Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: DOMINGO, 31 DE AGOSTO DE 2014 abc. es opinion ABC NO OLVIDAR LA II GUERRA MUNDIAL CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto Manuel Marín Subdirectores José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Montserrat Lluis Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Ana Isabel Sánchez ABC Cultural Fernando R. Lafuente Áreas Sergio Guijarro (Ediciones) Fernando Pérez (Información) Jaime González (Opinión) Adolfo Garrido (España) Alberto Sotillo (Internacional) Yolanda Gómez (Economía) Miguel Oliver (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. Fernando Rojo (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Isaac Blasco (Fin de Semana) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Archivo Federico Ayala Delegaciones David Martínez (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Pablo Alcalá (Galicia) Directora General El terrorismo islamista, el Este de Europa o el Mar de China constituyen focos de inseguridad colectiva que han desvelado la insuficiencia de aquel nuevo orden mundial que los vencedores de la II Guerra Mundial implantaron AÑANA hará 75 años que la Alemania nazi inició la II Guerra Mundial con la invasión alevosa e injustificable de Polonia, acontecimiento al que ABC dedica hoy su Primer Plano. Hitler aprovechó a conciencia la alianza con Stalin y arrasó las democracias europeas mientras el genocida comunista le cubría las espaldas. La Europa continental caía bajo el yugo nazi gracias a la fuerza imparable de sus tropas, al colaboracionismo de partidos afines y a la neutralidad de otros Estados. Solo la Gran Bretaña de Winston Churchill puso pies en pared para frenar a Hitler y gracias a su determinación, plasmada en memorables discursos, y a la del pueblo británico, el tirano nazi no pudo consumar su plan. Luego, la entrada de Estados Unidos en el conflicto, la catastrófica invasión de Rusia y la hazaña de Normandía pusieron a Alemania, en 1945 y al resto del Eje ante otra derrota absoluta e incondicional, como la que se selló en Versalles en 1919, fin de la I Guerra Mundial y germen de odios nacionalistas que alimentaron la bestia nazi. De todos estos acontecimientos, ABC dio cuenta a los lectores españoles, con un estilo de periodismo escrito y gráfico que M ha marcado impronta en la historia de los medios de comunicación españoles. Mucho han cambiados las cosas, sin duda, desde entonces. Los vencedores implantaron un nuevo orden mundial, cuyo más cualificado exponente es el derecho de veto de Rusia, China, Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Lúcidos europeos crearon lo que hoy es la Unión Europea para eliminar las causas del nacionalismo y reconducir a Alemania a una política de colaboración y coexistencia con sus vecinos. Pero aunque los cambios sean evidentes, para que resulten irreversibles es necesario recordar bien los efectos devastadores del nacionalismo, porque, realmente, solo han pasado setenta años desde el fin de la II Guerra Mundial y el mundo, entre la Guerra Fría y las guerras regionales, no ha vivido una paz general. Ahora, el Este de Europa (Ucrania) el Mar de China, el antisemitismo, las armas de destrucción masiva en Estados inestables o el terrorismo integrista islámico constituyen nuevamente focos de inseguridad colectiva que han desvelado la insuficiencia de aquel nuevo orden mundial que los vencedores de la II Guerra Mundial implantaron. Apenas hay noticia de Naciones Unidas en Ucrania, en la lucha contra el terrorismo de Al Qaida, Boko Haram o el Estado islámico o Palestina. La lucha entre la libertad y la tiranía encarnada hoy en fanáticos religiosos o en nostálgicos imperialistas es una constante de la humanidad y nunca los partidarios de la primera pueden darla por ganada. OTRA PRUEBA DEL PELIGRO YIHADISTA EN ESPAÑA L terrorismo yihadista se ha convertido en una de las principales amenazas a nivel global, como bien demuestra la barbarie y el cúmulo de atrocidades cometidos por la organización Estado Islámico en el norte de Irak a lo largo de los últimos meses. Como venimos alertando desde estas páginas, no se trata, simplemente, de un fenómeno externo y ajeno al mundo occidental, cuyo peligro pueda ser anulado o, cuando menos, minimizado, sino que también constituye un importante riesgo latente a nivel interno, ya que el radicalismo islamista está arraigando en el seno de Europa. Prueba de ello es que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció ayer que 51 españoles se encuentran combatiendo actualmente en Irak y Siria, de los que tres ya han sido detenidos a su regreso a España por las Fuerzas de Seguridad del Estado. La existencia de yihadistas de nacionalidad española en Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Comercial Juana Estévez Distribución Maite Corral ABC en Kioskoymás Pilar Sainz Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga E ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 Primer Plano 16 España 28 Internacional 38 Economía 46 Sociedad 50 Cultura 56 Deportes 60 Agenda 68 Cartelera 72 ABC del verano 73 Toros 80 El Tiempo 84 TV 85 Oriente Próximo, las redes de captación para reclutar nuevos terroristas a los que poder enviar a estos países y el adoctrinamiento que ejercen algunos imanes radicales y que difunden determinadas páginas web configuran un peligroso cóctel que debe ser combatido con firmeza y de forma integral a nivel interno, como avanzó el ministro. España, al igual que el conjunto de Europa, debe poner en marcha una amplia estrategia de seguridad nacional tanto para prevenir como para combatir eficazmente la amenaza del radicalismo islámico, destinando para ello todos los recursos necesarios a nivel policial, judicial y educativo. Algunos de los yihadistas que combaten hoy en el extranjero son europeos que, tarde o temprano, regresarán a sus países de origen convertidos en experimentados terroristas capaces de cometer atentados. Occidente debe estar preparada para desactivar esta amenaza. Protagonistas Jordi Pujol Jesús Mora Expte. de la Generalitat Especialista en ELA Alberto Contador Ciclista GOZOS Y SOMBRAS Bieito Rubido Director de ABC Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. IRREPETIBLE S No hay manera. A Hacienda le es imposible constatar la veracidad de la supuesta herencia recibida y a la que el ex Honorable se aferra para justificar su evasión fiscal. Ya lo dijo su propia hermana... pero qué herencia ni qué herencia El director de la unidad que trata la ELA alerta, en una entrevista en Sociedad, de que la mejor manera de luchar contra esta enfermedad es invertir en investigación. Seguramente se precisan menos cubos de agua y muchas más donaciones El madrileño está dando una lección de coraje en la Vuelta. Pese a la grave caída que le hizo abandonar la disputa del Tour, sigue manteniendo sus opciones en el grupo de favoritos. Nueva demostración de que los ciclistas están hechos de otra pasta Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,40 euros Con XL Semanal ABC 2,80 euros Hoy Corazón (venta opcional) 0,50 Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.044 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid i los acomodados y biempensantes ciudadanos de Occidente creen que no se puede repetir la barbarie de la Segunda Guerra Mundial, se equivocan. Se confunden también si piensan que todo lo ganado hasta aquí en libertad, convivencia y concordia no puede desaparecer. La paz, la democracia, la libertad y tantos otros bienes supremos del ser humano son plantas frágiles que, como el amor, hay que alimentar a diario. La memoria debe ayudarnos a recordar esa fragilidad. Hace 75 años, un día como mañana, 1 de septiembre, los hombres volvieron a matarse. El nacionalismo y la irreflexión religiosa escribieron una página oscura de la Historia. Tal vez Dios estaba dormido. Somos nosotros quienes debemos estar alerta cuando, de nuevo, el nacionalismo, el fascismo y el comunismo vuelven con su historia negra con rostros supuestamente nuevos. Son la barbarie. Lo que para la mayoría tiene que ser irrepetible.