Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LUNES, 21 DE JULIO DE 2014 abc. es españa ABC Quinto aniversario del estallido del caso Palau Este miércoles se cumplirán cinco años de la entrada de los Mossos d Esquadra en la sede del Palau de la Música- Orfeó Català, la mayor trama de corrupción del partido de Artur Mas. Convergencia utilizaba a su fundación, la Ramón Trias Fargas (rebautizada como CatDem) para recibir comisiones de empresas adjudicatarias de obras públicas. El intermediario en las comisiones, el famoso tres por ciento, era Félix Millet, presidente y saqueador confeso de la institución cultural. Juicio del caso Palau de la Música; en la silla de ruedas, el acusado Félix Millet INÉS BAUCELLS CDC ingresa de sus fundaciones 5 millones de euros sin justificar Contratistas de la Generalitat pagan a CatDem y esta deriva los fondos al partido de Mas JAVIER CHICOTE MADRID Las empresas contratistas de la Generalitat de Cataluña no pueden realizar donaciones al partido del presidente Artur Mas, Convergencia Democrática de Cataluña, pero sí a sus entidades afines, principalmente la Fundación Trias Fargas, rebautizada como Fundación Catalanista y Demócrata CatDem tras su participación en el escándalo del caso Palau de la Música, en el que está siendo investigada como responsable civil. CatDem y, en menor medida, la fundación Fórum, llevan siete años consecutivos transfiriendo fondos a Convergencia. Entre los ejercicios 2006 y 2012 ambos incluidos cinco millones de euros han salido de las arcas de las dos fundaciones con destino a la caja de CDC. El Tribunal de Cuentas ha avisado al partido catalán año tras año de que estas transferencias care- cen de justificación. De este modo, CatDem y Fórum están haciendo de intermediarios para burlar la Ley de Partidos, como puente entre la empresa y la formación política. El último informe del órgano fiscalizador, entregado hace unos días al Congreso y al Senado, analiza el ejercicio 2012. En él se recoge que las partidas transferidas desde las fundaciones están justificadas con notas de cargo internas emitidas por el partido, justificación que se considera insuficiente para acreditar los servicios realmente prestados El Tribunal de Cuentas insiste que con este mecanismo es imposible evaluar si el ingreso percibido se corresponde con los costes incurridos La verdad es que los servicios que supuestamente pagan las fundaciones catalanistas al partido son un somero cálculo del uso que hacen de la sede de Convergencia. En sus alegaciones al último informe del Tribunal de Cuentas, CDC lo explica de este modo: El objetivo primordial de las notas de cargo es trasladar los costes de los servicios que presta la Sede Central de CDC a los diferentes grupos sociedades, en función del uso y o servicio que reciben éstos de aquellos de- partamentos que están centralizados en CDC El partido nacionalista añade que esto se realiza por motivos de eficiencia y estratégicos La Fundación CatDem ha llegado a transferir a CiU hasta el 40 por ciento de lo que ingresa. Aun así, el organismo fiscalizador de las cuentas del Estado es tajante: De la documentación justificativa aportada no es posible verificar la razonabilidad ni la realidad de la asignación del reparto efectuado por la formación a los distintos centros de coste La sede central desde la que Convergencia prestaría servicios a las fundaciones está embargada por corrupción, para responder a una fianza de 3,2 millones de euros por los ingresos irregulares que CDC recibió de Félix Millet, el autor confeso del saqueo del Palau de la Música La Fundación Catalanista y Demócrata CatDem manejó en 2012 un pre- supuesto de 1,6 millones de euros. Casi el 80 por ciento, 1,28 millones, proviene de donaciones de empresas cuya identidad no se publica. Los donativos de personas físicas ascendieron a diez mil euros, por lo que representaron poco más del 0,5 por ciento de sus ingresos. El resto, algo menos de 400.000 euros, tiene su origen, principalmente, en subvenciones públicas. Las dos citadas fundaciones no son las únicas que abonan esos servicios a Convergencia Democrática de Cataluña, ya que la federación Convergencia y Unión (CiU) que no tiene sede propia, hace lo mismo. Cantidades millonarias El último informe fiscalizador recoge que el partido presidido por Artur Mas ingresó por estos conceptos 1.738.259,89. No obstante, los cinco millones de euros de los que hoy informa ABC se refieren únicamente a las cantidades entregadas por las dos fundaciones, ya que CiU, como partido político que es, tampoco puede recibir donaciones de empresas con intereses con la Administración catalana. La Fundación Trias Fargas (ahora CatDem) es una pieza clave de la investigación del caso Palau. Esta organización recibió casi siete millones de euros entre 2002 y 2008 de empresas contratistas de la Generalitat a través del conseguidor y presidente del Palau, Félix Millet. Los donantes, entre ellos Ferrovial, ACS y Abertis, tenían intereses en obras públicas. Tribunal de Cuentas La justificación de los pagos es insuficiente para acreditar los servicios realmente prestados