Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 31 DE AGOSTO DE 2014 abc. es estilo GASTRONOMÍA ABCdelVERANO 89 GASTRÓNOMOS EXQUISITOS Martín Ferrand y los callos con garbanzos Hace un año que se fue, y cultivó también, con maestría el periodismo gastronómico: un placer CRISTINO ÁLVAREZ MADRID El trago: Almirez Un excelente vino de Toro, una espléndida columna que firmaba el periodista Manuel Martín Ferrand en el dominical de ABC, un genuino y gran restaurante de Madrid. No es necesario ordenar, aunque aquí toca el vino y los callos con garbanzos, y el encantamiento entre ambos alimentos gracias a la añada 2010 de Almirez, que es el que tengo y el que prefiero. Hay versiones posteriores, pero cuando la contundencia se aplaca y se convierte en finura, y queda un pose de elegancia, otro de frescura, y cuando el volumen se mantiene pero ya no pesa en el ánimo, es hoy. Hoy, como toca, con unos buenos callos con garbanzos, gran plato de Madrid. Puntos: 93. Precio: 15 euros. Añada: 2010. Origen: D. O. Toro. Variedad: tinta de toro. Bodega: Teso La Monja. Valdefinjas (Zamora) Tel: 902 334 080. www. sierracantabria. com JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA Hubiera preferido, estén seguros de ello, tardar muchos años en dedicar el último de estos capítulos al maestro, al compañero, al amigo, al paisano, que todo eso era para mí Manolo Martín Ferrand, de cuyo óbito se cumple hoy un año y un día. No tengo la menor duda de que se trata de uno de los dos o tres periodistas más importantes de los últimos cuarenta o cincuenta años. Si Marshall McLuhan acuñó la sentencia de que el mensaje es el medio, de Martín Ferrand habría que decir que él era el medio, pues a todos (prensa, radio, TV) les aportó su magistral manera de entender esta profesión. Fue el primer periodista multimedia que lo tocó todo, y todo bien. Su columna de ABC, que mantuvo hasta días antes de dejarnos, era un aliciente para enfrentarse a cada nuevo día. S e f u e c o n u n a dignidad impresionante. Te n í a que ser así: era, en toda la extensión de la palabra, u n s e ñ o r, e x presión que vale mucho más que el sobadísimo apelativo de caballero que hoy se da a cualquiera. Su condición de periodista total, unida a sus aficiones y saberes gastronómicos, hizo que también cultivase con maestría el periodismo gastronómico; era un placer leerle. drileñas: los callos, en este caso con garbanzos. Es un plato, como pueden imaginar, contundente; normalmente, carga menos la mano en el picante que en el caso madrileño; a cambio, añade el punto aromático de los cominos. La pata de ternera es ingrediente fundamental, y la salsa... gloria bendita. En cuanto a los garbanzos, jamás soñaron con alcanzar tal altura gastronómica. Sí: un buen plato de callos con garbanzos viene pintiparado para evocar al amigo ausente. Con pata de ternera Me decía que él y yo éramos coruñeses de nacimiento... y madrileños por vocación. Dos cosas perfectamente compatibles, añadía, dado el carácter abierto y alegre de ambas ciudades. Lo recordaremos, entonces, con la versión gallega, coruñesa, de uno de los platos que son icono de la cocina y la gastronomía ma-