Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 ABCdelVERANO GENTE A ESTA ALTURA MARTES, 26 DE AGOSTO DE 2014 abc. es estilo ABC MARTA BARROSO El riesgo de ser demasiado moderno MARÍA LUISA FUNES MADRID EL VELO ROTO Si la convivencia ya es difícil de por sí, practicar deporte con tu Él puede convertirse en un arma letal E stoy desconcertada. Entre los estudios que guardo para alimentar estas columnas, recojo unos que hablan de los beneficios que genera para la salud hacer deporte con tu pareja. Sigo desconcertada. Según los mismos, entre otras cosas, alarga la vida (todavía no lo sé) mejora las relaciones sexuales (no me pronuncio) libera más endorfinas (me gusta) e incluso hace perder más peso a las mujeres. Si no lo leo no lo creo. Siempre he pensado que si la convivencia ya es difícil de por sí en vacaciones es punto y aparte practicar deporte con tu Él puede convertirse en un arma letal para la pareja. La parejas que juegan juntas se mantienen juntas leo. Ah no, por aquí no paso. Se mantendrán juntas por lo que sea, pero no por jugar juntas. He visto matrimonios que casi se matan en una pista de padel. Hay que ver sus caras. Y sus comentarios. Normalmente, y no se ofendan, de Él a Ella Que si no corres, que si pareces una estaca, que si estás mal colocada. Al final la pobre arrinconada y con más miedo que vergüenza, ve como Él vuela por la pista, va a por sus bolas, las de ella y casi las de la pareja de enfrente. Las caras de Ella un poema. Odio no sería el término exacto. ¿Y los que juegan juntos al golf? Hace unos días viví una experiencia que me recordó a un maravilloso cuento que leí de Emilia Pardo Bazán, El velo roto que narra con maestría el por qué una novia le dio un no rotundo al novio cuando el sacerdote le preguntó si quería casarse con él. Si lo leen, se lo recomiendo, me entenderán. Porque la culpa de todo la tuvo una cara, la que puso el que se creía futuro marido, ante un hecho sin importancia que cometió ella justo antes de la ceremonia. Parecida, seguro, a la que puso mi amiga el otro día cuando, harta de aguantar a su marido en modo profesor en el partido de golf, dio un golpe malísimo que fue en sentido, casualmente contrario, al que le había dicho Él Al no ver donde había caído la bola, no le quedó más remedio que preguntarle, a lo que Él casi sin mirarla, respondió: Detrás del pino Había un pinar. No digo más. El rostro de ella lo decía todo. En este caso, el novio, hubiera dicho no. Lean el cuento. Nada tan peligroso como ser demasiado moderno. Corre uno el riesgo de quedarse súbitamente anticuado Oscar Wilde. La prensa inglesa se ha hecho eco del look con el que la Reina Letizia ha vuelto a aparecer tras los posados de Mallorca. Se preguntan cómo habrá sentado entre los españoles que la Reina haya ido al cine vestida con vaqueros rotos, zapatillas de deporte y camiseta de estilo indie. tendencias y las casas de moda, y de allí a los armarios de clientas con alto poder adquisitivo. Así se pusieron de moda los pantalones caídos que algunos presos llevaban en Estados Unidos o los vaqueros decorados con escudos y calaveras de las tribus neoyorkinas. Maltratar vaqueros es un hábito común entre las marcas de tejanos: desde que la imagen del oeste americano se convirtió en el venerado becerro de oro a finales de los años 60, no hay mejor éxito comercial que desgastar los vaqueros una y mil veces. Atuendos imposibles Doña Letizia el pasado viernes en Madrid, cuando se dirigía a los cines Ideal EFE El sistema de la moda impulsa un cambio de tendencias cada seis meses y ante la falta de Al límite nuevas ideas interesanDecía Christes convierte en acepParece tian Dior que para que table lo ridículo y se rerecomendable una mujer fuese elegancurre a atuendos immantener la te tenía que respetar posibles que distan de prudencia a la tres consignas fundaser elegantes. Es por hora de adoptar mentales: sencillez, tanto recomendable las tendencias buen gusto y un impecamantener la prudencia de moda ble cuidado personal, caa la hora de adoptar nueracterísticas que no cuestan vas las tendencias de moda, dinero alguno pero que requieporque algunas no casarán con ren atención. El viernes pasado, al acu- nuestra edad, nuestro físico o nuesdir con Don Felipe a ver la última pe- tras circunstancias. Todo tiene su lícula de Luc Besson, Lucy Doña momento. Letizia llevó al límite el modelo de panSi la apariencia y la actitud defitalones con el que cualquier bellezón nen a la persona, hay que poner atende cuarenta años como ella debe ción a lo que se lleva a cualquier hora aparecer en público Los rotos de sus del día. Recordemos que tuvo más vaqueros, por su posición y efecto, in- peso en la elección de John F. Kencluso parecían el resultado de una caí- nedy su elegante estilo relajado en da en bicicleta. las fotografías familiares de Hyannis Los dictados de la moda ya no van Port, que los trajes de chaqueta code arriba hacia abajo, sino desde el rrientes que llevaba en sus campa pueblo llano a los cazadores de ñas. La felicidad de Beyoncé y los tiros de Chris Brown acaparan los premios MTV En los premios MTV se habla de cualquier tema salvo de los premios en sí. Dos cuestiones coparon los mentideros de una de las galas más esperadas de Hollywood: la aparición de Beyoncé y su marido, el rapero Jay- Z, sobre el escenario (un desmentido intencional a los rumores de separación) y la alocada fiesta que organizó el cantante afroamericano Chris Brown la noche anterior y que terminó a los tiros y con tres heridos (un homenaje involuntario a los disturbios de Ferguson) El resto de los comentarios post- MTV giraron entorno a las curvas de Iggy Azzalea, Jennifer Lopez y Miley Cyrus quienes, una vez más, han desfilado por la alfombra roja con unos diseños que revelan su anatomía. Beyoncé junto a su marido y su hija RITA ORA