Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Corrupción en Andalucía Cursos de formación MIÉRCOLES, 20 DE AGOSTO DE 2014 abc. es españa ABC La UDEF revela cómo eran los cursos de Ojeda Visitar el zoo, leer prensa y ver cine El exconsejero recibió 20 millones de euros y organizó clases extravagantes para parados de Delphi J. CEJUDO SEVILLA Escribir en un folio con tinta de limón y agua y ver el resultado al acercar la hoja a una fuente de calor; comprobar cómo se hincha un globo colocado en el cuello de una botella de refresco al agitarse el envase; visitas a bodegas, al zoo, y mejorar el idioma inglés con la visión de películas como El increíble Hulk aunque se proyectaran... en español. Estos fueron algunos de los contenidos de los cursos de formación que impartieron empresas subvencionadas por la Junta para tratar de recolocar a los trabajadores de la factoría de Delphi, dedicada a la automoción, que cerró sus puertas en el término gaditano de Puerto Real en febrero de 2007. Tales actividades fueron dadas a conocer en su día por los propios parados en proceso de formación en una reunión mantenida con el entonces presidente del PP de Cádiz, José Loaiza en octubre de 2008. ABC se hizo eco de ellas y ahora cobran actualidad después de las actuaciones policiales y judiciales llevada a cabo en el marco de la investigación abierta sobre las presuntas irregularidades en la concesión de ayudas por el Ejecutivo andaluz para la realización de cursos de formación. Extrabajadores de Delphi en una de las clases de los cursos de formación ANTONIO VÁZQUEZ Delphi, 600 operarios sin salida laboral J. C. SEVILLA La empresa Delphi, filial de la multinacional norteamericana del mismo nombre, cerró sus puertas en 2007 en el municipio gaditano de Puerto Real, dejando en la calle a casi 2.000 trabajadores. Después de sucesivos procesos de ajuste, a base de prejubilaciones, expedientes de invalidez, incentivos para el autoempleo y salidas voluntarias, el colectivo se fue reduciendo considerablemente. Unos 450 encontraron salida en la factoría Alestis (aeronáutica) con plantas en Sevilla y cádiz, y otros 100 entraron a trabajar en la empresa Gadir Solar, que también corrió la misma suerte que Delphi. En estos momentos son todavía unos 600 los trabajadores que están sin recolocar, un compromiso que asumió la Junta y que no se ha cumplido. Buena parte de este último grupo mantiene desde finales de enero, por turnos, un encierro en el edificio de los sindicatos de Cádiz capital, y en numerosas ocasiones han protagonizado actos de protesta para exigir a la Administración autonómica la búsqueda de puestos de trabajo. Susana Díaz, presidenta de la Junta, dijo en junio que todos los parados son iguales para mí, quien grite más no puede tener más derechos Presupuesto La Junta de Andalucía aprobó en sucesivas partidas a partir de 2007 unos 64 millones de euros para la formación de los trabajadores que habían quedado sin empleo tras el cierre de la factoría de Delphi en Puerto Real. De esa cantidad, más de la mitad fueron a empresas y sociedades promovidas por Ángel Ojeda, consejero de Hacienda del Gobierno andaluz entre 1984 y 1990, investigado ahora por fraude, malversación y falsedad, entre otros presuntos delitos. Muchos de los cursos que se impartieron destinados a la recolocación de ese personal no estaban marcados precisamente por el marchamo de la excelencia; en algunos casos quizás por el de la excentricidad. Los cursos incluían la realización de experimentos cuya utilidad práctica para encontrar empleo puede parecer discutible a primera vista. Así, se pedía a los trabajadores escribir en un folio con una tinta hecha a base de limón y agua, cuya escritura sólo se ve al oscurecerse cuando la hoja se acerca a una fuente de calor. Otro experimento tenía como elementos un globo y una botella de refresco. Los operarios tenían que abrir el frasco, colocar el globo en la boca del envase, agitarlo y ver cómo el globo se iba llenando por la acción del gas que contiene la bebida. Curioso asimismo es el tercer ejemplo, con pelotas de ping- pong, lentejas y placas de hierro. Estos elementos se disponían sobre una bandeja en la que se colocaban en primer lugar las pelotas, se cubrían con lentejas y finalmente se depositaban sobre su superficie las placas de metal. Al mover la bandeja, las placas se iban al fondo, mientras que las pelotas emergían a la superficie de las lentejas. Ángel Ojeda, exconsejero de Hacienda de la Junta andaluza FIRMA FOTO Los cursos de formación contemplaban también visitas a bodegas de la provincia de Cádiz, al zoo de Jerez de la Frontera y a la proyección de películas como El increíble Hulk Según refirió el Partido Popular de Cádiz, la Junta entregó a los trabajadores- alumnos una serie numerosa de libros, que posteriormente los monitores de los cursos desecharon, a pesar del elevado gasto realizado. La formación teórica de estos exempleados se completó con visitas a fábricas de la zona y a diferentes centros de producción. Lo sorprendente, según el PP, es que gran parte de estas instalaciones poco o nada tenían que ver con los sectores para los que se estaban preparándolos trabajadores, principalmente el aeronáutico o el de automoción. En este sentido, se visitaron varias bodegas, una almazara, una salina de San Fernando o el zoológico de la localidad de Jerez de la Frontera.