Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MIÉRCOLES, 20 DE AGOSTO DE 2014 abc. es españa ABC EFE EFE 23.00 horas del lunes El hombre se atrinchera en el bar propiedad de su expareja. Está armado pero sin rehenes. Minutos después, la Policía Nacional llega al local, acordona la zona y comienza las negociaciones para que abandone el bar de forma pacífica. 11.00 horas del martes Tras una larga noche y más de doce horas de encierro, su expareja, Fátima, su hijo de 20 años y su hermana se unen al equipo de negociadores. Entre todos tratan de convencerle para que tire el arma y abandone su encierro. Él se niega una y otra vez. Un hombre se suicida tras atrincherarse veinte horas en un bar por un desengaño Acusaba a su expareja, que gestionaba el local en Zaragoza, de romper tras dejarle 30.000 euros YOLANDA AZNAR ZARAGOZA Un desengaño amoroso llevó a Luis, un hombre de 62 años, a atrincherarse durante más de 20 horas en un céntrico bar de la capital aragonesa, propiedad de su expareja. El desenlace fue trágico: acabó quitándose la vida después de que los agentes irrumpieran en el local para poner fin a su largo encierro. Ni los negociadores que llevaban horas tratando de convencerle para que depusiera su actitud ni sus familiares esperaban este fatídico final. Eran las once de la noche del lunes cuando Luis irrumpió armado en el local, Maxi 2, ubicado en la calle La Salina, a unos diez minutos a pie de la Plaza de El Pilar. En ese momento, en el interior había dos clientes y Fátima, la mujer con la que compartía su vida hasta hace poco. Entró con la intención de hablar con ella y tras su negativa sacó un revólver y la amenazó. En ese mismo instante los dos clientes abandonaron el bar, mientras que Fátima permaneció junto a él en el interior hasta que llegó la Policía. Luis se negó a salir. Comenzaba así un encierro que mantuvo a sus familiares y a los vecinos en vilo durante ho- ras, que causó un gran revuelo mediático y que acabó de manera trágica. El motivo que le llevó a atrincherarse: se sentía estafado, económica y sentimentalmente por la que había sido su compañera. Al parecer, y según fuentes cercanas a la pareja, Luis le había prestado a Fátima cuando compartían su vida entre 30.000 y 40.000 euros para que arrendara el bar y lo reformara. Justo entonces ella decidió abandonarle. Sin embargo, la mujer, de origen guineano, lo niega y explica que el bar era de los dos, solo que era ella quien se encargaba de gestionarlo, siempre según su versión. Asegura que el local lo arrendaron de forma conjunta a través de una sociedad y que en ningún momento Luis le había prestado tal cantidad de dinero. Fue precisamente en este local, un bar que habían abierto hace escasos meses, donde Luis puso fin a su vida. Lo hizo tras más de 20 horas de encierro. Durante todo ese tiempo un equipo de negociadores de la Policía Nacional intentó convencerle para que tirara el arma y saliera del local. Fueron muchas horas de intenso trabajo por parte de los negociadores que pretendían desde el primer momento que el desenlace fuera pacífico. Veinte horas de encierro Los agentes de la Policía Nacional llegaron al bar pasadas las once de la noche, avisados por Fátima. Desde el primer momento, hablaron con Luis con el objetivo de que el hombre abandonara el bar por su propio pie y sin causar heridos. Los agentes acordonaron la zona y evitaron que los vecinos entraran y salieran de sus casas para evitar que pudieran ser heridos si había un tiroteo. También les recomendaron que no se asomaran a ventanas y balcones. La noche fue larga, muy larga en este barrio de la capital aragonesa. Un barrio céntrico y tranquilo que se ha visto sorprendido por este suceso. Con los primeros rayos del sol, los agentes siguieron intentado que el hombre saliera de forma pacífica. Por parte de Luis una única petición: hablar con su expareja. Algo a lo que los negociadores se negaron hasta que no tirara el arma. Eso sí, tanto Fátima como el hijo de Luis, de 20 años, y su hermana hablaron con él desde el exterior para convencerle de que abandonara el local. Todos los intentos fueron en vano. Él se negaba una y otra vez. Para su expareja su intención no era otra que llamar la atención A media mañana aseguró ante los medios de comunicación que solo buscaba prota- Testimonios de una tragedia Sin salir ni entrar de casa La Policía nos ha recomendado que no salgamos de casa y que no nos asomemos por la ventana o los balcones explicó una vecina Negocios cerrados No hemos podido abrir nuestro negocio por recomendación policial lamentó la propietaria de uno de los locales comerciales de la zona Los clientes del bar Uno de los asiduos del establecimiento, que suele acudir allí todas las tardes, señaló que Fátima es una mujer alegre que no se mete con nadie