Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ECONOMÍA SÁBADO, 16 DE AGOSTO DE 2014 abc. es economia ABC E. ON- Endesa, la guerra que superó El Gobierno socialista entregó la compañía nacional a la italiana Enel para frenar la opa de la eléctrica germana, que ahora abandona España FERNANDO G. URBANEJA Protagonistas de la operación E l grupo alemán E. ON, uno de los gigantes energéticos de Europa, vende sus activos en España porque no ve claro el negocio, porque necesita reducir deuda y porque esos activos españoles ya no son valiosos ni estratégicos, porque están sometidos a demasiadas incertidumbres. El hecho es que se van. Y no emite buena señal. E. ON es un competidor eléctrico reciente en España, hizo una apuesta mayor por Endesa en el año 2005, como alternativa a la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa, para finalmente renunciar a la operación, tras un azaroso trámite por juzgados, reguladores, gobierno y oposición. A cambio de perder esta auténtica guerra de opas obtuvo algunos activos de Endesa (Viesgo y varias centrales y redes) con los que compuso E. ON España. Pagó unos 6.000 millones de euros en el año 2007 y ahora vende (aunque con el paso del tiempo no sea lo mismo) con la expectativa de obtener 3.000 millones y cerrar el expediente España tras lamentar haberlo abierto. En resumen una inversión fallida, que en su momento mereció el apoyo de la canciller Merkel, que intentó, sin éxito, atraer a Zapatero a la causa de E. ON. Al mismo tiempo Endesa, filial del grupo italiano Enel, que fue ganador en el año 2007 de la apasionada y politizada puja por la compañía española, ha decidido desmochar la parte internacional de la compañía para integrarla directamente en la matriz con sede en Roma, que cobraría un sustancioso dividendo y limitaría su filial española al mercado ibérico. Poco se puede objetar a la decisión de Enel que optimiza su costosa inversión en España, aunque cabe presumir que prepara una salida ordenada de Endesa cediendo participaciones en Bolsa. la, luego Gas Natural con La Caixa, y finalmente E. ON y Acciona- Enel. El Gobierno de Zapatero, afecto a la teoría de los campeones nacionales, tuvo un papel antagonista lamentable en el desenlace de Endesa. Pedro Solbes en sus memorias dice: Tras un análisis sosegado no llegamos al aprobado, aunque el suspenso no sea solo para el Gobierno, también para la oposición y otros implicados Zapatero, en las suyas, no hace alusión al caso. La gestión de la crisis Endesa por el gobierno de Zapatero es indescifrable, salvo en clave de suma ignorancia y torpeza. Primero se llevó por delante la reputación de dos reguladores: el dictamen de la comisión de Energía fue revocado por el consejo de ministros, y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sufrió la dimisión de su presidente, Manuel Conthe, con una sorprendente comparecencia en el Congreso. Además sirvió de coartada a la tesis de la desafección catalana y complicó la polémica reforma del Estatuto. Y finalmente descapitalizó las empresas eléctricas españolas y embarulló el futuro del sector. Por el camino desconcertó a los alemanes y a los italianos, y también a los comunitarios de Bruselas, que nunca tuvieron claro lo que quería el Gobierno, sorprendidos por un intervencionismo confuso y grosero. Errores graves con consecuencias. El exministro Pedro Solbes con José Luis Rodríguez Zapatero Intervencionismo continuo El propio Aznar torpedeó la unión amistosa de Endesa e Iberdrola a comienzos de siglo ANGELA MERKEL CANCILLER ALEMANA MANUEL PIZARRO EXPRESIDENTE DE ENDESA Pulso con Europa Al detener la compra de Endesa por E. ON, Zapatero desconcertó a Alemania y a Bruselas Los avatares de Endesa (que pudo ser uno de esos campeones europeos del sector que tanto gustan a algunos gobiernos) entre 2005 y 2007 dan para una novela. Acumuló pretendientes, queridos y no tanto, primero Iberdro- Unos años antes, a principios de siglo (Gobierno de Aznar) Endesa e Iberdrola acordaron una fusión amistosa que fue torpedeada por el Ejecutivo por razones confusas. Argumentaron que la fusión limitaba la competencia, aunque hay quien sostiene que hubo celos competenciales y otras pasiones. Aznar, Rato y De Guindos (que era secretario de Estado de Economía) no han explicado los detalles. Dos años después Gas Natural propuso una fusión con Iberdrola que fracasó, y por el camino la constructora ACS intentó el control de Iberdrola que salda ahora con pérdidas significativas, en parte compensadas por la previa compra y venta de Unión Fenosa, que acabó integrada en Gas Natural. Este relato sintético de los avatares eléctricos españoles sirve para notar que las eléctricas han sufrido mucho La presidenta del Gobierno germano intentó sin éxito convencer a José Luis Rodríguez Zapatero para que el Ejecutivo aceptase la oferta de E. ON por Endesa. Como presidente de Endesa, Pizarro planeó la fusión amistosa con Iberdrola en 2001 y apoyó la suspensión de la opa de Gas Natural auspiciada por el Gobierno de Zapatero. Cronología de la lucha por Endesa SEPTIEMBRE DE 2005 Gas Natural lanza una oferta pública de adquisición (OPA) sobre Endesa a 21,3 euros por acción. Meses después, E. ON sube la apuesta con otra a 27,5 euros el título. Zapatero manifiesta su rechazo a esta última. ABRIL DE 2006 la Comisión Nacional de la Energía poderes no justificados para frenar la opa de E. ON. FEBRERO DE 2007 Bruselas autoriza la opa de la alemana y después, en mayo, expedienta al Gobierno por dar a Gas Natural retira su oferta por Endesa. Tras varias mejoras de su oferta, en abril E. ON retira su opa y acuerda con la italiana Enel y Acciona la compra de Viesgo y activos de Endesa en España, Italia, Francia, Polonia y Turquía por 11.800 millones. A