin mos. Me invitaba a cenar cada noche. Era un dientes, desdentados) capricho que quería Sans dents es una exprerecuperar sión popular que comenzaron a usar Balzac y Victor Hugo, a mediados del siglo XIX, para nombrar a los pobres de misericordia, víctimas de la pobreza y las enfermedades, condenados a perder los dientes prematuramente. Los sans dents de Balzac hablan mal, desdentados, articulando pobremente. En el argot francés de nuestro tiempo, sans dents es una expresión de una crudeza brutal. Los sin dientes desdentados son un populacho de la más baja catadura, caído en la miseria más absoluta. En boca de un presidente de izquierdas la expresión sans dents sin dientes ha caído como una bomba feroz, que está haciendo estragos El presidente siguió teniendo relaciones privilegiadas con su ex cuando yo me creía primera dama Celos de la ex Me es físicamente imposible verle con Ségolène. Incluso cuando ya estaba en el Elíseo siguieron teniendo relaciones Matrimonio Personaje atroz La venganza escrita por la señora repudiada pasará a la historia de los libelos amorosos. Diciendo que su libro también es un acto de amor la amante despechada dibuja un retrato atroz de un personaje cínico, embustero, sin escrúpulos. Cínico en el terreno más íntimo y amoroso, de entrada. Trierweiler cuenta cómo Hollande le juró por sus hijos en varias ocasiones, que había roto definitivamente con la madre de sus cuatro vástagos, Ségolène Royal (actual ministra de Ecología) Repudiada, Trierweiler recuerda angustiada que, en verdad, Hollande siguió teniendo unas relaciones privilegiadas con Me lo pidió en diciembre del año 2012. Posteriormente, se retractó de su proposición El infiel al descubierto Me juró por sus hijos que esos rumores eran una filfa. Luego lo admitió todo