Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 9 DE AGOSTO DE 2014 abc. es estilo CULTURA ABCdelVERANO 67 Cilindros de cera: un soporte para la Historia Los cilindros de cera son un sistema de grabación y reproducción de sonido que se utilizó a mediados del siglo XIX. Para obtener de nuevo su contenido, necesitan limpiarse y colocarlos en un reproductor de la época para, con otro dispositivo, capturar su sonido. Es un proceso laborioso, pero con el que se han recuperado muchas obras de zarzuela Digitalizar un libro, a priori lo más sencillo Escanear una obra literaria o un periódico, siempre que esté en buen estado, se puede hacer en apenas en un día. Sin embargo, desde que se escanea un libro hasta que llega a la web de la Biblioteca pueden pasar entre dos y cuatro semanas, un tiempo que se utiliza para conseguir que esos archivos digitales sean fáciles de manejar por los usuarios FOTOGRAFÍAS: ÁNGEL NAVARRETE ge el ejemplar del archivo de libro antiguo, donde los títulos se ordenan por tamaño y no por materias para mejorar su conservación. Allí, en lo más íntimo de la Biblioteca Nacional, ha estado ABC para comprobar que las condiciones de temperatura, luz y humedad son tan estrictas como los controles de seguridad que dan acceso a estas salas. Después, si están muy deteriorados, pasan por los talleres de restauración, situados varias plantas más abajo. La mayoría de documentos que llegan a esta zona de la Biblioteca lo hacen porque van a ser expuestos en un futuro próximo. Sin embargo, hay obras que para ser digitalizadas necesitan también una mano de chapa y pintura para que su manipulación se pueda realizar en condiciones seguras. Por muy grandes y aparatosos que sean estos documentos en la Biblioteca hay escáneres con más de un metro de anchura digitalizar obras literarias no es tan más complejo como llevar zarzuelas o discursos políticos de finales del XIX a la página web. La Biblioteca Nacional tiene archivos sonoros de todo tipo (musicales o no) grabados en soportes inimaginables para cualquiera que se haya criado con el casete y el VHS. Cifras del proceso 30 millones 150 mil 80 años de archivos forman los fondos de la Biblioteca Nacional. De la imagen al sonido Algunas de las joyas de la colección están grabadas en cilindros de cera y discos de madera (aristón) o metal (ariosa) soportes que en algunos casos funcionaron a mediados del siglo XIX. Para obtener una pista de mp 3 de los cilindros de cera uno de los sistemas de grabación y reproducción de sonido más antiguo que se recuerda no hay más remedio que recurrir a un reproductor de la época y capturar el sonido con otro dispositivo. Es decir, la grabación se realiza en tiempo real y, si la Biblioteca tiene 1.000 minutos de zarzuelas, tendrá que escucharlos uno por uno para poder subirlos a su página web. títulos hay ya digitalizados, unos 25 millones de páginas. tras la muerte del autor, sus obras pasan a dominio público. 2.000 visitas diarias recibe la web de la Biblioteca Digital Hispánica. 16 millones de documentos se han descargado desde 2008. Por extraño que pueda parecer, no ocurre lo mismo con los aristones, las ariosas o los discos de pizarra, parientes lejanos del vinilo que en vez de surcos tienen pequeños agujeros en su superficie. ¿Cómo se ha recuperado la melodía de un soporte tan antiguo? Con un programa informático que, a partir de una imagen escaneada del disco, ha sabido asignar a cada punto un sonido, consiguiendo una melodía muy parecida a la original. Este sistema se está utilizando también para recuperar la esencia musical de 6.500 rollos de pianola, otro de los proyectos estrella de esta institución. Este trabajo está dando sus frutos en la web de la Biblioteca Digital Hispánica, que recibe cerca de 2.000 visitas al día. Desde que en 2008 comenzase el proyecto de digitalización, los usuarios han realizado 16 millones de descargas, una cifra que supera por mucho las consultas presenciales en la Biblioteca. El progreso era esto.