Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 ABCdelVERANO GENTE A ESTA ALTURA JUEVES, 21 DE AGOSTO DE 2014 abc. es estilo ABC MARTA BARROSO A Martínez- Bordiú se le oxidó el amor con el rey de la chatarra En una exclusiva para la revista ¡Hola! Carmen confirma la noticia en el Pazo de Meirás A. L. JIMÉNEZ MADRID UN VIAJE INÚTIL Mi incapacidad a la hora de hacer el equipaje se ha multiplicado por infinito M iro a mi derecha y veo palmeras. El cielo es de un azul tan intenso que me obliga a cerrar los ojos. Miro hacia abajo y veo la colcha de mi cama sobre la que tengo la rara manía de escribir. El blanco es tan limpio que me deslumbra la mirada y de nuevo la cierro. Miro hacia la izquierda y veo mi armario. La multitud de prendas se amontonan y renace una cordillera dispar de montañas que rodea la pequeña L que forma el lugar destinado a mi vestuario. Cordillera sobre cordillera. Una vez más. Abajo, en medio, arriba. Tres eran tres. Los ojos, atónitos, se abren de par en par y me hacen viajar por un túnel oscuro en el que no veo salida. Me agobio. No sé si por el calor que me produce la ropa allí amontonada o por la falta de visión ante tal cantidad de cosas acumuladas. Viajo por mi guardarropa y con una angustia difícil de superar reconozco que una vez más he vuelto a fallar. Pero pasado el ecuador de las vacaciones por llamarlas de alguna manera mis queridos lectores y mi querido director el número de atuendos que han cubierto mi esbelto cuerpo no creo que hayan alcanzado el cinco por ciento de los que ocupaban las maletas. Y digo bien. En plural. Porque este año, mi incapacidad a la hora de hacer el equipaje se ha multiplicado por infinito, y no solo llené una maleta de sin sentido, sino que llené dos. Y ahora me encuentro buceando en un mar de prendas que se mofan de mí, limpias y planchadas, sabiendo que han hecho un viaje inútil. ¡Si ellas supieran! Lo que significa para mí elegirlas, el dramático momento que me supone iniciar tan ardua tarea y la inflexión en el convencimiento de Él año tras año, al decirme con una seguridad aplastante que me va a sobrar más de la mitad de lo que llevo. Pues no querido, te has equivocado. Aunque no te falte razón, me ha sobrado casi el cien por cien de lo que he traído. Pero que nadie me pregunte por qué, al final siempre me pongo lo mismo. Ahora todo vuelve a sus sitio. Y mi marido, con todas las de la ley, es el que se mofa en este momento de mí. Yo aguantando el tipo. O lo que me queda del mismo. Que esto es otro cantar. Oficialmente no estaban juntos, pero en un solo día y con una única portada en su revista de cabecera de la que come desde hace años hemos despejado dos incógnitas: sí, eran novios. Y sí, lo han dejado. La nietísima y el chatarrero ergo Carmen Martínez- Bordiú y Luis Miguel Rodríguez han roto. Los motivos no hay que buscarlos en los celos que le atribuyen a ella. En absoluto, no soy una mujer celosa. Lo único que cuando amo, no comparto mi amor con las demás asegura Carmencita, la misma que tiró a Teresa Bueyes una copa de vino, directa al cielo del paladar, durante el ágape de su boda con el campechano José Campos por intuir un roneo entrambos. CAMBIO Porque esta vez no eran sosSegún pechas, tenía la evidencia de GTRES JOMA Carmencita, ella Martínez- Bordiú y Rodríguez en Olivenza que mi amor podía estar siense acopló a la vida do compartido con otras de él, pero el Bordiú dixit. Y todo saltó por esfuerzo no fue ta a su entorno, ese a quien Y como Justin Bieber estaba muy callalos aires. O su radar no estarecíproco no cobra por confidencia, que dito, Carmen nos da material de debaba afinado o sus tragaderas eran muy anchas porque era vox póese señor, que parece gustarle te contando su ruptura, que ella fecha el agua menos que a Tim Burton, era en tres semanas, pero el carbono- 14 de puli que ese señor que es menos bonito que una nevera por detrás, le tiraba un pelín zafiote, de esos que cuando les los mentideros data de tiempo atrás. los trastos a todo lo que llevaba medias traen un gin- tonic piden cubiertos y se ¡Pobre rey de la chatarra! ¡Justo el año de nylon, pero ella confió en su reden- pone bañadores de los padres de Ve- en que su novia hacía un retiro espiritual en el Pazo de Meirás junto a su mación hasta que se bajó la última actua- rano Azul dre y sus hermanos! ¡Qué no hubiera lización del sentido común y llegó a la dado Luismi por asistir, tan aficionado conclusión que le ha llevado a la porta- Fin de la convivencia da del ¡Hola! Las personas no cam- Y así terminó la convivencia en el piso a tiempos pretéritos como para tener bian. Mi prioridad eran él y su vida. Me de 300 metros del empresario en la ca- una estatua de Franco en el jardín de acoplé yo a la suya, no él a la mía Y lle Velázquez de Madrid. Con la confir- su casa como algunos aseguran La cuestión es que la convivencia como siempre hay un bonus track cuen- mación de las sospechas de medio país. PAZO DE MEIRÁS La fortaleza de la nietísima P. ABET SADA (LA CORUÑA) El enclave elegido por Carmen Martínez- Bordíu (63) para anunciar la ruptura de su relación con el empresario Luis Miguel Rodríguez esconde tras sus muros décadas de historia, tradición y uniones. Edificado sobre unas ruinas del siglo XVI y etiquetado como Bien de Interés Cultural, el Pazo de Meirás está situado en la localidad coruñesa de Sada y pasó a manos de los Franco en 1938. Ya como residencia de veraneo de la familia, este imponente monumento fue testigo de los enlaces matrimoniales de Jimmy GiménezArnau con Merry Martínez- Bordiú, nieta del Caudillo, y de Arancha Martínez- Bordiú, también nieta de Franco, con Claudio Quiroga. Es a partir del año 2011 cuando las puertas de Meirás con anterioridad residencia de la escritora Emilia Pardo Bazán se abren para el público. Se trata de recorridos de una hora de duración que suelen tener lugar los viernes (ex-