Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 DEPORTES MIÉRCOLES, 20 DE AGOSTO DE 2014 abc. es deportes ABC El Athletic hace valer su orden y gran serenidad Los de Valverde aguantaron el tirón inicial del Nápoles, dominaron luego y en el arreón final una genialidad de Higuaín les puso contra las cuerdas NÁPOLES Rafael Maggio Albiol Koulibaly Britos Gargano Jorginho Callejón Hamsik (77) Insigne (60) Higuaín Mertens (60) Michu (77) 1 ATHLETIC Iraizoz De Marcos Gurpegi Laporte Balenziaga Iturraspe (88) Rico Susaeta (79) Beñat (74) Muniaín Aduriz San José (74) Ibai (79) Moran (88) 1 GOLES 0- 1, m. 41: Muniaín. 1- 1, M. 67: Higuaín. EL ÁRBITRO J. Eriksson (Suecia) Amonestó a Jorginho, Gurpegi, Balenziaga. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR rnesto Valverde pasa por ser un tipo serio, muy serio, casi en la frontera de los sabios. Antes de empezar este partido (previa de la Champions) y durante toda la semana, estuvo insistiendo a sus jugadores en cómo iba a ser el partido: cuarto de hora incómodo, con el Nápoles a doscientos por cien, y que había que aguantar, estar concentrados y no despistarse. Luego, cesaría el diluvio, el equipo podría empezar a tocar y a partir de ahí había que imponer el ritmo propio y comenzar a tocar para abrir el juego y llegar por las bandas para crear ocasiones. Pasó exactamente eso, sin apenas cambiar un punto. Quizás una coma, y fue que sí, que el Athletic se despistó durante algunos minutos y el Nápoles llegó en tropel con agujeros por los que Hamsik, siempre peligroso, encontró a Insigne que, para suerte bilbaína, no tuvo su noche en el remate final. Tal y como profetizó Valverde, al cuarto de hora dejó de llover. Fue cuando Iturraspe cogió las llaves del encuentro y empezó a abrir puertas, a veces por el lado izquierdo pero, sobre todo, por el derecho, donde De Marcos, poderoso y Atila allá donde le pon- E gas, empezaba a carburar como una locomotora. Ya salió el Athletic, ya se desfondó el Nápoles, que solo tenía dos en el medio campo, insuficiente para abortar el buen toque bilbaíno. Hubo cabezazos buenos de Laporte, fuera, y de Aduriz, con palomita de Rafael, mientras que el Nápoles, ya con menos balón en su poder y algo oculto Hamsik, se oscurecía poco a poco. A medida que el equipo de Valverde se fue asentando en el campo empezaron a escasear las pérdidas de balón, la defensa se afianzó en las jugadas a balón parado y el partido en sí fue cambiando de signo poco a poco. En el minuto 41, De Marcos explotó. Así, de repente. Cogió un balón en su lateral y se fue para arriba con una potencia descomunal. Fue dejando gente atrás con su tremenda zancada y cuando llegó arriba no le metió un pelotazo, ni la puso arriba a lo que saliera. No, vio la llegada de la segunda línea y la puso templada, rasita y mansa para que llegara Muniaín y la colocara en el rincón de la puerta, donde no pudo llegar Rafael. Un golazo que abría las puertas de la Champions a un buen Athletic. Todo aparecía en calma en la segunda mitad, sobre todo porque el Athletic, más tranquilo, se mostró compacto, sereno, con cierto dominio del partido. A medida que avanzaba el choque, el equipo de Valverde se lo creyó, demasiado, teniendo en cuenta que enfrente estaba un equipo de Rafa Bení- Higuaín celebra el gol del empate del Nápoles tez. Cuanto más se iba arriba el Athletic, más agazapado y, por lo tanto, peligroso, se volvía el Nápoles. Otros resultados Salzburgo 2- 1 Malmo Steaua 1- 0 Ludogorets Besiktas 0- 0 Arsenal K benhavn 2- 3 Leverkusen Golpe de efecto Entre la contra y los detalles, los italianos empezaron a vivir. Sobre todo cuando Higuaín hizo una de las suyas. Bajó un balón del cielo, fue buscando hueco y la clavó rasa y cruzada, metiendo al Nápoles en el partido y en la eliminatoria. El grupo de Benítez no necesitaba más. Con la grada enfervorizada y la entrada de Mertens, el Nápoles empujó lo suyo. Con Mertens y Michu, los locales se pusieron serios y el Athletic sufrió. Tuvo que aparecer Iraizoz con grandes paradas pero al final los de Valverde lograron un buen resultado para San Mamés. No hubo incidentes entre las hinchadas Se temía que hubiera incidentes en las gradas del estadio de San Paolo, y por eso los 600 aficionados del Athletic de Bilbao que se trasladaron a Nápoles fueron protegidos por un cordón de seguridad, pero no hubo problemas y el encuentro se desarrolló con total normalidad. Tampoco se registraron roces en las calles de la ciudad en las horas previas al partido, donde las dos hinchadas compartieron chanzas y se hicieron fotos para el recuerdo. El coliseo napolitano no se llenó, llegando a una entrada de unos 53.000 espectadores. El partido se jugó con una temperatura cercana a los 30 grados y ya desde el calentamiento se vio el sofoco reflejado en el rostro de los jugadores. Fotogalería con las mejores imágenes del partido