Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 MADRID DOMINGO, 31 DE AGOSTO DE 2014 abc. es madrid ABC Más de dos meses de encierro para que se reabra un aula de Infantil Educación clausuró la clase, en Fuenlabrada, por falta de cupo. Este próximo curso hay el doble de peticiones I. BOLEA MADRID Para varios de los padres y alumnos del Colegio Público Arcipreste de Hita, en Fuenlabrada, este ha sido un verano diferente. Las vacaciones han sido sustituidas por un improvisado campamento estival en el centro educativo, con cuentacuentos, castillos hinchables, conciertos y campeonatos deportivos. El motivo: un encierro para reclamar la reapertura de un aula de Educación Infantil. Tradicionalmente, el centro había contado con dos clases para niños de 3 años, hasta que el año pasado se cerró una debido a la falta de solicitudes (había solo 24 en total, uno menos del máximo) Sin embargo, en las matriculaciones para el próximo curso se produjo un repunte, por lo que el di- rector pidió la reapertura del aula. Esta solicitud fue denegada y 19 de los 44 alumnos que habían solicitado plaza se quedaron sin ella. Trece tuvieron que ser transferidos a los colegios que habían solicitado como segunda o tercera opción, mientras que otros seis se quedaron sin plaza. Descontentos, varios padres- -tanto aquellos con hijos que tienen una plaza en otro centro como los que no- -iniciaron un encierro el pasado 24 de junio. Según denuncian, en otros colegios de la zona, incluidos varios concertados, se mantienen aulas abiertas con una ratio mucho menor de alumnos por clase. A menos de un kilómetro El director argumenta que la reapertura de la clase no tendría ningún coste, puesto que el colegio cuenta ya con el aula, el material e incluso el profesor, que realiza apoyos en algunos cursos de Primaria. Desde la Consejería aseguran que en el colegio no hay más plazas y que a los padres cuyos hijos todavía no tienen plaza se les ha ofrecido la oportunidad de matricularlos en otros centros, a menos de un kiló- metro de distancia. Contra esta oferta, los padres alegan que los centros se encuentran demasiado alejados de sus domicilios y que, para algunos que no tienen coche, supone una dificultad añadida tener que acudir andando con sus hijos de 3 años. La situación ha seguido enquistada durante los meses de julio y agosto, sin que ambas partes parezcan cerca de alcanzar un acuerdo. Durante los últimos 69 días, los afectados han mantenido de manera ininterrumpida el encierro, durmiendo allí, con el apoyo de otros padres y varios vecinos de la localidad. Pero la protesta podría llegar a su fin mañana. Hasta ahora se ha podido mantener porque en vacaciones la responsabilidad sobre el centro es del Ayuntamiento (gobernado por una coalición PSOE- IU) que les apoya. Pero el 1 de septiembre empieza el curso escolar- -vuelven los profesores, pero no los alumnos- -y el Arcipreste de Hita pasará a ser responsabilidad de la Comunidad de Madrid. El director del centro deberá entonces decidir si, en cumplimiento de sus obligaciones, solicita que se desaloje la acampada. Algunos padres encerrados, el jueves pasado