Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 21 DE AGOSTO DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 ABC La brutalidad yihadista El terror total, cada vez más cerca ÁLVARO MARTÍNEZ Propaganda y terror son las dos bestias sobre las que los bárbaros yihadistas cabalgan por Oriente Próximo soñando con el califato, con una brutalidad y un ardor guerrero desconocidos desde la Baja Edad Media. Son unos 12.000, se han educado en escuelas coránicas de Bagdad u on line en el barrio londinense de Edgware Road o en la Cañada de Hidum, en Melilla, pues dominan las nuevas autopistas digitales como un becario de Cupertino. ¿Su objetivo? expandir el miedo total y ganar la guerra santa Que nadie espere de estos barbudos que erijan una mala copia del Patio de los Leones, lideren una corriente de pensamiento o enhebren dos hermosos versos en un zéjel. No, su aportación al siglo XXI se centra en decapitar, fusilar y desmembrar a todo prisionero (hombre, mujer o niño) que no se convierta al islam y saquear casa por casa los pueblos que van conquistando. Se calcula que su avance enajenado al grito de Alá es grande les ha procurado ya un botín de mil millones de euros, pues no solo actúan de peristas de todo lo que roban sino que hasta venden el crudo de los pozos de petróleo que quedan bajo su dominio. Sin distingos comerciales; trapichean hasta con sus enemigos. Como toda cruzada, se trata de un grupo plurinacional. Iraquíes, sirios, australianos, británicos (un buen canalla no conoce fronteras) y a todos les une un odio inextinguible a Occidente. Mostrar con tanta crudeza su inhumana ferocidad tiene por objeto acongojar a todo el planeta, para lo que cuentan con la ventaja de que en él se haya instalado un pensamiento suave, mortecino, sin pulso ni reacción ante una amenaza clara y global, y que se limita a hacer un mohín ante sus matanzas y a darse la vuelta, porque quita, quita, eso está muy lejos y es un lío Ayer difundieron la decapitación de un periodista estadounidense, cautivo desde hace casi dos años. Hace unos días, el vídeo recogía al hijo de un islamista sosteniendo la cabeza de un infiel recién cortada. Hablamos de esto, del mal en estado puro. Los salvajes del Estado Islámico están calcando lo que hizo Al Qaida en Afganistán hace quince años: tomar un Estado y convertirlo en una plataforma mundial desde la que desplegar su terror. De Madrid a Kabul hay 6.100 kilómetros en avión; a Bagdad, apenas 4.000. Se van acercando... INTERNACIONAL Un fotograma del vídeo, difundido ayer, en el que un yihadista del Estado Islámico, posiblemente británico, decapita al periodista estadounidense James Foley, secuestrado hace casi dos años en Siria