Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE SÁBADO, 26 DE JULIO DE 2014 abc. es ABC Su Santidad el Papa comparte un almuerzo con los empleados de la Santa Sede, ayer en el comedor laboral de San Pedro REUTERS El Papa almuerza con los empleados vaticanos Adivina quién viene a comer Se puso a la cola, cogió una bandeja y tiró de menú. El Papa volvió ayer a sorprender a su círculo más próximo al presentarse en el comedor en el que almuerzan los empleados de la Santa Sede, situado en una nave, desnuda de todo adorno, que poco se asemeja a las estancias que habitualmente recorre la curia vaticana. La mayoría de los trabajadores iban de uniforme. También el Papa. Su sotana blanca contrastaba con los colores unos azules, otros verdes de los trajes de faena de los funcionarios que suelen compartir mesa, sin mantel, en el comedor de San Pedro. Ni siquiera Franco Paìni, jefe de cocina, estaba avisado de la visita pontificia. Nada había de especial en su oferta gastronómica. El Papa, que tiene buen apetito, estuvo prudente y pidió pasta y merluza cocida. De bebida, una botella de agua mineral. En una mesa corrida, el Santo Padre charló con los empleados, con los que habló de sus respectivos trabajos en el recinto de la Santa Sede. También hubo tiempo para la sobremesa, y para hacer fotografías. Pocos evitaron llevarse de recuerdo una imagen del Papa que bajó al comedor y, bandeja en mano, se puso a la cola.