Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 31 DE AGOSTO DE 2014 abc. es PRIMER PLANO 25 Post 1918 La mayoría de los sistemas parlamentarios surgidos del colapso de los imperios fueron incapaces de afrontar la convulsión social Mein Kampf Benito Mussolini lo describió como un tomo aburrido que nunca he sido capaz de leer y sus ideas como poco más que clichés taba bien poco que Hitler anexionara territorios a su alrededor. Como diría el gran Duff Cooper después de dimitir como ministro de la Guerra en 1937 tras la cesión de los Sedetes a Hitler: Chamberlain nunca había conocido a nadie en Birmingham que se pareciera ni remotamente a Adolf Hitler Nadie en Birmingham le había incumplido nunca una promesa al alcalde Pero también había gentes de simpatía izquierdista que eran reticentes a enfrentarse a Hitler. Es posible que si Gran Bretaña y Francia hubieran plantado cara a Alemania en el otoño de 1938, las cosas hubieran sido diferentes. Pero lo cierto es que ni el pueblo francés ni el británico estaban preparados para la guerra porque habían sido desinformados por su clase política y su Prensa. Y quien se atreviera a decir otra cosa era presentado, simplemente, como un guerrerista. Y ese fue el caso de Winston Churchill, tantos años descalificado por decir la verdad. había perdido en Versalles. Buscaba un Lebensraum que abarcara toda Europa Central y Rusia hasta el Volga. Puso sus ideas por escrito en Mein Kampf libro publicado en 1925- 1926, pero que empezó a tener una difusión masiva en con su llegada al poder en enero de 1933. Otto de Habsburgo, que leyó el libro en 1932 sostenía que hasta su estilo literario era malo, pero denotaba que su autor llegaría al poder. Benito Mussolini describió Mein Kampf como un tomo aburrido que nunca he sido capaz de leer y sus ideas como poco más que clichés Pero su lectura fue pronto obligatoria entre los escolares alemanes. Muy pocos se atrevieron a plantar cara a Hitler. Destaca el caso de Neville Chamberlain, un antiguo alcalde de Birmingham, que sentía pavor a la guerra y al que le impor-