Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SOCIEDAD MARTES, 26 DE AGOSTO DE 2014 abc. es sociedad ABC 130 La peor epidemia de ébola está siendo especialmente cruel con el personal sanitario. Hasta la fecha se ha cobrado la vida de 130 médicos y enfermeros y ha infectado a 225, según los últimos datos de la OMS Un joven observa en una calle de Costa de Marfil un cartel que alerta del riesgo del virus hemorrágico AFP Fallece uno de los médicos con ébola tratados con ZMapp Borbor recibió el mismo fármaco que podría haber curado a dos estadounidenses EDUARDO S. MOLANO CORRESPONSAL EN ACCRA Abraham Borbor, uno de los tres doctores liberianos infectados por ébola bajo tratamiento con el fármaco experimental ZMapp, falleció víctima del virus, según confirmó ayer el Gobierno del país africano. El novedoso proceso de cura de Borbor se había iniciado a mediados de mes, después de que la presidenta del país, Ellen Jonhson Sirleaf, solicitara el medicamento a las autoridades estadounidenses dentro de sus esfuerzos para combatir la epidemia, que ya ha causado la muerte de al menos 1.427 personas en África Occidental. Desde entonces, el Gobierno local había asegurado que los tres pacientes- el doctor Borbor, así como sus compañeros Zukunis Ireland y Aroh Cosmos Izuchukwu- mostraban claros síntomas de mejoría. Los médicos tenían la esperanza de que se iba a recuperar completamente reconoció el ministro de Información, Lewis Brown, al dar a conocer el fallecimiento de Borbor, quien fue infectado cuando trabajaba en el hospital John F. Kennedy de la capital, Monrovia. En este mismo centro perdía la vida a finales de julio, también por ébola, el doctor Samuel Brisbane, una autoridad médica en la zona. El ZMapp, a grandes rasgos un cóctel de tres anticuerpos que inhabilitan al virus, fue suministrado por primera vez a dos ciudadanos estadounidenses contagiados en Liberia, el médico Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol, quienes ya han recibido el alta médica tras recuperarse de la afección. De igual modo, el religioso español Miguel Pajares, la primera persona con ébola en suelo europeo, también fue tratado con Zmapp, pero no pudo superar la enfermedad, falleciendo el pasado día 12, pocos días después de ser trasladado a Madrid. Se desconoce si William Pooley, el británico repatriado a Londres durante el fin de semana, iniciará también el tratamiento con ZMapp. La propia compañía Mapp Biopharmaceutical ha reconocido que los suministros de su remedio se han agotado y su producción deberá llevar algún tiempo. Esperanza nipona Por ello, la esperanza se centra ahora en Favipiravir (o T- 705, como se conoce su código de desarrollo) un fármaco desarrollado en Japón y que todavía no ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud. No obstante, el principal portavoz del Gobierno de Tokio, Yoshihide Suga, aseguró que su país se encuentra preparado para iniciar la distribución. He sido informado que los profesionales médicos podrán realizar solicitudes de T- 705 en caso de emergencia, incluso antes de la decisión de la OMS (el 4 y 5 de septiembre, la organización abrirá una ronda de consultas para la aprobación de nuevos fármacos) En ese caso, nos gustaría responder bajo ciertos criterios reconoció el representante gubernamental. Las declaraciones se muestran especialmente polémicas, sobre todo, porque no resulta claro si el T- 705 es del todo efectivo. Es más, su objetivo primigenio, aprobado por Tokio a comienzos de año, se centraba en luchar contra nuevas cepas de la gripe; aunque, para la compañía desarrolladora, las similitudes entre ambas enfermedades podrían provocar que el medicamento se mostrara exitoso. Desde el inicio del brote a comienzos de año, el ébola se ha cobrado la vida de 1.427 personas en cuatro países diferentes: Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Guinea. De igual modo, el Ministerio de Sanidad de la República Democrática del Congo reconocía durante el fin de semana la muerte de dos infectados por el virus al norte del país. A pesar de ello, los nuevos contagios parecen no estar relacionados con el actual brote al oeste de África. Dos años de cárcel El aislamiento de los infectados es por hoy la mejor fórmula para frenar la epidemia y la que más está fallando en los países afectados. Por eso, el Gobierno de Sierra Leona ha anunciado que impondrá una pena de dos años de cárcel para cualquier persona que esconda o saque a la fuerza de los centros médicos a los enfermos de ébola. La nueva legislación facilitará juicios sumarísimos. En el Hospital Royal Free de Londres El británico repatriado desde Sierra Leona permanece estable ANA MELLADO LONDRES El británico infectado por el virus del ébola en Sierra Leona se encuentra estable, dentro de la gravedad, en el Royal Free Hospital, al norte de Londres, donde recibe tratamiento desde el pasado domingo por la noche. William Polley, de 29 años, aún puede comer por sí mismo y está consciente, aunque con fiebre alta. Esto deja entrever que su carga viral es aún baja y que se contagió hace relativa- mente poco tiempo. Para prevenir cualquier riesgo de propagación, ocupa una cama sellada por una tienda confinada y con sistema de ventilación autónomo. Este chico es un campeón, una persona generosa y extraordinaria que se fue hasta Kenema cuando casi nadie quería trabajar allí. Durante un par de semanas solo estuvieron él y dos enfermeras locales a cargo de todo asegura Marta Lado, médico española que traba- ja en la capital, Freetown, donde conoció al joven. El paciente, que formaba parte del personal médico de una ONG en Sierra Leona fue repatriado en un avión, equipado para este tipo de casos, de la Royal Air Force el pasado domingo. Su familia ha agradecido tanto al Gobierno británico los cuidados que está recibiendo. La repatriación del primer británico infectado con ébola ha suscitado cierta preocupación en Reino Unido. Las autoridades británicas han calmado a la población y han asegurado que el peligro de propagación del virus en Inglaterra es muy bajo