Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 6 DE SEPTIEMBRE DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 El análisis Cumbre de la OTAN La guerra en cifras Dudas en EE. UU. Obama se mostró esperanzando y a la vez escéptico con el nuevo acuerdo de alto el fuego Intercambio de presos El canje de prisioneros puede comenzar en breve. Moscú cree que cada parte retiene no menos de mil Entre Donetsk y Lugansk Un corredor humanitario facilitará el movimiento de refugiados, provisiones y medicamentos sidente ucraniano Leonid Kuchma y el embajador ruso en Kiev, Mijaíl Zubárov. Por parte de los separatistas asistió uno de los líderes rebeldes de Lugansk, Ígor Plotnitski, quien aseguró que durante el encuentro no se habló del futuro estatus de las dos regiones sublevadas. Plotnitski advirtió que no renunciaremos a ser un país independiente Desde Newport (Gales) el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, que ha participado en la cumbre de la OTAN, expresó el deseo de que este alto el fuego dure mucho tiempo y que mientras se observe continuemos el diálogo político para encontrar la paz y la estabilidad definitivas Según sus palabras, lo acordado en Minsk incluye una descentralización del poder y el respeto a la lengua y la cultura rusa. Poroshenko calificó de altamente simbólico el hecho de que la cumbre de la OTAN haya coincidido con el comienzo de la tregua y se mostró muy satisfecho del apoyo obtenido por parte de Occidente. En cuanto a Rusia, el presidente ucraniano afirmó que el alto el fuego se basa en el acuerdo que fue alcanzado en conversación telefónica con su homólogo Vladímir Putin Poroshenko cree que ya hoy podría comenzar la liberación de rehenes. Zubárov, sin embargo, estima que habrá que organizar primero el operativo, establecer un calendario y determinar el lugar en donde tendrá lugar el canje de prisioneros. El embajador ruso calcula que cada una de las partes retiene en su poder no menos de 1.000 personas. 2.593 personas han muerto en el este de Ucrania desde que comenzó el conflicto el pasado abril, según Naciones Unidas. La cifra no incluye a las 298 víctimas del avión de Malaysia Airlines derribado el 17 de julio por los separatistas. 1.000.000 de personas han tenido que abandonar sus hogares y se han convertido en desplazados internos, refugiados o solicitantes de asilo en otros países, según Acnur. Tanques ucranianos desplegados en la ciudad de Mariupol (este) AFP Nuevas sanciones Los embajadores europeos acordaron ayer por la noche un nuevo paquete de sanciones contra Rusia, que amplía la aplicación de las sanciones aprobadas en julio a los sectores financiero, energético y tecnológico, así como la incorporación de 25 nombres a la lista de personas que no pueden entrar en territorio europeo. Este nuevo paquete debe ser aprobado durante el fin de semana por el llamado procedimiento escrito, antes de que sean publicadas en el diario oficial para su entrada en vigor, lo que dará tiempo a los responsables europeos de evaluar la evolución de la situación sobre el terreno. HERMANN MODESTO AVANCE EN RETOS CAPITALES Están en la alianza contra el yihadismo todos los países importantes de Europa, salvo España ubo momentos en el último cuarto de siglo en los que la mayor preocupación de la OTAN era quedarse sin función. La única buena noticia de los tiempos más recientes es que ese problema ya no existe. Ayer en la localidad galesa de Newport, los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países miembros de la Alianza Atlántica se enfrentaban al mayor reto a la seguridad mundial en muchas décadas, en su complejidad posiblemente desde la II Guerra Mundial, a un reto que son dos. Por un lado, una Rusia gravemente enferma, pero con las mismas veleidades imperiales que en sus momentos más expansionistas, arrolla fronteras, atropella territorios, pactos y soberanías y se ríe del derecho internacional. Y amenaza a la libertad de sus vecinos pero también a miembros de la alianza. Y en Oriente Próximo, el Estado Islámico, un ejército islamista de brutalidad infinita, arrolla también fronteras, siembre el terror, asesina en masa y amenaza con extenderse por toda la región y hacia Asia y África. Islamistas de Europa se han unido a este monstruoso proyecto del califato fanático y combaten allí como voluntarios. Pero se teme que a su vuelta se conviertan en una terrible amenaza en las comunidades islámicas europeas. Así las cosas, frente a estos dos inmensos retos, en los que ya nada puede descartarse, ni el enfrentamiento armado en países europeos de la OTAN ni inmensas matanzas y destrucción en países árabes y africanos, la situación, concluido el encuentro no es peor que cuando comenzó. Se ha firmado un alto el fuego en Minsk entre las fuerzas separatistas y el gobierno de Kiev. Aunque todo es una farsa mientras Rusia niegue como niega su presencia como parte combatiente, lo cierto es que desde ayer por la tarde no se dispara y no se mata. La máxima cautela es la justa. La actual ofensiva busca crear un corredor entre Rusia y Crimea con continuidad territorial. Nadie crea que este alto el fuego va a hacer olvidar la geografía y sus apetitos al presidente Putin. La OTAN va a establecer una fuerza de despliegue rápido e institucionaliza la presencia rotatoria de fuerzas en los países de la OTAN más expuestos a la amenaza de Rusia que son los Bálticos, Rumanía y Polonia. Pero claro está que, sin la decisión de bases estables de la OTAN que pedían, la inquietud de estos países seguirá siendo mucha. En el otro flanco de la guerra abierta contra Occidente y sus intereses, también hay resultados. Diez países formarán con EE. UU. la alianza contra el califato con el objetivo declarado de estrangular y liquidar, con ayuda árabe, al ejército y al estado islámico. Se trata de aislarlo, acosarlo, matar a los líderes y conseguir que le abandonen sus aliados y se dispersen, quebradas, sus huestes fanáticas. Están en la alianza todos los países grandes y medianos europeos salvo España, ausencia por cierto difícil de explicar. H Pesimismo de Yatseniuk Menos entusiasta en relación con la tregua se mostró el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk. La paz debe establecerse, pero no sobre la base del plan de Putin, sino sobre la base del plan ucraniano, que debe ser apoyado por EE. UU. y la Unión Europea, ya que nosotros con nuestras propias fuerzas no podemos hacer nada contra Rusia declaró Yatseniuk. A su juicio, el plan de paz debe incluir, además del alto el fuego, la retirada del Ejército ruso, y el restablecimiento de la frontera entre Ucrania y Rusia. El presidente estadounidense, Barack Obama, comentó en Newport que la tregua obviamente, suscita esperanzas, pero basándonos en experiencias pasadas, somos escépticos Por eso, Obama y sus aliados europeos coincidieron en la necesidad de seguir adelante con la nueva tanda de sanciones ya preparada y levantarlas, en caso de que el alto el fuego se convierta en permanente. La perspectiva de anular esas sanciones es la mejor forma de asegurarnos de que se cumplirá la tregua aseveró Obama. Por su parte, el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, dijo esperar que el acuerdo de alto el fuego se implemente con buena fe El Kremlin saludó ayer el acuerdo de Minsk. Su portavoz, Dmitri Peskov, señaló que el protocolo firmado recoge la iniciativa de los presidentes de Rusia y Ucrania Peskov se refería al plan de siete puntos que Putin lanzó el miércoles. Pero las decisiones adoptadas en la cumbre de la OTAN no han gustado nada a Moscú. La naturaleza y el tono de las declaraciones sobre la situación en Ucrania, junto con los planes de llevar a cabo maniobras conjuntas en este país, harán que aumenten la tensiones de forma inevitable subraya un comunicado de Exteriores.