Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 26 DE JULIO DE 2014 abc. es opinion OPINIÓN 15 Coto a la degradación Audiencia Nacional La fiesta en Magaluf tiene unos límites El degradante espectáculo que se vive cada verano en Magaluf obligaba a tomar medidas drásticas, porque la imagen de Mallorca estaba quedando en entredicho ante los ojos del mundo. De forma que la decisión de cerrar alguno de los locales donde la degradación había alcanzado su máxima expresión merece ser apoyada sin reservas, aunque hubiera sido deseable haber actuado con mayor antelación. En cualquier caso, bien está que las autoridades hayan decidido dar un paso en la buena dirección. El mal perder de los jueces deslegitimados por poner en libertad a los narcos El bullicio de entradas y salidas en las primeras plantas de la sede de la Audiencia Nacional donde se alojan los juzgados de instrucción desaparece en las plantas superiores. Allí se encuentran los despachos de los jueces de la Sala de lo Penal, que trabajan con más calma que los Pedraz, Bermúdez o Andreu. En estos días, en los que el tema más comentado ha sido el varapalo del Supremo a cuenta de los narcobarcos los trece jueces deslegitimados no han sido muy generosos a la hora de reconocer que los tres firmantes del voto particular entre ellos el presidente de la Sala, Fernando Grande- Marlaska tenían razón. En los encuentros por los pasillos raro ha sido quien les ha felicitado por el triunfo de sus tesis, como suele ser habitual entre compañeros que no tienen tan mal perder. JOAN LLADO Jóvenes en un hotel de Magalafuf Tour de Francia, me permito un símil ciclista. Al independentismo catalán le está pasando como a aquel corredor que ataca un puerto desde muy lejos para que luego coja una pájara monumental antes de llegar a la cima. Cada vez son más evidentes todas las mentiras que el nacionalismo catalán ha utilizado para enmascarar su huida hacia adelante. Y todo ello sin contar con ningún apoyo internacional relevante, salvo el de dos partidos profundamente xenófobos y racistas como el Vlaams Belang flamenco y la Liga Norte italiana. ANNA MARTÍ SALES FIGUERES (GERONA) Opciones frente al aborto Actualmente se está tramitando la nueva ley sobre el aborto para ser presentada en el Consejo de Ministros y de nuevo se reabre en la sociedad el siguiente debate: ¿empieza la vida en el momento de la fecundación? Buena parte de los ciudadanos está convencida de que la vida empieza con la unión del espermatozoide con el óvulo, pero ¿por qué muchas chicas, a pesar de compartir está certeza, acuden a los centros abortistas con el objetivo de terminar con su embarazo? ¿Qué les induce a cometer este crimen? Desde aquí me gustaría denunciar el insufrible acoso que reciben muchas de ellas al quedarse embarazadas, persecución que les brinda un único recurso: el aborto. Esta campaña de hostigamiento está encabezada, en primer lugar, por la presión de los medios de comunicación. Es evidente que han conseguido manipular a las mujeres para convencerlas de la existencia del supuesto derecho a matar, pero ¿por qué nunca plantean la posibilidad de informarles sobre otras soluciones mucho más factibles? En segundo lugar, estas chicas son desorientadas cuando son atendidas en las clínicas abortistas. Esta confusión se advierte en la precipitación a la hora de dar el diagnóstico adecuado, en la desvirtuación para establecer el número de semanas de embarazo y estado mental de la mujer, y en la tergiversación de las consecuencias si deciden seguir con el embarazo. Finalmente, entristece ver la coacción que reciben por parte de alguno de los familiares, reflejada en el desacuerdo sobre la situación en la que se encuentran sin plantearles una alternativa conveniente. Tan solo querría comunicar a estas mujeres y a sus parejas la oportunidad que tienen de poder seguir con el embarazo. Existen centros, asociaciones y personas con las capacidades suficientes para atender con garantías a todas estas personas que se encuentran en esta difícil situación y que les harán comprender la suerte de tener el hijo. MARTÍ BOFILL SALA GERONA Día de los Abuelos Los viejos, con el acarajo- tamiento que nos suele aquejar, no somos tan importantes como los enamorados los padres las madres etcétera, y nuestra efemérides la ignora casi todo el mundo. Apenas el Padre Ángel, como creador y preboste máximo de Los Mensajeros de Paz, y algún inconsciente, como quien suscribe esta carta, se dan cuenta, cada año, de que, en efecto, la Iglesia celebra en esta fecha el Día de los Abuelos. A lo que no me resigno es a que mis nietos no conoz- ACTUALIDAD NATURAL POR MÓNICA FERNÁNDEZ ACEYTUNO ACEYTUNO. COM El quiosquero U n hombre en una isla de papel es el quiosquero. Cuando la mañana todavía es noche, le rodea en verano una brisa fresca que es el reducto del amanecer de cuando la ciudad era campo y descampado. Las calles están oscuras y el quiosco encendido como un barco en la noche. Por aquí hay pocos grillos pero sí chicharras que estridulan a mediodía en los plátanos de sombra. El quiosquero escucha callado a la gente, como si fuera en el precio del periódico. El quiosquero ha aprendido de las palabras el silencio. Leí en La ciencia y la vida a Valentín Fuster comentar que dejar de leer el periódico es el primer síntoma de que algo no va bien en una persona. Quizá porque ya no tiene quien le escuche. Mientras en el campo están floreciendo los cardos y las cardenchas, a sus espaldas tiene el quiosquero las petunias blancas de la plaza. Como en un jardín planta la prensa cada mañana. (A Jose) can La canción del anciano que está tomada del suplemento de ABC Alfa y Omega en un número del primer año de este siglo. A mí me encantó. Decía: Dichosos los que me miran con simpatía. Dichosos los que comprenden mi lento caminar. Dichosos los que hablan en voz alta para minimizar mi sordera. Dichosos los que estrechan con calor mis manos temblorosas. Dichosos los que se interesan por mi lejana juventud. Dichosos los que no se cansan de escuchar las historias que con frecuencia repito. Dichosos los que comprenden mi falta de cariño. Dichosos los que me regalan parte de su tiempo. Dichosos los que se acuerdan de mi soledad. Dichosos los que me acompañan en el sufrimiento. Dichosos los que alegran los últimos días de mi vida. Dichosos los que me acompañen en el momento del paso. Cuando entre en la vida sin fin, me acordaré de ellos ante el Señor Jesús RUFINO SORIANO MADRID Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.