Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 20 DE AGOSTO DE 2014 abc. es deportes DEPORTES 39 El Madrid deshace en un minuto todo su trabajo Buen juego blanco ante un Atlético clásico. Cuando todo apuntaba al 1- 0, los de Simeone encontraron el gol. Hubo intensidad de competición. HUGHES MADRID REAL MADRID 1 ATLÉTICO Moyá Juanfran Miranda Godín Siqueira (63) Gabi Mario Saúl (57) Koke Raúl García Mandzukic (78) Griezmann (57) Ansaldi (63) Raúl Jiménez (78) 1 E Koke supera a Carvajal y se lleva el balón ante la mirada de Ancelotti y Simeone AFP l Atleti arañó un empate valioso y algo injusto. Cuesta mucho meterle un gol para perder la ventaja en un desliz. Nuevo curso en el Bernabéu. La megafonía (la voz del club) está más fuerte, como si fuera un indicador de salud institucional. Uno llega al partido sordo. Una novedad es la grada de animación, que deja de estar en el histórico fondo tras la portería y pasa al último anfiteatro. La acústica es mejor. Hubo homenaje a don Alfredo. Hizo falta más de media docena de operarios para colocar, con mimo de escaparatista, todos sus trofeos en el césped. Más gente de la necesaria para hacer la mudanza de mi piso. El Madrid salió con el once de lujo. Y con Casillas. Keylor hace que Íker parezca Zubizarreta. Los tres del centro se organizaban en triángulo. Modric y Kroos flanquean a Alonso como las bailarinas a Chenoa y suben y bajan a la vez. El equipo es espectacular, pero en la grada se habló bastante de Di María. El verano ha sido raro para el Madrid. Khedira y Di María, titulares en Lisboa, no están. Y fueron finalistas en Brasil. Casillas sí, y estuvo como estuvo, sí. Política de club, cosas de pasillos. Pero al aficionado le preocupa el centro del campo. Sobre el estado de la plantilla hay un espejismo. Sin Khedira y Di María se pierden muchas opciones de juego en mediocampo. El Madrid empezó muy arriba, bien posicionado aunque sin fluidez. El Atleti interrumpía el juego con faltas de ese modo irritante en el que en las tertulias se interrumpe a nuestro tertuliano favorito. El Madrid buscaba mucho a Bale, cuyos avances por banda junto al lateral que lo vigila se parecen al cortejo entre el rejoneador y el toro. Bale corta también mucho juego echando la pata como la barrera de un paso a nivel. Pero el Madrid atacaba muy exterior. Él, Marcelo o Carvajal, muy por los bordes, como si le estuvieran echando de la cama. Era el Atleti. Jugar contra ellos es como comer gachas. De hecho, en el minuto veinticinco se produjo el momento técnico de la simeonización. El partido que- Casillas Carvajal Ramos Pepe Marcelo X. Alonso Modric (78) Kroos Bale C. Ronaldo (46) Benzema James (46) Di María (78) GOLES 1- 0, m. 81: James. 1- 1, m. 88: Raúl García. EL ÁRBITRO Estrada Fernández (Colegio catalán) Amonestó a Koke, Siqueira, Alonso, Mario, Mandzukic, Sergio Ramos y Raúl García. LA FIGURA Carvajal Buen trabajo del lateral del Madrid, defendiendo con tino y sumándose al ataque. LO MEJOR Una pizca de emoción en los últimos minutos con los goles. LO PEOR Partido con poco fútbol y, a ratos, con dureza, jugado a una hora casi indecorosa dó como muerto. Más de dos mil personas bostezaron a la vez. Porque Simeone deseca los partidos. Convierte al rival en salazón. Lo que pasa es que sin Arda y, sobre todo, sin Diego Costa, maniata, pero no empuja, no daña. Pepe y Ramos llegaron al vestuario sin magulladuras. El Madrid no tuvo ocasiones en la primera parte y la mayor ovación fue para un control de Ancelotti en el 41. Casillas tuvo unos pro- Un córner calamitoso Casillas, tembloroso por alto y con el pie, no fue el único culpable. Fallo múltiple en el gol del Atleti Dominio blanco El Madrid dominó y llevó el peso del partido. Los rojiblancos, igual de serios, pero con menos mordiente blemillas aéreos en el 42 y Kroos no participó demasiado. Eso sí, pegó un par de cambios de juego de los que hacen aplaudir al aficionado finolis. En la segunda parte, James salió por Cristiano. Tras una buena ocasión de Bale, el colombiano demostró lo que tiene. Se va del contrario, lo rodea misteriosamente y la eleva con el exterior. Todo en un palmo y sin mirar. Decir que James no es necesario es como poco extravagante. Aunque claramente falto de ritmo, el Madrid subió el tono. A veces es como esos fideos chinos que venden en el supermercado. Lo tienen todo dentro. Simplemente es necesario un golpecito de calor y un poco de agua y voilá, listo para emplatar. Marcelo empezó a cortar el área rival, que son los golpes hepáticos, de castigo del Madrid. El Atleti se iba achicando. Kroos, más cerca del área, casi enseña su disparo, luego robó y recibió una falta protestada. El Atleti hace eso que se conoce como fútbol viril y Mandzukic y Ramos se empezaron a conocer más íntimamente. Al cuarto de hora, el empuje blanco ya había sido atemperado. En el 23, una falta peligrosa. Los jugadores no respetan el spray como en Brasil. Dispara Bale y el rechace queda muerto para Kroos, que la saca fuera. El Madrid tenía una ocasión cada siete u ocho minutos. Tambores de gol caían desde al anfiteatro dándole al Bernabeú un retumbar italiano. El juego se fue volcando por la banda de Carvajal, tan espectacular como acabó. Kroos no terminaba de poder chutar (detalles como estos son el Cholismo) y los interiores salían de Alonso como las telarañas de las muñecas de Spiderman ¡ya no era Chenoa! Como corresponde a dos equipos serios, el gol no se intuía por acumulación de uys, sino por oscilaciones tácticas. Benzema, muy en Santillana, cazó un balón altísimo de James. Se retiró Modric (paradójico lujo discreto) con ovación. Y el estruendo cuando entró Di María superó incluso a la megafonía. Su empuje encorajinó al estadio. Tiene esa función: es el frenesí del estadio. Su urgencia (y le están dando las portadas que le debían) Y así fue. Jugada inmediata del Madrid. Carvajal para Benzema y James demuestra que además de zurda tiene gol. Pero el error final dejó la Supercopa en rojiblanco.