Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El desafío de Artur Mas Los gastos del independentismo SÁBADO, 16 DE AGOSTO DE 2014 abc. es españa ABC Prioridad, la propaganda identitaria Tricentenario: 86 millones Las costosas celebraciones de un revisionismo histórico M. J. C. BARCELONA En el imaginario catalán, 1714 fue la fecha en la que esta nación perdió todos sus derechos y libertades. Así se celebra en la Diada del 11 de septiembre y, con mayor motivo, este año 2014, en el que se cumple el tricentenario de una guerra de sucesión que se reinterpreta como si fuera un conflicto entre catalanes y españoles. Con motivo de estos 300 años, la Generalitat ha organizado una serie de fastos que, en su conjunto, cuestan un total de 86 millones de euros. Publicitarlos conlleva un importantes esfuerzo. Sirvan de ejemplo las cuatro adjudicaciones efectuadas por la Consejería de Presidencia de la Generalitat a las empresas Karavan Productions Films, SL (72.539 euros) Carat España, SAU (233.772 euros) y Media Planning Group, SA (dos contratos de 3,6 millones y 460.000 euros) a las que se han en- millones de euros. Estas instalaciones, que se han convertido en el epicentro de los actos y exposiciones inspiradas en 1714 hay quien lo llama el museo de la independencia están presididas por una enorme bandera catalana o senyera que mide precisamente 17,14 metros de altura y que ha costado 74.000 euros. Solo el estudio técnico de esa bandera se llevó 7.000 euros. Publicidad Asimismo, la Generalitat adjudicó a la empresa Magmacultura la creación de una oficina técnica para idear, planificar, coordinar y dirigir los actos del Tricentenario por un valor de un millón de euros. Asimismo, la Consejería de Presidencia destinó 241.879 euros a dar publicidad a los festejos. Obviamente, el Ayuntamiento de Barcelona gobernado al igual que la Generalitat por CiU no es ajeno a esos festejos y ha destinado dos millones de euros a los 80 actos con los que se celebrará ese aniversario. El pasado miércoles, el presidente de la Generalitat asistía a uno de los actos del Tricentenario en Talamanca, escenario de la última victoria catalana antes de la derrota final de 2014. ¿Premonitorio? Acto conmemorativo de la batalla de Talamanca cargado la realización de audivisuales, actos e inserciones de publicidad destinadas a dar a conocer esas actividades organizadas para feste- EFE jar el Tricentenario. El santuario de esa efemérides es el Centro Cultural Born, situado en Barcelona, en cuya reconstrucción se han invertido 84 Juristas: 0,49 millones Consulta: 5 millones Más de 60 informes... como El gasto en una votación los que CiU prometió eliminar que nunca se celebrará CiU se convirtió, en época del Gobierno tripartito, en la principal denunciante de aquellos informes costosos e inútiles encargados a personas y empresas afines a PSC, ERC e ICV, y que podrían haber sido elaborados perfectamente por funcionarios de la Generalitat. Pero una vez en el poder, los nacionalistas han seguido encargando estudios y dictámenes por un total de 487.426 euros, solo en el primer semestre de 2013. Esa cifra corresponde a 61 informes, 13 encargados por la Consejería de Territorio (188.004 euros) 18 por el departamento de Presidencia (11.519 euros) y 16 por el de Empresa y Ocupación (70.439 euros) Todo queda en casa, porque algunos de esos informes se encargan a fundaciones vinculadas a los partidos políticos. Destacar como curiosidad los 10.599 que se llevó la Fundación Círculo de Estudios Soberanistas de Jordi Pujol, hoy caído en desgracia. Que la consulta secesionista del presidente Artur Mas era un proyecto destinado al fracaso es algo que se sabía desde un principio, pero la proximidad de la fecha elegida, el 9 de noviembre, ha provocado que cada vez haya más miembros del Gobierno catalán contrarios a secundar esa votación si el Tribunal Constitucional, como es previsible, lo declara ilegal. Entre esas voces que avisan de la posbilidad de que se posponga la consulta está la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, que es precisamente la principal responsable de la logística de ese referendo. Y justo por tratarse de un proyecto que está en el aire, su presupuesto está abierto. La Generalitat destinó cinco millones en sus cuentas para 2014, pero esa cifra, precisó, está abierta y se habla de un coste final de 20 millones. Cabe recordar que el referéndum del Estatuto catalán de 2006 tuvo una partida de 15 millones. Además, el Parlamento catalán destinó 4,3 millones de euros a los partidos para que hicieran campaña. El consejero Homs con el Consejo para la Transición catalana EFE