Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 31 DE AGOSTO DE 2014 abc. es deportes DEPORTES 67 Vela Copa del Rey Panerai La precisión de las Damas del Mar Namib Mariquita Chinook Sirius y Calima ganadores en Mahón PEDRO SARDINA MAHÓN (MENORCA) Vela Clásica y de Época, vela de calidad, de caballeros y llena de plástica. La XI Copa del Rey Panerai, que se ha celebrado en aguas de Mahón, no ha defraudado. A pesar de las pocas condiciones de los dos primeros días, en los que el Comité de Regatas se sacó sus respectivas mangas de la chistera esta Copa ya pertenece a la élite. Nueva entrada de la flota en el puerto natural de Mahón proporcionando una visión pocas veces disfrutada por el público que se aglomera en el Paseo Marítimo, que el Ayuntamiento de Mahón se ve obligado a cortar al tráfico para que no haya ninguna desgracia y la gente pueda ver de cerca y con tranquilidad a este museo flotante que forman los veleros del siglo pasado. Y es que estas regatas de las Damas del Mar tienen un patrocinador acorde con la precisión que han de tener los propios patrocinados. Panerai, símbolo de precisión, se mezcla con estas máquinas de navegar perfectas. El Kelpie of Flamouth en una bonita maniobra pués de haberlo hecho seis veces. El Emeraude (1976) que ha ganado tres veces el Circuito Mundial sigue sin ganar la Copa del Rey Panerai. En Big Boats y después de la descalificación sufrida ayer por el Moonbean IV (1914) se impuso el Mariquita (1911) de George Newman. A pesar de ello, el barco del Yatch Club de Mónaco ganó la manga de ayer. En la clase Época Marconi, el Sirius (1936) de Andrea Zaoli mantuvo su buena actuación del primer día y volvió a ganar la última manga, lo que le hace subier a lo más alto del podio, por delante del Enterprise (1939) de Albert Kusak. En Espíritu de Tradición paseo por el campo de regatas del Calima (1970) de Javier Pujol, que se ha impuesto en las tres mangas disputadas. Segundo fue el Lohegrin (1974) de Paco Bacquelaine, con tres segundos puestos. En Época Cangreja, el Chinook NICO MARTÍNEZ Sorpresa Con vientos de más de 15 nudos de intensidad y un recorrido de 27 millas se disputó la tercera jornada de la Copa del Rey Panerai. La sorpresa saltó en la clase de Clásicos en la que se impuso el italiano Namib (1967) de Davide Besana en su primera participación en la Copa del Rey Panerai ante el Yanira (1954) de Andrés de León, que desde 2010 no gana en Mahón des- Trofeo Mare Nostrum Lo ganó el mallorquín Marigan que le acredita como el más regular de las regatas del Mediterráneo (1916) de Graham Walker, que llegó a Mahón como ganador de las regatas de Argentario y Nápoles se llevó el gato al agua con tres primeros puestos, al Marigan (1898) de Tim Liesenhoff. En el Trofeo Mare Nostrum, que acoge las tres pruebas más importantes del Mediterráneo (Puig, Illes Balears y Copa del Rey Panerai) resultó ganador el barco mallorquín Marigan (1898) perteneciente a la clase Época Cangreja. Para fin de fiesta se procedió a la entrega de trofeos en el espectacular village que Panerai montó en las terrazas del Club Náutico de Mahón. Desde hace 15 años la Federación me margina LA ENTREVISTAS PLYMOUTH AFTERDOCK ION ECHAVE Jurado de la Copa del Rey Panerai JAUME SOLER -Otro año en el jurado de la Copa del Rey Panerai. Ya es un clásico en la regata. -Espero ser clásico, pero no antiguo. Es una regata sencilla y que no da excesivos quebraderos de cabeza. Un auténtico relax. -Acostumbrado a otro tipo de re- gatas mucho más competitivas. ¿Es otro estilo? -Es otro estilo, está claro. No en cuanto a la forma de navegar, porque el reglamento es el mismo, pero hay una diferencia con respecto a otras regatas, que es el ambiente y el espíritu. -Es uno de los Jurys Internacionales más veteranos, aunque está ac- Ion Echave NICO MARTÍNEZ tuando más fuera que en España. ¿Tiene alguna explicación? -Soy juez desde el año 1988 cuando en un plazo de año y medio me saqué los dos títulos y fui el primer juez de la ISAF en tener a la vez los cuatro títulos internacionales. Estoy actuando fuera porque aquí la Federación Española de Vela me ha marginado en los últimos quince años, con el anterior y el actual presidente. -Y de Mahón a Santander 2014- -Este sí que es un reto extraordinario. Una regata muy compleja, mucho más difícil de organizar que unos Juegos Olímpicos, por dos razones: en cuanto a número de competidores con todas las dificultades logísticas que esto implica; pero sobre todo, el presupuesto del que se dispone, que es quinientas veces inferior. Cuesta mucho.