Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE AGOSTO DE 2014 abc. es CONVERSACIONES DE ESTÍO 53 Aurelio Arteta, a fines de julio en Soria, anima a pensar sin miedo Los muertos, los vivos y la justicia No estarán seguros los asesinados si se les olvida, ni los vivos si no se les hace justicia Formación del espíritu nacional La izquierda ha tolerado a los nacionalismos el uso de la lengua para la construcción nacional bre todo su análisis de la lógica de la mercancía, representa una herramienta utilísima para entender el mundo bajo el imperio absoluto del capital. Es decir, para descubrir y afrontar las formas de explotación e injusticias contemporáneas. -Algunos nacionalismos se han servido del marxismo para vestirse de progresismo. ¿Cómo de falaz es ese matrimonio? -Tuvo sentido que nacionalismo y marxismo se fundieran en los movimientos de liberación nacional contra las potencias coloniales. Pero hoy esa unión sería un enorme contrasentido, y en ese grotesco absurdo ha caído buena parte de la izquierda. Confundir la liberación nacional con la liberación económico- social, la lucha de tribus con la lucha de clases, el localismo con el universalismo, las categorías de la razón con las emociones del corazón, etcétera, no es señal de progresismo, sino de pensamiento y acción reaccionarios. -Como candidato por UPyD a un cargo público en Navarra propuso el fin de los privilegios fiscales en el País Vasco y Navarra. ¿De qué hablamos cuando hablamos de federalismo? ¿De qué hablamos cuando hablamos de igualdad? -Esos privilegios están fundados en unos falsos derechos históricos (porque la historia no engendra derechos) y mantenerlos en una democracia resulta escandaloso. Son derechos constitucionales anticonstitucionales, porque contradicen los artículos más básicos de nuestra Constitución. Y además funestos, porque desatan la envidia de las demás Comunidades y las enfrentan entre sí, como estamos viendo. Tales privilegios forales rompen la igualdad democrática, que es ante todo igualdad política; y producen también notables diferencias de prestaciones sociales entre los conciudadanos. ¿De veras queremos federalismo? El federalismo establece diferencias secundarias entre los Estados federados, pero igualdad en los derechos fundamentales de todos sus ciudadanos. Si la España actual adoptara esa fórmula política, las Comunidades tendrían que devolver al Estado federal las competencias en sanidad o educación, entre otras. ¿Cómo acomoda su vida y sus tiempos vitales a la marea de internet, al ruido y los estímulos incesantes? -Como soy muy torpe con esos artilugios digitales, me acomodo bastante bien: sé hacer con ellos lo justo para acceder a lo que me interesa o necesito. No quiero enredarme en redes y no aguanto los ruidos. El griterío, la música incesante. Los auriculares buscan ahuyentar el silencio interior, un silencio que nos da miedo porque nos deja a solas con nosotros mismos y nos obliga a pensar. Estar siempre conectado a algún aparato es procurar desconectarse de uno mismo. ¿Le cansa España, o mejor, qué le cansa de España? -Me cansan muchos españoles: por su chulería, su ignorancia satisfecha, su cobardía política. Les gusta defraudar la ley y les cuesta pedir perdón. -Hay un movimiento de revisión, incluso de tabla rasa, de la Transición. ¿Vuelven los impulsos de querer empezar de cero porque nos empeñamos en olvidar o leer la historia con anteojeras ideológicas? -Hubo Transición porque unos y otros cedieron en parte de sus propósitos, y seguramente ha llegado el momento de recuperar algo de lo que cedimos. Y si a los protagonistas de entonces les movió sobre todo salir de una dictadura, hoy debemos responder a las exigencias de un régimen democrático. Que no están cumplidas, ni mucho menos. -Se han difundido dos manifiestos ante el desafío del secesionismo catalán. Ambos parten de la constatación de que España vive un momento crítico. ¿Comparte ese análisis? ¿Estima, como Francesc de Carreras, que los dos son complementarios? -España vive un momento crítico, sí, que podría haberse evitado o paliado si los sucesivos gobiernos hubieran querido afrontar antes el secesionismo catalán y el vasco. En lugar de eso, pactaron con los secesionistas para gobernar. ¿Que si son complementarios aquellos manifiestos? A lo mejor, con tal de que el segundo proclamara la naturaleza perversa de la ideología nacionalista y rechazara el absurdo injusto de un federalismo asimétrico. -El nacionalismo catalán ha sabido crear una quimera que tiene fascinada a muchos que han convertido la idea de un nuevo Estado en un objetivo deseable. ¿Cómo se contrarresta un sentimiento? -Me parece que el sentimiento dominante del nacionalismo catalán es el de superioridad moral y xenofobia frente al resto de españoles. Y puesto que todo FOTOS: CORINA ARRANZ más honda en su formación intelectual y sentimental? -Destacaré pensadores, más que alguno de sus libros. Ahí van: Aristóteles, varios estoicos, Hobbes, Marx, Tocqueville, Nietzsche, Hannah Arendt y otros que ahora siento olvidar. Y, entre los más próximos, Fernando Savater. ¿En qué medida contribuyó el pen- samiento de Marx a forjar su conciencia y conocimiento del mundo? ¿En qué medida sigue siendo útil su pensamiento para analizar la realidad? -Me impresionó el humanismo de sus escritos juveniles, las muchas facetas de su teoría de la enajenación, su potencia para pensar una nueva Humanidad. Y todavía estoy convencido de que, so-